Argentina versus Grecia: la previa financiera del mundial 2010.

palpitando-mundial


El próximo Martes 22 de Junio en el estadio de Polokwane, la selección Argentina enfrentará a la de Grecia. Pero el pertenecer ambos países al grupo B de la primera fase eliminatoria del mundial no es lo único que parecen tener en común.
La situación económica, financiera y social de los griegos en la actualidad se parece en demasía a la vivida por los argentinos en el año 2001. A continuación, las justificaciones.

Una panorámica de Grecia 2010.

La tensión social en Grecia continua en aumento al anunciarse nuevos paquetes de ajustes por parte del gobierno, que incluye fuertes recortes de salarios para los empleados estatales y aumento de los impuestos.

“La medidas tomadas hasta ahora son injustas, porque demandan un enorme sacrificio de parte de los trabajadores y deja afuera del mismo a empleadores, hombres de negocios y banqueros, que fueron los que crearon esta crisis” afirmó Stathis Anestis, un vocero de la GSEE, el gremio con más miembros del país.

Mientras tanto, los bonos emitidos por el gobierno siguieron cayendo, aumentando el rendimiento que pagan a los inversores corajudos que se animen a depositar su confianza en este tipo de instrumentos. La YTM (yield to maturity o tasa de rendimiento al vencimiento) de un bono emitido a 10 años se encuentra actualmente en 6.29% y en aumento; una de las tasas más altas de Europa.

Los credit defaults swaps de la deuda griega se encuentran actualmente en 296.5 puntos, lo cuál quiere decir que cuesta 296.500 dólares al año proteger deuda griega por 10 millones de dólares.

Como es de esperar, las predicciones de los analistas en cuanto al crecimiento de la economía distan mucho de ser auspiciosas: el Deutsche Bank predice una contracción del 4% del PBI griego para el 2010, el doble de lo que resultó siendo en el 2009.

El Euro (la moneda que adoptó Grecia al incorporarse a la Comunidad Europea) se devaluó más de 5% desde el comienzo de la crisis, pero esta devaluación es marginal comparado con lo que seria necesario que se deprecie la moneda para que el país pueda ganar en competitividad y aumentar sus exportaciones en post de vislumbrar una luz al final de un túnel que luce cada vez más negro.

Una retrospectiva de Argentina 2001.

En el año 2000, la situación de la Argentina era muy similar a la descripta anteriormente. Si bien no pertenecía a ninguna comunidad que la comprometa a atar su moneda y no devaluar, el sistema de convertibilidad adoptado en los años 90 hacia que esta opción resultase demasiado costosa y, de hecho, haya sido negada por el presidente de turno (Fernando De la Rúa) hasta el momento mismo de su destitución.

Anteriormente, José Luis Machinea, ministro de Economía había implementado una rebaja salarial a los empleados del sector público que osciló entre el 12% y el 15 %, que no sirvió más que para caldear los ánimos a tal punto que tuvo que renunciar a su cargo en 2001, antes del estallido social que “se llevó puesto” al presidente De la Rúa.

La solución que aplicó este país fue devaluar su moneda (atada hasta ese entonces al dólar americano) para dejarla fluctuar libremente en el mercado, lo cuál produjo un año de gran agitación social (el 2002) y luego el comienzo de un crecimiento económico prácticamente sin precedentes en la historia del país que se mantiene hasta el presente.

Esta medida (que incluyó además el anuncio de default de la deuda contraída que luego fue renegociada con los acreedores) fue sin duda traumática en su momento, pero posibilitó un marcado aumento del turismo y de las exportaciones que incentivaron el aumento de reservas de divisas fortaleciendo las bases de la macroeconomía y aumentando el empleo y el consumo.

No esperes resultados distintos si seguís accionando siempre de la misma manera.

La situación del país Europeo parece estar en un punto de ebullición que podría explotar próximamente. Desde mi punto de vista, es poco razonable pensar que las medidas de ajuste que se están implementando puedan llegar a funcionar cuando no lo hicieron prácticamente en ningún caso en la historia económica moderna.

La presión de los oficiales de la Comunidad Europea para que Grecia baje su déficit fiscal al 8.7% este año (cuando en 2009 fue de 12.7%) tiene pocas chances de salir airosa: cualquier estudiante de economía de 3 año sabe que la peor receta para un país que está entrando o se encuentra ya en recesión es ajustar su gasto público y subir sus impuestos.

En todo caso, la medida tendría que ser precisamente la inversa seguida de una devaluación de su moneda (en el caso de Grecia, el abandono del Euro y la vuelta a su vieja moneda) pero claro, eso significaría primero una ruptura con el resto de los países de la Eurozona, cosa que sus gobernantes parecen estar tratando de esquivar cueste lo que cueste.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Descuento cursos Octubre -20% off ¡aún está a tiempo!. Últimos días. Comience a cursar hoy mismo
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

1 comentario

  • JONATHAN

    ARGERNTINA TENDRIA Q JUGAR CON ROMERO DEMICHELIS CLEMENTEBURDISO BURDISO Y
    HEINSE A VAJO
    MAXI VERON Y DI MARIA EN EL MEDIO
    MESSI PALERMO Y AGUERO A ARRIBA
    MARADONA TIENE Q PONER TODO EN LA CANCHA GRESIA NO ES FASIL MARADONA SE PIENSA PORQUE A GRECIA LE GANARON LOS OTROS PARTIDOS ES FASIL

    AGUANTE ARGENTINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *