Conservadurismo Europeo versus Flexibilidad Americana: Claves para entender el futuro de Europa.

euro-dolar-dados


Este fin de semana, recapitulando y analizando la situación Europea mientras leía los diarios especializados se me ocurrió una potencial explicación sobre lo que está pasando en el sistema financiero que me dejó muy conforme.

Es posible ver esta crisis Europea como un coletazo de la crisis subprime del 2008 en los EEUU. ¿Cómo sería esto?

En julio de 2007 comienza la caída de las acciones bancarias a raíz de los comentarios de los expertos con respecto al futuro inmediato: existía una burbuja hipotecaria que podía estallar en cualquier momento, y la enorme liquidez global que se estaba viviendo era artificial y estaba sustentada en el mercado de derivados.

Cuando esto finalmente ocurre con la caída de Lehman en 2008, de golpe la plaza “se seca”, es decir, el dinero “desaparece” en todo el mundo, los pronósticos de faltante de liquidez se cumplen y todos los países sin excepción quedan al borde de una crisis económica de magnitud nunca antes vista.

Ante esta perspectiva, los EEUU liderados por Ben Bernanke (un especialista en estudiar, entender y enseñar en las aulas de las más prestigiosas universidades americanas la Crisis del ´30) reacciona con rapidez y decide, por un lado, bajar las tasas de interés al 0% y darle a la máquina de imprimir dólares, emitiendo dinero e inyectándolo en la economía a través de salvatajes financieros a bancos y compañías aseguradoras.

¿Por qué fue tan difícil esta situación? Muy simple: por el fantasma de la inflación, un viejo miedo que arrastramos de los años ´70 y ´80 con la escalada de los precios del petróleo. En una decisión muy inteligente (y que probablemente Ala Greenspan no hubiese tomado), la FED decide olvidarse del miedo inflacionario y emitir a mansalva, poniéndole el pecho a la situación y logrando con ello evitar la debacle.

Por su parte, el bloque Europeo, mucho más conservador y lento para torcer el rumbo de las cosas, decide imitar a EEUU y salvar a sus bancos también pero sin bajar demasiado su tasa de interés y, lo que es más importante aún, sin emitir prácticamente nuevos Euros.

Esto hace que el Dólar se devalúe con respecto al Euro y llegue a niveles de 1.55 en poco tiempo, con lo cuál EEUU gana competitividad con respecto a Europa.

Dentro de la Eurozona, hay países que son más competitivos que otros y que tienen una industria capaz de afrontar una revaluación de su moneda dada su capacidad productiva y adaptativa, como Alemania, Francia e Inglaterra (el único que no adopta el Euro como moneda de los países grandes), mientras que otras economías son más débiles (Grecia, España, Irlanda y Portugal). Estas últimas son las que más sufren la pérdida de mercados exportadores por el encarecimiento de sus productos, y deben aumentar el gasto público y con ello el déficit fiscal para mantener el ritmo, con lo cuál se endeudan (al no poder emitir Euros para ello) y ponen en peligro sus economías.

Los grandes Hedges Funds, con George Soros a la cabeza (un tiburón de mercado capaz olfatear un desequilibrio monetario como si fuese sangre en el mar), se dan cuenta de esto y comienzan a especular contra el Euro, apostando a que, más temprano que tarde, el Banco Central Europeo deberá emitir más Euros y devaluar con ello su moneda.

Si el lector acepta esta línea de razonamiento, entonces entender lo que va a suceder no es tan complicado: en las reuniones que llevarán a cabo esta semana los líderes Europeos se darán discusiones acaloradas sobre un tópico central, que es la conveniencia o no de darle a la máquina de imprimir Euros y asumir el riesgo inflacionario.

“Times are Changing” (los tiempos están cambiando), rezaba una vieja canción del gran Bob Dylan. Que el conservadurismo Europeo entienda que la inflación ya no es el gran fantasma y que se puede convivir con la misma parece que será “el” tema sobre el que girará la suerte inmediata de la economía global.

Y muchas veces es el mismo mercado el encargado de imponer una realidad que, parece, muchos líderes de importancia se niegan a ver.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Descuento cursos Octubre -20% off ¡aún está a tiempo!. Últimos días. Comience a cursar hoy mismo
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *