Mi encuentro con Kiyosaki.

Mi encuentro con Kiyosaki

Tengo dos pases exclusivos para una charla privada que dará Kiyosaki en el Hotel Emperador y una entrevista pautada para el día siguiente…venís conmigo?- fue la pregunta que mi hizo Federico Tessore, fundador y director de Inversor Global (en la foto a la derecha,  junto a mí y Kiyosaki), promediando Julio de 2009.

Por ese entonces, mi libro Es tu Dinero! era todavía un proytecto que no terminaba de concretarse y yo estaba buscando resolver un conflicto laboral que se me presentaba y me hacía dudar demasiado: mi función como docente en una reconocida Universidad Privada me estaba llevando mucho más tiempo del que tenía disponible y sentía que, si bien la docencia es algo que siempre me apasionó y me apasionará, el costo de oportunidad que estaba asumiendo era muy alto al perderme otras chances a la cuales no les podía dedicar tiempo por estar de clase en clase.

Pero a mi espíritu emprendedor y cuentapropistas, se le enfrentaba un costado más conservador que me hacía ver que era el último trabajo en relación de dependencia que me quedaba (obra social, aportes jubilatorios, aguinaldo, etc…) y que sería muy arriesgado dejar la Universidad y pegar el salto.

Desde 30 días antes de la charla, tenía yo en agenda una reunión con el director del departamento de la carrera de Administración de Empresas de la Universidad, que (ho causalidad) terminó siendo el mismo día del evento exclusivo pero un par de horas más tarde, lo cuál me dejaba el tiempo justo como para tomar el auto e irme directamente desde ahí hasta el campus del centro educativo.

Lo que sucedió luego fue algo mágico: de pronto lo tenía a menos de un metro de distancia a Robert Kiyosaki, cuyos libros vendieron más de 30 millones de ejemplares alrededor del mundo (300 mil en la Argentina), dándome la mano primero y explicando con el mayor grade de detalle posible el porqué de que la tan ansiada independencia financiera y el trabajar en relación de dependencia van en carriles totalmente opuestos.

Cuando tomó una fibra y (traducción mediante) se puso a explicar su teoría del Cuadrante de los Flujos del Dinero, mis ojos se abrieron de par en par y busqué asimilar todo lo que el Hawaiano iba diciendo, por más que ya lo había leído varias veces antes en su libro:

Los ingresos pueden provenir de cuatro lugares distintos (o una mezcla de ellos)

i) Empleado

ii) Autoempleado

iii) Dueño de un negocio

iv) Inversor.

El empleado es aquél que trabaja en relación de dependencia y sus ingresos provienen del sueldo que le paga el empleador.

El autoempleado es aquél que vende sus servicios a distintos postores, y cobra por hora, por comisión, etc..(Desde un plomero hasta un abogado).

El dueño de un negocio es aquél que tiene un negocio (desde un maxiquiosco hasta una empresa) y participa activamente del mismo.

Un inversor es aquél que recibe dinero (ingresos pasivos) por lo cuales no tiene que trabajar en absoluto.

Ahora bien, puede pasar que nuestros ingresos vengan desde un mix de estos distintos cuadrantes, y en este caso es importante que ponderación tengan cada uno de ellos.

No es ningún descubrimiento que de poder elegir, cualquier persona en su sano juicio preferiría encontrarse en el lado derecho del cuadrante, siendo o bien Dueño del negocio o bien Inversor.

La diferencia entre el dueño de un negocio y un inversor es que este último puede tomarse un año sabático, volver y que todo siga igual que antes, es decir, que sus ingresos no se hayan modificado sustancialmente.

Ya no tenía dudas: para poder seguir creciendo y lograr mis objetivos, tenía que seguir aumentando cada vez más los flujos que provenían del lado derecho del cuadrante. Seguir en la Universidad por miedo a perder la seguridad social que me brindaba era ir en contra de estos principios.

Y así fue como, todavía con las imágenes de la charla más que frescas en mi cabeza, me encaminé hacia el campus a presentar mi renuncia.

Hoy día, casi un año después de ese mágico encuentro, pongo a esa decisión en la lista de las 5 mejores decisiones laborales que tomé en mi vida.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre-venta exclusiva Septiembre, comienzo lunes 4. Descuento vigente -30% off. Anótese ya mismo y comience a ahorrar dinero. ¡Últimos días!. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

16 comentarios

  • Omar

    Hola,que bueno que pudiste dejar de ser un empleado,y ahora de donde sacas tus ingresos?a que te dedicas?
    A ver si me inspiras y puedo hacer lo mismo.
    Gracias,Saludos
    Omar Lázaro

    • admin

      Hola Omar. Mi trabajo tiene que ver con el asesoramiento financiero a inversores individuales, mi rol de coach financiero en los cursos que doy en Inversor Global y mi faceta de escritor en medios locales y del extranjero, entre otras cosas. Pero todo lo hago como profesional independiente.
      Por otro lado tengo también ingresos pasivos por mis inversiones.
      En mi libro Es tu Dinero tendrás una idea más cercana y extensa de mi aproach con respecto al dinero y las finanzas personales. Gracias por tu inquietud.

  • Pablo Huberman

    Muy buenas reflexiones.

    Y un buen ejemplo de como meditar y actuar en consecuencia.

    Un saludo,
    Pablo H.

  • SERGIO ESPINOSA

    Si eres feliz con lo que haces es lo que importa. Lo importante es tomar decisiones en consecuencia con lo que uno piensa y desea.. Así es que felicitaciones Nicolas.

  • Muy buena decision. saludos.

  • Adrian

    Nicolás, felicitaciones y muchas gracias por compartir esta historia.

    Creo que poca gente comparte este tipo de anécdotas. De hecho, poca gente debe poder contar cosas por el estilo, ya que la mayoría de los “expertos” habla de aquello solo conoce en la teoría y que nunca experimentó… Me viene a la mente el primer curso de Análisis Técnico que hice, fue desilusionante enterarme que el profesor (que publicaba sus análisis en portales de brokers locales) nunca había invertido su propio dinero, todos sus ingresos provenían de los cursos. Y no es el único que conozco…

    En palabras de Kiyo: The world is full of E (Employee) and S (Self-employed worker) quadrant types trying to tell others how to enter the B (Business owner) or I (Investor) quadrant. However, most of these people have never actually done the things they are giving advice on. When you look at business and investing, it’s important to you find people who have actually been where you want to go and can provide you competent advice. Seek out mentors and advisors who “walk the talk”—people who have already achieved what you would like to achieve. You should not risk the ordeals of building or investing in businesses without the expert help of others.

    Este articulo me recuerda que cuando leí tu libro, lo que más capturaba mi atención era cuando contabas historias basadas en tus vivencias personales, en especial el detalle de las emociones asociadas a cada situación.

  • fernando

    A mi me paso que mi viejo en el 2004 me dio para leer padre rico padre pobre y desde ese momento hice un cambio, deje de trabajar en la empresa de mi familia y me anime a hacer negocios, obvio que el primer negocio me fue pesimo pero uno aprende de sus errores (aunque lo siga pagando $$$).
    No digo que un libro te va a cambiar la vida pero uno se da cuenta que se puede, solo hace falta informacion de lo que uno busca, pasion y conviccion.
    Y animarse a hacer las cosas aunque los demas te digan que no se puede, total los mediocres son los que se quedan comodos en la casa y los exitosos se arriesgan, fracasas y arriesgan de nuevo hasta conseguir el exito.
    Asi que mi gran consejo como dice nike “just do it”

    Fernando Pergolini

  • Pingback: El cuadrante del flujo de dinero. | Nicolas Litvinoff

  • Fernando, soy emprendedor hace un tiempo, pero a mi cortos 25 años ya fundé dos empresas (negocios pasajeros al margen) y gracias a dios hoy siguen de pie. Lo único que puedo decirte, es que exitoso es aquel que es feliz, period. El empresario, emprendedor, inversionista, jugador de futbol, tennis, lo que sea, puede estar lleno de exito profesional, y su consecuente dinero, y puede ser un pobre infeliz (existen INFINITOS casos de drogas de gente que tiene “todo”). Hay un mito de que el exitoso es el que sale de la zona de confort, que se arriesga, y bla bla. Te digo la verdad, a veces son las 8/9 de la noche, y yo estoy trabajando y miro como pasan los empleados con sus familias, con una sonrisa de oreja a oreja, y me pregunto…quien es el exitoso?

    Digo, me parece que ser exitoso es ser feliz, si lo haces pintando, dando clases, escribiendo, emprendiendo, invirtiendo, trabajando para otros, etc etc, whatever, sos feliz, a otra cosa mariposa.

    Abrazo.

  • GUIDO

    Muy bueno , estoy como autoempleado, haciendo los pasos para empresario pero con ganas de hacer paralelamente inversor… hace 4 años renuncié a mi trabajo fijo y mi crecimiento viene siendo exponencial
    La satisfacción de decir : RENUNCIO es algo que pocos tienen el valor de hacer y a la vez un motor que motiva cada día.
    Abrazo

    • admin

      Hola Guido, que bueno lo que contás, seguro que habrás leído mi nota “Polémica en torno a mis 8 tips para ganar dinero por cuenta propia”, en donde se aborda este interesantísimo temo.
      Saludos!

  • Rodrigo

    Hola Nicolas,
    Estaba leyendo los posts y quería agregar algo. Para mi ser exitoso es SER FElIZ por supuesto. Pero considero que la libertad financiera o un flujo de dinero interesante, va a ayudarme a serlo y simplificara las cosas. Si soy exitoso, definitivamente, no voy a trabajar hasta las 8/9 de la noche (eso para mí no es sinónimo de éxito ), no creo que nadie que tenga una VIDA lo desee. Aunque si trabajo hasta esa hora o mas y lo estoy haciendo para construir un mejor mañana para mi familia, SOY MUY FELIZ!! Entiendo ese esfuerzo adicional como un medio para llegar a mis objetivos… Apoyo lo que dice Fernando, y no lo creo “mito”, que debemos buscarnos la incomodidad para conseguir los resultados deseados sobre todo cuando vemos que las costumbres actuales no nos van a llevar a donde queremos, “you need to get yourt hands dirty”, y ahi es donde muchas veces tenemos que “incomodarnos”, es parte del camino. OBVIAMENTE, SIN LLEGAR A LOS EXTREMOS Y DESCUIDAR OTRAS COSAS COMO SALUD, FAMILIA, ETC..
    Una aclaracion Nico respecto a los dueños de negocio que habla el cuadrante de flujo. Si sos dueño de un negocio donde participas activamente, serias como un autoempleado (lado izquierdo), pero si sos un dueño de negocio exitoso (lado derecho), una franquicia de Mc donalds se me acurre, podes tomarte un años sabatico y volver tranquilo. No solo el inversionista consigue ingresos pasivos.
    Muy bueno el blog!
    Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *