El Efecto Jameson y los 4 Cerditos.

jameson

“La fábula de los 4 cerditos” dice más o menos así:
“Tiempo atrás, en el corazón del bosque vivían tres cerditos que eran hermanos. El lobo siempre andaba persiguiéndoles para comérselos. Para escapar del lobo, los cerditos decidieron hacerse una casa. El pequeño la hizo de paja, para acabar antes y poder irse a jugar. El mediano construyó una casita de madera. Al ver que su hermano pequeño había terminado ya, se dio prisa para irse a jugar con él.
El mayor trabajaba en su casa de ladrillo.
– Ya veréis lo que hace el lobo con vuestras casas- riñó a sus hermanos mientras éstos se lo pasaban en grande.
El lobo salió detrás del cerdito pequeño y él corrió hasta su casita de paja, pero el lobo sopló y sopló y la casita de paja se derrumbó. El lobo persiguió también al cerdito por el bosque, que corrió a refugiarse en casa de su hermano mediano. Pero el lobo sopló y sopló y la casita de madera derribó. Los dos cerditos salieron pitando de allí.
Casi sin aliento, con el lobo pegado a sus talones, llegaron a la casa del hermano mayor.
Los tres se metieron dentro y cerraron bien todas las puertas y ventanas. El lobo se puso a dar vueltas a la casa, buscando algún sitio por el que entrar. Con una escalera larguísima trepó hasta el tejado, para colarse por la chimenea. Pero el cerdito mayor puso al fuego una olla con agua. El lobo comilón descendió por el interior de la chimenea, pero cayó sobre el agua hirviendo y se escaldó.
Escapó de allí dando unos terribles aullidos que se oyeron en todo el bosque. Se cuenta que nunca jamás quiso comer cerdito.”

El cuento de los 3 chanchitos recorre los mercados financieros con una pequeña adaptación: en este caso son 4 en vez de 3.
Portugal junto con Irlanda, Grecia y España -los PIGS (chanchos) según sus siglas en inglés y según una antipática creación de los mercados- son las únicas naciones de Europa que sufrieron una baja del rating de calificación desde el inicio de la crisis. Las bolsas de estas 4 naciones se derrumbaron la semana pasada arrastrando al resto del globo en su caída, y el temor de los inversores está puesto en la capacidad de pago de la deuda soberana emitida por estas naciones.
Quedaría por ver entonces cuáles son los chanchitos que construyeron sus casas con material más precario (o que tomaron deuda en forma más irresponsable) y cuáles fueron más previsores e hicieron sus casas de ladrillos.
De estos 4 cerditos, el más comprometido pareciera ser Irlanda, cuya economía se ha contraído un 10% desde 2007 y el desempleo ha aumentado hasta el 13,5% de la población.
Este “Efecto Jameson” (por el famoso Whisky Irlandés) produjo que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional proporcionen a Irlanda 85.000 millones de euros, que pueden ser usados para recapitalizar a los bancos del país y financiar las finanzas públicas .
Esta noticia se conoció después de que la UE instase a Irlanda a adoptar unos presupuestos austeros a tiempo para desatascar la prometida financiación de la UE y el Fondo Monetario Internacional, en respuesta a una crisis política que se profundiza y podría hacer descarrilar el rescate.
La repercusión en los mercados financieros no es nada alentadora:
Los credit default swaps Europeos (que son algo así como seguros de cobertura contra un potencial default sobre la deuda Europea) a 5 años han aumentado a los siguientes niveles:

Portugal 539 bps +38 +7.74%
Italia 246 bps +30 +14.21%
Irlanda 603 bps +9 +1.46%
Grecia 965 bps -15.50 -1.58%
España 351 bps +29.10 +9.04%

Los bps representan los puntos básicos que debería pagar un bono emitido por el gobierno de cada uno de estos países por sobre la tasa que pagan los bonos del tesoro de los EE.UU., y dan una cierta idea del riesgo que el mercado le asigna en cuanto a incumplimiento.

Podrá el Efecto Jameson llevarse puesto el tradicional Rally de Santa Claus que tenemos cada fin de año?
Si tuviese que arriesgar una respuesta, diria que no. Pienso que nadie quiere pasar las fiestas mirando la oscilación de los credit default swaps, y creo que todos los problemas se esconderán debajo de la alfombra hasta mediados de Enero.
Recién ahí tendremos una clara idea de la resaca que produce el “Whiskey”, como le dicen los irlandeses.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre venta cursos Octubre -30% off (hasta el 25 de Septiembre) ¡aún está a tiempo!. Descuento activo -30% off. Anótese ahora! Últimos días. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

5 comentarios

  • Pingback: Tweets that mention El Efecto Jameson y los 4 Cerditos. | Nicolas Litvinoff -- Topsy.com

  • Criticador Constructivo

    Hola Nicolás, buena analogía con el cuento de los chanchitos!

    Por mi parte coincido con tu análisis y espero que se tape todo debajo de la alfombra y tire hasta inicios de 2011..

    Por el bien del mercado, los toros..

    ..y mis IRE 😉

    Saludos!

  • diego hernandez

    Excelente la nota Nicolas, por otro lado recien lei un articulo tambien tuyo que salio publicado en La Nacion. Mis mas sinceras felicitaciones y muchos exitos

  • juan

    la metafora de los chanchitos es un intento de la burguesia de adoctrinar niños segun el metodo que practicaba la filantropia, avaro e insuficiente, para “ayudar” a los pobres: darles el consejo del ahorro. hacerles creer que por el esfuerzo y la previsión iban a poder acumular capital para ser autonomos, cuando ellos lo acumulaban a base de la plusvalía que le robaban al obrero. lo mismo la hormiga y la cigarra. son cuentos horribles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *