El aguinaldo puede servir para sanear deudas.

A continuación les transcribo el reportaje que me hicieron en el diario La Gaceta de Tucumán el pasado domingo 5 de Diciembre.

Domingo 5 de Diciembre de 2010 | El Sueldo Anual Complementario es una tabla de salvación para la economía familiar que permite acomodar las cargas financieras. Según el economista Nicolás Litvinoff, lo más saludable es cambiar hábitos de consumo y ajustar el presupuesto familiar. Sugerencias para preservar el poder adquisitivo

Para algunos, el aguinaldo puede ser una oportunidad para incrementar los ahorros. Para la mayoría, constituye una tabla de salvación para ponerse al día o reducir las deudas hogareñas. Claro está que muchos asalariados se vuelcan directamente al consumo. Es un hábito muy argentino: tirar la casa por la ventana para recibir el año nuevo, con el dinero esfumándose del bolsillo como los cohetes de esta época; no se puede recuperar.

Autor del libro “Es tu dinero”, el economista Nicolás Litvinoff afirma a LA GACETA que el uso que pueda hacerse del Sueldo Anual Complementario o medio aguinaldo está supeditado a la holgura que tenga el que lo recibe o cómo le ajuste el zapato financiero. Y brinda algunas sugerencias acerca de cómo puede utilizarse.

Si apremian las deudas

Si uno, durante un determinado tiempo, acumuló una deuda, lo más conveniente será equilibrar las cuentas familiares. “Es una buena oportunidad para sanear las deudas y recibir, de la manera menos complicada posible, el nuevo año”, precisa el economista consultado por nuestro diario. Litvinoff agrega que, para no repetir la experiencia de esa sensación de ahogo financiero al final del año, lo más saludable es cambiar los hábitos de consumo y ajustarse al presupuesto. “Hay que observar que el aguinaldo es, en realidad, una suerte de excedente de dinero con el que se puede generar más dinero y tratar de no acumular deudas”, sugiere el experto.

En suma, el consultor sostiene que la prioridad en este caso es saldar deudas para no arrancar otro período con la sensación de tener una pesada carga financiera sobre las espaldas y menos dinero en el bolsillo.

Una microinversión

El aguinaldo tal vez no resulte un monto significativo para encarar alguna inversión bursátil. En el promedio, puede significar un ingreso extra de entre $ 1.500 y $ 2.000. “Hoy, como están las cosas, la compra de dólares no es una alternativa rentable, ya que no hay grandes variaciones en su cotización”, puntualiza el economista.

Las alternativas para ganarle a la inflación, por ejemplo, son muy reducidas. Litvinoff sugiere, por ejemplo, que si no se usará el aguinaldo, lo conveniente puede ser invertirlos en fondos comunes de inversión, en fideicomisos o en plazos fijos de cooperativas de renombre, que están reconociendo tasas mayores al 10%.

“La peor elección es quedarse con el físico, con el cash, porque la inflación se está comiendo el poder adquisitivo”, señala. En este sentido, Litvinoff apunta que si se decide por una microinversión hay que tomar en cuenta si los plazos fijos que se opten son de cooperativas de renombre, con garantías auditadas por el Banco Central o por una entidad con trayectoria. También existe la posibilidad de abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa, que hoy permite operar desde los $ 2.000 o en renta mixta, que rinden a razón de un 13% anual en pesos.

Y las vacaciones?

Si el asalariado decide gastar el aguinaldo en las vacaciones y elige un destino extranjero, lo conveniente será cambiar el dinero en el país y no en Brasil o en Uruguay, por caso, debido a la variación del tipo de cambio, indica Litvinoff. “De hecho, uno va afuera a desenchufarse y no a llevarse sorpresas”, puntualiza.

En suma, el economista indica que la manera de gastar el aguinaldo puede constituirse en un autopremio, cerrando el año con menos deudas y corrigiendo los errores para el que se viene.

Suscríbase a la lista de correo:

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. ¡Comience a cursar de inmediato!

Descuento activo cursos Diciembre -20%*
*Válido hasta el 16 de Diciembre o hasta que se agoten las vacantes asignadas (lo que ocurra primero).

Acaba de comenzar y aún está a tiempo
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

30 OFF
Finanzas Personalesbolsa

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Pruebe este test gratuito:

QUE-CURSO-TOMAR-300


Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

2 comentarios
  • Alfredo Martín
    9 diciembre, 2010 at 3:16 pm

    Buena recomendación Nicolás, estaba a punto de reventar el aguinaldo y me ayudaste a decidir. A cubrir deudas…

    Responder
  • bullspread
    13 diciembre, 2010 at 3:03 pm

    depende a que tasa tengas las deudas. se puede jugar un poco con la inflacion.

    Responder

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *