Emprendimiento Emocional

emprendimiento emocional

A continuación, el reportaje que me hicieron en la revista Watt, sobre consejos financieros para parejas.
Que lo disfruten!
……………………………………………………………………………………………………..

Llega un punto en que los billetes empiezan a tomar una nueva dimensión. La edad avanza al mismo tiempo que la responsabilidad crece y se hace visible la relevancia del dinero en la pareja. txt andrea mallimaci

Las relaciones de pareja no son nada fáciles; no es ninguna novedad. Encontrar a la persona con la que queremos estar al menos un cúmulo de minutos es una tarea ardua. En general, el amor llega después de varios fracasos, algún que otro corazón roto y otras tantas fantasías desarmadas. Pero un día, eso que suelen llamar media naranja aparece frente a tus ojos. Algunos le dicen “química”, otros “amor a primera vista”, “flechazo” o simplemente “flash”; lo cierto es que allí están, dos almas gemelas atravesadas por una mirada sostenida. Nace el amor y ¿colorín colorado?

De ninguna manera. En aquella primera mirada a la persona que nos gusta no imaginamos que en él o en ella podemos llegar a encontrar a un gastador compulsivo, un tacaño, una adicta a la moda o un futuro millonario. Y de hecho, ¡suele no importarnos! Porque al principio de la relación si un hombre gasta una fortuna exorbitante en un ramo de rosas no encenderá ninguna alarma, y si la chica le devuelve el gesto con un pantalón de muchos cientos al chico no se le va a ocurrir que aquí puede haber un mal síntoma. El noviazgo es esa época de la vida en la que cada uno vuelve a dormir a su hogar, salvo divertidas excepciones, en el que los dilemas financieros parecen ser algo lejano que tiene que ver con una parte de la vida que nunca llegará.

Ahora bien, tarde o temprano la cuestión avanza y, casi con seguridad, en algún momento de la relación empiezan los roces por cuestiones de dinero. Y es justo en ese momento en el que te das cuenta de que te estás volviendo grande y que tenés que encontrar una forma de resolver tu nuevo problema.

Por eso fuimos a ver a Nicolás Litvinoff, autor del libro Es tu Dinero!, que desarrolló algunas cuestiones prácticas para ir teniendo en cuenta respecto de la pareja y del manejo financiero. Aquí, siete tips para llegar al éxito, o al menos, ¡para evitar la guerra!

1. HABLAR DE DINERO CON CIERTA FRFECUENCIA ESTABLECIDA.

Nadie dice que es fácil, pero a veces antes de ponerte a hacer cuentas mentales complicadísimas, a revisar pantalones o carteras en busca de algún ticket que deschabe a tu pareja, tal vez sea mejor hablar directamente de dinero.

“Por temor a quedar mal con el/la amado/a muchas veces se elige equivocadamente el camino del silencio y entonces el tema monetario termina explotando en algún momento. El consejo aquí es claro: agendar al menos un día por mes para consensuar temas de dinero como gastos e ingresos mensuales, objetivos de ahorro, etc.”, explica Litvinoff.

2. ADAPTAR LAS AMBICIONES INDIVIDUALES A LA PAREJA.

“Conviene discutir al detalle cuáles son las metas para los próximos diez años de cada uno para determinar un objetivo conjunto”, dice el especialista.

Parece un poco exagerado, pero no deja de ser práctico. Porque convengamos, ¿no es mejor enterarse que tu media naranja no quiere saber nada con, por ejemplo, trabajar en el exterior antes de llorar meses pensando en la separación o el abandono de un sueño?

3. NO DESISTIMAR LA DIVISIÓN DE GASTOS.

Si adoptaste la modalidad semi hippie de “el que tiene plata en el momento paga”, ¡error! Nuestro economista nos dice que es la peor de las opciones y que, en cambio, conviene tener la modalidad bien definida.

“Existen diferentes modalidades para abordar el tema de los gastos, como por ejemplo: el que tenga más ingresos puede directamente ocuparse de ellos; se pueden dividir en forma exacta según la proporción de cada uno en el ingreso total o se puede armar un pozo común para los gastos al que ambas partes aporten la misma cantidad, y del que se vaya destinando el dinero de acuerdo a las necesidades.”

4. NO MENTIR ACERCA DE GASTOS.

¿Quién no lo ha hecho? Esconder tickets, sacar de la bolsa la ropa nueva, fingir regalos, asumir la mitad del valor gastado… ¡En fin! En este punto, Litvinoff vuelve a dar una buena opción:

“Para evitar problemas se debería resolver de antemano a partir de qué monto es importante que el otro esté al tanto del gasto, ya que tampoco es cuestión de informar minuciosamente los gastos cotidianos porque ello podría ser desgastante y contraproducente.”

5. EVALUAR EL ESQUEMA DE LAS TRES CUENTAS.

¿De qué se trata esto? El economista explica esta modalidad así:

“Cada integrante conserva su cuenta bancaria individual y, además, se abre una cuenta conjunta a la que ambos hacen aportes destinados a gastos comunes, ahorro, viajes, etc.”

Esta posibilidad representa una muy buena opción para que cada uno mantenga su independencia al mismo tiempo que se planea en conjunto.

6. GENERAR ACUERDOS SOBRE HIPOTÉTICOS ESCENARIOS FINANCIEROS FUTUROS.

Esto significa poner las reglas claras. O compartimos todo, o cada cual se hace cargo de lo suyo o mitad y mitad.

“Anticiparse a estos temas antes de que ocurran puede prolongar la vida de la pareja al estar preparada para lo que pueda pasar y poder reaccionar entonces con inteligencia”, dice Litvinoff.

Es conveniente aclarar que estos acuerdos se dan en todos los escenarios posibles. Por ejemplo: te enamorás perdidamente de una gastadora compulsiva que se endeuda todos los meses para pagar la tarjeta y deciden de común acuerdo que por esta razón cada uno correrá con sus gastos. Si después de unos años ella se convierte en millonaria, porque descubrió la fórmula de la belleza infinita ¡nada de pedir compartir gastos!

7. NO JUGAR EL PODER EN LA PAREJA MEDIANTE EL DINERO.

“Si en la pareja se decide que uno de los dos afronte la mayoría de los gastos es una decisión de ambos. Esto no le da derecho al que paga a pretender que por ello la otra persona deba someterse a sus caprichos o tener una actitud más permisiva”, concluye este consejero.

Aquí lo importante parece ser no caer en la tentación de ocupar lugares nocivos para la relación de ninguna de las dos partes: ni el que pone más debe tomar a la pareja como inferior, ni el que pone menos debe asumirse tal. No sólo hay que tener cuidado con esta cuestión porque tarde o temprano termina mal, sino porque ¡nunca se sabe cuándo se da vuelta la tortilla!

Nicolás Litvinoff cierra la charla diciendo: “El verdadero amor está en dar sin esperar nada a cambio”. Y elegimos quedarnos con esta frase para terminar. Nadie dice que esto sea fácil, hablar de dinero suele situarnos en posiciones que nos incomodan, porque generalmente le damos una connotación negativa. No queremos encontrarnos viejos, peleando por dinero como si fuéramos ministros de economía, ni herir susceptibilidades que a veces dejan huellas profundas.

Lo que aprendimos en esta nota es que la mejor manera para que el dinero no forme parte de los grandes tabúes de la relación es convertirlo en un tema constante y cotidiano en nuestras charlas diarias. Si logramos hablar de plata como hablamos de deportes, ropa o política, tal vez nuestros hijos o los hijos de ellos vivan en un mundo en el que las finanzas en la pareja sea un tema más de conversación. Al condenarlo al silencio, inmediatamente lo llena de poder y a partir de allí un mundo de significaciones se instala en nuestras mentes. Tal vez, la mejor forma de romper con ellas sea “faltarle el respeto” a este gran tema tratándolo como uno más de la lista.

Así, la clave para el éxito en la pareja a largo plazo parece estar entonces en entender lo fundamental del sentimiento que une a dos personas pero, también, de la responsabilidad en la economía sin por eso volvernos solemnes y aburridos. Porque de lo que se trata, y es el objetivo final de todo acto de encuentro, es de que el amor fluya. Y sin dudas lo hace más libremente cuando no hay cuentas ni discusiones financieras que ahoguen a la pareja.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre venta cursos Octubre -30% off (hasta el 25 de Septiembre) ¡aún está a tiempo!. Descuento activo -30% off. Anótese ahora! Últimos días. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *