Market Crash: 6 de mayo de 2010, un día para recordar.

market crash

El 6 de Mayo del 2010 la bolsa americana vivió un día histórico, uno de esos momentos que seguramente quedaran grabados en el recuerdo de todos los que participamos activamente del mercado.
En el video de este post se puede ver a un operador eufórico (porque aparentemente estaba “vendido” o jugado a la baja) transmitir en tiempo real lo acontecido.
¿Qué fue lo que pasó? Por motivos que aún hoy no se conocen con certeza pero que en la presente nota trataremos de dilucidar, la mayoría de las acciones que cotizan en los mercados NYSE, NASDAQ, AMEX y el resto de los mercados regionales americanos sufrieron en 5 minutos caídas que fueron desde el 9.20% que cayó el SPY (el ETF del S&P 500, uno de los papeles que tiene mayor liquidez en el mundo), pasando por 37% de caída de PG (Procter & Gamble Co.) hasta el 99% de ECH (ETF de la bolsa de Chile). Ese mismo día y tomando el valor de apertura en torno a los 10.862.30 puntos hasta su mínimo de 9872.57 (alcanzado en esos infernales 5 minutos) el Dow Jones Industrial Index cayó casi 1.000 puntos, su mayor caída nominal desde el famoso lunes negro del 19 de octubre de 1987, cuando el índice derrapó 22,60%.
Según la cadena CNBC el bajón ha sido tan pronunciado debido a un error ortográfico cometido por un agente de bolsa que en una operación de venta de acciones de PG habría escrito una “b” de “billion” (miles de millones) en lugar de una “m” de “million”.

2. Cuando todo falla: la tormenta perfecta en el trading electrónico

Supongamos por un momento que la teoría del operador del Citibank que confundió la letra m por la b es real. Al salir a vender a mercado (estos es, al mejor comprador de ese momento sin importar el precio) billones de acciones de Procter & Gamble, las órdenes de compra que estaban cargadas por debajo del precio de ese momento, 62 dólares, fueron ejecutadas una por una, hasta que todas las acciones vendidas fueron “calzadas”, lo cuál ocurre a un valor de 39.37 dólares.
Ese precio nunca fue alcanzado en el mercado NYSE, que se paralizó por 90 segundos, que es el tiempo que permite a las partes establecer de una forma ordenada el precio de la acción. El problema es que las máquinas buscaron liquidez en plataformas como el Nasdaq.
Dicha baja tan pronunciada de PG (37% en instantes) hizo que bajara fuertemente el Dow Jones Industrial y el S&P 500, de los cuales PG forma parte. A su vez, esta caída de los índices hizo que saltasen los stops loss de otros papeles que también cotizan en el mismo.
¿Cómo es la dinámica? Un stop loss es una orden de venta a un precio determinado, generalmente usada para frenar las pérdidas (de ahí su nombre en inglés). Por ejemplo, si yo tengo 1.000 acciones de PG compradas en 62 usd y no quiero perder más de 10.000 dólares en esa operación, puedo poner un stop loss en 52 dólares y estar protegido frente a una fuerte baja.
Al caer PG en forma tan violenta y arrastrar a los índices en la debacle, primero las órdenes stops contingentes comenzaron a ejecutarse y luego las computadoras emitieron órdenes de venta con el High Frecuency Trading acelerando con ello la baja.
A su vez, debemos tener en cuenta que existen muchos inversores que operan con leverage (apalancados), esto es, tomando dinero de los brokers y dejando sus acciones en garantía. Cuando las acciones que tienen en garantía caen, los brokers producen los marging calls (llamadas de márgenes) pidiendo a sus clientes que repongan capital como garantía o vendan las posiciones. Cuando esas llamadas no son contestadas, el borker tiene el derecho a vender la posición de los clientes a cualquier precio para reponer garantías.
Por lo tanto, los marging calls comenzaron a saltar, y como no hubo tiempo de hacer nada en 5 minutos, los brokers (en realidad, los sistemas de software operativos de los brokers) salieron a vender a precios de mercados las acciones de sus clientes apalancados.
Muchas de estas órdenes fueron rueteadas automáticamente mediante Dark Pool Liquidities sin tener idea de donde estaban los compradores, que, producto de la caída, habían sido desplazados a precios muy lejanos a los últimos operados.

3. Ganadores y perdedores del crash.

Hubo dos grandes perdedores.
Primeros perdedores: los inversores que estaban apalancados. Al operar con dinero prestado y perder valor dramáticamente las acciones que habían dejado en garantía, los brokers salieron a vender a cualquier precio propiciando pérdidas monstruosas. Algunos brokers pueden haber perdido bastante dinero en la caída porque lo recolectado por la venta de las posiciones de sus clientes puede tranquilamente no haberles cubierto las pérdidas de los mismos, y ellos deben responder hasta que puedan cobrarles a los inversores.
Segundos perdedores: los inversores de largo plazo que habían cargado órdenes stop loss. Un ejemplo sencillo para entender esto: supongamos que yo soy inversor de largo plazo en PG, y para tratar de estar cubierto, le pongo una orden stop loss en 42 dólares (32% por debajo del precio anterior a la caída). Al derrumbarse el precio de la cotización, que llegó, como vimos antes, a los 39.37 dólares, mi stop loss salta y yo vendo mi posición en un precio cercano a los 42 dólares. A los 10 minutos, PG había rebotado y operaba nuevamente en 62 dólares, pero mi posición había desaparecido (había pasado a otras manos a 42 dólares por acción) y si las quería reponer debía hacerlo ahora a ese precio, y asumir una pérdida del…32% en 5 minutos!.
Los ganadores fueron aquellos que estaban frente a la pantalla en el momento de la caída, no entraron en pánico por lo que estaban viendo y salieron a comprar a precios de liquidación papeles de empresas de primera línea. A los 20 minutos pudieron vender lo comprado con ganancias de 30% o más.
Como se puede ver, estamos ante un suceso histórico para el mercado que debe llevar a las autoridades (una vez más) a replantear todo el paradigma de trading electrónico para llegar a ideas nuevas que defiendan en primera instancia los intereses de unos inversores minoritarios que vienen soportando un sacudón detrás de otro en las últimas décadas.
Hasta que esto suceda, debemos educarnos cada vez más y entender el funcionamiento de estas redes financieras para poder proteger nuestros ahorros de estos movimientos tan violentos y potencialmente dañinos para las propias inversiones.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre venta cursos Octubre -30% off (hasta el 25 de Septiembre) ¡aún está a tiempo!. Descuento activo -30% off. Anótese ahora! Últimos días. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

6 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *