La improvisación en los gastos familiares.

umbrella_money

Esta nota-reportaje la publicó el diario La Nación en su edición impresa del último Domingo 13 de Marzo.
Es bien de finanzas personales y espero les sirva las ideas que aporto en ella.

La improvisación en los gastos familiares
A pesar de que expertos aconsejan tener un presupuesto, pocos jefes y jefas de hogar arman un plan para sus finanzas
Sábado 12 de marzo de 2011 | Publicado en edición impresa

Laura Reina
LA NACION

La planificación no es el fuerte de los argentinos. Y mucho menos cuando se trata de dinero. La discusión de los presupuestos nacional y porteño generó controversias y retrasos. Idas y venidas, avances y retrocesos. De alguna manera, lo que sucede en el recinto parlamentario refleja el camino de lo que pasa en las propias casas de los argentinos, puertas adentro.

Pocos jefes y jefas de hogar se lanzan a la aventura de llenar planillas de cálculo para planificar sus gastos mensuales. Los expertos en finanzas personales aseguran que el azar y la improvisación mandan a la hora de manejar el dinero hogareño.

El consultor en planificación patrimonial y miembro de la Financial Planning Association de Estados Unidos, Leonardo Glikin, aseguró que “la planificación financiera no es una costumbre arraigada en las familias. Mucha gente está tan afectada por la inflación, la devaluación y otras vicisitudes que prioriza el azar y la improvisación”.

Otro factor que atenta contra la planificación es la coyuntura económica. El economista autor del libro ¡Es tu dinero!, Nicolás Litvinoff, analizó: “Es indiscutible que hay una presión hacia el consumo, al gasto. A esto se le suma la falta de educación financiera local. La presión para consumir sumada a la falta de interés en estos temas hacen que la gente tenga una muy baja planificación financiera. No se planifica más allá del día a día”.

Por supuesto que hay excepciones. Algunos llevan una libreta con los gastos mensuales, y otros, más cercanos a las herramientas informáticas, llenan planillas de Excel para controlar en qué se va el dinero que ingresa en la casa.

Vicente Toscano está por jubilarse y controla celosamente los gastos de su hogar peso por peso. En una libreta -es de los de la vieja escuela- anota cada una de las erogaciones para no exceder su presupuesto mensual. Los rubros en los que más gasta son salud, vivienda y comida. Desde que empezó a anotar se dio cuenta, por ejemplo, de que había gastos superfluos que podía recortar.

“Yo sé que tengo un tope mensual. Para eso busco precio y recorro. Me informo de las ofertas y hago las compras en distintos supermercados para ahorrar. La clave es combinar, no hacer toda la compra en un solo lugar”, explicó.

Hace 10 años, justo después de casarse, Alina González comenzó a planificar sus gastos. Como buena organizadora de eventos -es directora de AG Eventos- quería tener todo bajo control. La inflación, para ella, no es un escollo a la hora de proyectar sus gastos.

“Yo planifico las entradas y salidas de dinero en forma mensual. Más que pensar en la inflación que hay me enfoco en planificar un ingreso económico mayor generando más trabajo o creando más oportunidades laborales, lo que yo llamo proyectos de autogestión. Una de las cosas que descubrí es que se puede lograr un menor gasto haciendo compras telefónicas en supermercados”.

Como María José Fernández Vignoli está pagando el crédito de su casa, organiza, junto con su marido, los gastos para acortar los tiempos para pagar la vivienda.”Es un Excel lleno de buenas intenciones donde ponemos por un lado los gastos fijos, divididos en áreas y por el otro los ingresos (sueldos e ingresos extra como aguinaldo)”, relató .

“Con esto la idea es ver mes a mes qué resto nos queda y cómo se iría acumulando el ahorro, para ver cuánto dispondríamos para los extras: vacaciones, arreglos de la casa y del auto o regalos importantes. Y lo que queda de todo esto sería el puchito para avanzar con el crédito de la casa”.

Las ventajas de la planificación son muchas. Según Glikin, por ejemplo, permite tomar conciencia de la existencia de un gasto que se puede eliminar. Pero además, puede brindar posibilidades de inversión o de compra. “Si yo observo que las cosas aumentaron en un semestre el 15% y hay otras que no subieron, es el momento de priorizar la compra de las cosas que no incrementaron sus precios. Es la situación típica de los electrodomésticos de temporada, como los calefactores o los aires acondicionados.”

A pesar de los cambiantes vaivenes de la economía argentina, Litvinoff aseguró que “siempre tiene sentido planificar”. Y agregó que no hay que dejarse vencer por la inflación y que existen algunas alternativas de ahorro en pesos como fondos de fideicomisos con tasas del 12, 13 y hasta 14 por ciento anual, con riesgo bajo. “Dejarse llevar por este modelo consumista puede ser una muy mala decisión. La tentación de endeudarse y gastar no es buena porque te puede llevar a situaciones de endeudamiento muy altas”, dijo Litvinoff.
Consejos

Cada familia es un mundo. Mucho más cuando se trata de organizar el sistema de gastos que agrupa a todos sus integrantes. Por eso, lo que sirve para unos puede no ser muy útil para otros. De todas maneras, a modo general, los especialistas recomiendan llenar una planilla de cálculo y dividir los ingresos de los egresos.

En el rubro egresos, no deben faltar la vivienda (si es propia, asignarle un valor locativo, para visualizar el dinero que se ahorra en alquiler), alimentación, vestimenta, gastos de salud (medicamentos, prepaga, odontólogo), esparcimiento, educación, costos financieros (cuentas bancarias, intereses, seguros, créditos), movilidad (auto, transporte público, mantenimiento del vehículo), hijos (gastos específicos como fútbol, natación, y otras actividades extracurriculares).

“Hay gastos, como las vacaciones, que conviene prorratearlos para ver la incidencia de ese gasto en el año. También puede haber otro rubro de compras personales. Yo tengo un rubro para libros porque me encanta leer”, recomendó Glikin.

Litvinoff aclaró que la planificación no implica anotar cada gasto que uno hace. “La planilla se puede usar para llevar estadísticas personales. Por ejemplo, cuánto gané en 2010, cuánto me quedó y cuánto gasté. Sirve para conocerse.

“Además, tener en cuenta que los ingresos se contabilizan cuando se materializan, nunca antes, y los gastos potenciales se cuentan desde el momento en que creo que los voy a tener. Así evitamos sorpresas desagradables”, aconsejó el autor de ¡Es tu dinero!.

PROTAGONISTAS
• MARTIN CHIRINO
“Vivo solo, así que intento todos los años ordenar mi presupuesto. No me resulta sencillo ahorrar, a veces llego muy justo. Pero cada vez que puedo separo algo para, por ejemplo, poder irme de vacaciones.”
• MARIO VALES
“Intentamos planificar, aunque en 2009 hubo una reasignación presupuestaria importante para la reforma de la casa. Los salarios no acompañan la inflación, y planificar así es más difícil.”
• CINTIA GONZALEZ
“En casa, el presupuesto se ve mes a mes, más bien día a día. Con mi marido trabajamos los dos y cada uno aporta para distintas cosas. Yo gasto más en lo de todos los días y él reserva el dinero para cosas especiales.”
• LEANDRO ALONSO
“No hago ningún presupuesto anual, ni mensual, ni nada que se le parezca. En un país destinado a la inestabilidad no se puede hacer algo así. Y de hacerlo, creo que sería muy difícil de cumplir.”

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Descuento cursos Octubre -20% off ¡aún está a tiempo!. Últimos días. Comience a cursar hoy mismo
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

2 comentarios

  • Diego

    Hola Nicolas! En mi caso, ni bien cobro separo lo que voy a ahorrar, y despues trato de llegar con lo que me queda. Aparte de mi trabajo en relación de dependencia, genero ingresos extras, que tambien ahorro e invierto. En vez de quejarme del pais, veo permanentemente maneras de incrementar mi patrimonio, y creanme, si uno lo desea, se puede. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *