La muerte del dólar.

Buenos Aires, Argentina, 15 de Septiembre de 2014.

Luego de haberse sometido a la operación quirúrgica “Pesos para todos”, más del 90% de los argentinos no tienen recuerdo alguno de lo que es (o fue) el dólar.

Pareciera que nuca existió, ya que los pensamientos relacionados a la que supo ser la moneda de ahorro por excelencia de la población fueron extirpados de cuajo del cerebro.

Las denuncias impulsadas por lo que queda de la oposición acusando al gobierno de extorsión (al haber amenazado con la eliminación total de los subsidios de toda índole para aquellos que no aceptaran el proceso “patriótico” que la intervención quirúrgica implicaba) no prosperaron en el congreso, y la resistencia del principio fue virtualmente sofocada cuando los científicos locales más respetados aclararon que el someterse a la operación no dejaba ninguna secuela ni efecto secundario: todos los recuerdos asociados con el dólar directa o indirectamente desaparecen sin dejar rastros, y si el signo que identifica esa moneda o cualquier alusión a la misma fuese erróneamente captada por el cerebro, de manera automática pequeñas descargas eléctricas a través de los neurotransmisores instalados para tal fin son liberadas, con lo cual el sujeto en cuestión cambia automáticamente de tema y se olvida de todo.

Las importaciones también son parte del pasado, y los exportadores cotizan todo en pesos a un ente manejado por la SIDE (dirigida a su vez por Moreno) que actúa como nexo con los compradores externos, quienes de todas maneras están advertidos de la prohibición de nombrar la palabra dólar delante de los vendedores argentinos, bajo amenaza de colocarlos en la lista “negra” de clientes extranjeros a los cuales no se les puede vender.

Los resultados alcanzados por el gobierno son sorprendentes y han logrado incluso algo que nunca se pensó podía pasar en este país: las propiedades, los coches importados, los alquileres de los departamentos en las torres más exclusivas, los yates…todo cotiza en pesos.

Semanas atrás, me he puesto en riesgo quizá de manera excesiva (aunque no me arrepiento) al enterarme que dos turistas canadienses habían podido pasar por la aduana 50 dólares en billetes de 5.

Me sorprendí a mi mismo llamándolos primero y yendo al hostel donde se hospedaban luego para comprárselos.

A la primera mirada de desconfianza la siguió un ofrecimiento de venta de un máximo de dos billetes a 100 pesos cada uno.

Observé que el recepcionista del lugar telefoneaba con cara de preocupación cuando salía (con una sonrisa de felicidad indisimulable y mi compra escondida dentro de la media del pie derecho) pero prefiero no “perseguirme”: la sensación de libertad que tuve al llegar a mi casa, sacar los papeles y ponerlos arriba de la mesa para verlos desde distintos ángulos hacen que todo valga la pena.

Tampoco me engaño: se que me observan, investigan cada compra que hago, cada operación comercial, cada declaración de ganancias y hasta cada frase que escribo en mi Factbook (o en el muro de mis contactos) buscando algo con que enjuiciarme.

Gasto prácticamente todo mi sueldo en luz, gas y viajes en subte y colectivo, al no tener más acceso a los subsidios, pero ello no me importa ni me hace dudar de mi elección al no operarme.

Es otro el motivo por el cuál, pienso, terminaré cediendo y uniéndome a la gran mayoría que, con alegría contagiosa, recomienda pasar por “Pesos para todos”.

No poder ver los partidos del Racing Club de Avellaneda por TV me está matando. No creo que pueda vivir mucho tiempo más sin “Futbol para todos”.

Dicen que no duele.

Suscríbase a la lista de correo:

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. ¡Comience a cursar de inmediato!

Descuento activo cursos Enero -30%*
*Válido hasta el 30 de Diciembre o hasta que se agoten las vacantes asignadas (lo que ocurra primero).

Comienzan el Lunes 8 de Enero de 2018
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

30 OFF
Finanzas Personalesbolsa

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Pruebe este test gratuito:

QUE-CURSO-TOMAR-300


Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

6 comentarios
  • Criticador Constructivo
    10 noviembre, 2011 at 4:14 pm

    Nicolas, como andas? Loco, que miedo que me diste! Pense que nos estabamos yendo para la B.. digo, V… de Venezuela, pero esto suena mucho peor. Espero que no se cumpla y sea solo un relato de fantasia. Como viene la mano, todo puede convertirse en realidad.
    Un abrazo.
    Javi.

    Responder
  • Manu
    10 noviembre, 2011 at 4:16 pm

    Comentarios:
    1) La fecha no es 2014, sino diciembre 2011 ó enero 2012.
    2) Empezamos con los dólares y terminaremos con las colas para comprar jabón y azúcar.
    3) Bradbury y Orwell reclamarán derechos de autor por copiarles Ferenheit 451 y 1984.
    4)Ver a Racing Campeón…bueno…eso si es ficción.

    Responder
  • cucu
    10 noviembre, 2011 at 4:56 pm

    eso es mentira quiero vender mi propiedad en cualqueir provincia del interior y te la pagan en pesos desde siempre pero al mismo tiempo quiero comprar con ese dinero en bs as y solo aceptan dolares y no puedo comprar ni me cambian, todo cotiza en dolares y los que tiene dolares no los largan… por algo seráaaa. como se hace si me quiero ir a vivir a otro pais?

    Responder
  • Diego
    10 noviembre, 2011 at 5:48 pm

    Falta que no nos dejen abandonar el país, jajajjaa, che Nico, cada vez se parece más a cuba, esto.

    Responder
  • Ali Manrique
    10 noviembre, 2011 at 6:54 pm

    Hola Nico, muy buena tu ficción, pero te cuento que en Venezuela por ejemplo, no se puede decir por ningún medio, so pena de que te metan a la cárcel, el precio del dólar paralelo. Está prohibido también que se ofrezca a la venta cualquier inmueble en dólares y si acá en Argentina la gente debe pasar por el filtro de la AFIP para obtener dólares a tasa preferencial, allá nadie, absolutamente nadie, sea empresa o particular, por mas dinero que tenga puede acceder a los dólares a precio preferencial, sin someterse a un proceso demencial, ante la poderosa Comisión de Administración de Divisas (CADIVI), y los simples mortales a los cuales se les “permite” usar 2500 dólares anuales para viajes y 400 dólares para compras en Internet, si no están bancarizados (imagina como sería eso acá en Argentina) y no poseen tarjetas de crédito, quedan automáticamente fuera del sistema. Recomendación, antes que lamentarse busquen la manera de ver como se las ingenia para salvar sus pesos, pues esto va para largo y promete perfeccionarse a medida que pase el tiempo, saludos.

    Responder
  • gus68
    12 noviembre, 2011 at 2:17 am

    cambio, cambio… cambio… cam!; perdón, viene un Nestorgruppen al trote por la otra cuadra; después sigo! … sino contáctenme a través de GRONDONA… mariano… “PESO PARA TODO”… ‘s… chau.

    Responder

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *