Hablemos de dinero: Mi novia es gastadora compulsiva.

200559715-002

Hola, estoy de novio hace dos años y con planes de convivencia, realmente estoy muy bien con mi pareja en todos los aspectos menos en uno que es motivo de mi consulta porque no se cuán importante puede ser. Resulta que ella tiene un manejo del dinero que a mi me asusta, ya que a pesar de tener un sueldo aceptable y pocos gasto fijos (vive con su hermana) siempre tiene problemas económicos.

No solo se gasta el sueldo en ropa, zapatos, perfumes, clases de aerobic, yoga y pilates (a las que rara vez acude), sino que además compra en “cómodas cuotas” cualquier celular, televisor, ipod, etc… que se le ponga adelante.

En un principio a mi no me molestó y hasta me pareció divertido, cada uno hace con su dinero lo que quiere, pero ahora que estamos planeando la convivencia el tema me está empezando a angustiar un poco.

Te aclaro que yo no soy para nada ahorrativo, de hecho tengo unos pocos ahorros que junté para la mudanza, pero tampoco le debo nada a nadie. Siento que cuando comencemos a convivir de alguna manera estaré “heredando sus deudas”.

Que me aconsejás hacer?
Ignacio, de Palermo.

Hola Ignacio, te agradezco la sinceridad en tu relato y voy a tratar de ayudarte en un tema que no es nada simple.

La compulsión por comprar es un trastorno cada vez más común. Se trata de una patología en la que hay una necesidad irreprimible de adquirir cosas. En su interior, los gastadores compulsivos (clasificación en la cuál entraría tu novia según lo que nos contás) tienen una baja autoestima, ansiedad y también tendencias depresivas.

El primer paso es entender el comportamiento de tu novia. La compra compulsiva es bastante más que un despilfarro ocasional con arrepentimiento posterior, y para considerarse realmente un trastorno, el comportamiento tiene que estar relacionado con una angustia marcada o inferir en el funcionamiento normal de la vida cotidiana.

Las causas primigenias de la adicción a la compra aún no están claras, sin embargo, se pueden detectar dos denominadores comunes entre quienes sufren este desorden: la gran apreciación de lo material y una pobre autoestima.

Dicho esto, el segundo escalón sería que puedas hablar con ella con el objetivo de que asuma que tiene un problema, pero sin presionarla. Es importante crear contexto para esta charla, hacerla a las apuradas o con otras personas presente puede ser el camino más directo para que todo fracase y vuelva a foja cero.

El tercer paso pasa por buscar terapias alternativas para la ansiedad. Para gastar menos surge entonces la necesidad de controlar la ansiedad y aumentar la autoestima. Para ello, comenzar terapia con un psicoanalista, yoga o, mejor aún, anotarse en un curso de meditación puede funcionar como un moderador de gastos al canalizar esa energía negativa en fines más productivos.

El relajamiento y la meditación activan sustancias como las endorfinas, que ayudan a tranquilizar el cerebro y permiten pensar con más frialdad a la hora de comprar.

Por último, puede ser de gran utilidad ofrecerle ayuda para organizar sus ingresos y ahorros, haciendo que ella asigne un orden de prioridad a sus gastos del 1 al 10 de manera tal de eliminar las compras que se encuentran por debajo del nivel 5, para empezar. Es probable además que debas ayudarla en un principio a “sanear” sus deudas de manera tal de comenzar una nueva etapa en donde se “viva con lo propio”, restringiendo a cero el uso de las tarjetas de crédito u otros mecanismos que puedan tentar a tu pareja a la hora de comprar.

Te aconsejo que busques siempre su consentimiento y que sea ella la que reconozca que tiene un problema y el deseo de solucionarlo: caso contrario no habrá cura posible.

Fuente: La Nación Online
Autor: Nicolás Litvinoff

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Los cursos de Agosto acaban de comenzar, ¡aún está a tiempo!. Descuento vigente -20% off. Anótese ya mismo y comience a cursar de inmediato. Últimos días. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

5 comentarios

  • A los factores psicológicos, podríamos agregarles otras causas sociales (la influencia de la publicidad y el estímulo al consumo) así como las consecuencias de estos comportamientos compulsivos.

    Hay una breve presentación que se llama “La historia de las cosas” (The story of stuff), a la cual vengo haciendo referencia desde hace años. Esta excelente presentación muestra la incompatibilidad del sistema lineal de consumo (extracción, procesamiento, distribución, consumo y eliminación) con sistema cerrado que es nuestro planeta.

    En el peor de los casos, algunos terminan trabajando en algo que no les gusta para comprar cosas que no necesitan y así impresionar a gente que no les interesa…

  • David

    Deshacete de ella y asunto solucionado.

  • Excelente la presentación de “La historia de las cosas” (The story of stuff). Si, aplica como parte de la terapia recomendada por Nicolás a Ignacio. Ojala te funcione, ya que en cualquiera de los casos Ignacio, terminaras asumiendo la deuda..!

  • Leandro

    Muy Bueno Nicolás, otra de las cosas que pueden ayudar, es ver si este comportamiento lo heredo de algunos de sus padres o referentes. De ser asi y si ella se ve reflejada es un paso importante para que reconozca el tema y se vea la vida que llevaron, como afecto el tema y su futuro.
    Detrás de todo comportamiento “disfuncional” hay una necesidad no resulta.

    Fefu me quedo con esta frase tuya “En el peor de los casos, algunos terminan trabajando en algo que no les gusta para comprar cosas que no necesitan y así impresionar a gente que no les interesa…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *