El EuroTitanic y el Iceberg Griego

eurotitanic.2

La semana que pasó será recordada por muchos como el momento en el cuál se comenzó a hablar de un tema que parecía erróneamente superado: la crisis en la Eurozona y la delicada situación de Grecia, España e Italia, en ese orden.

Cuál fue el evento que volvió a poner a Europa en la tapa de los diarios?

Sin duda el catalizador fue el menor interés por parte de los inversionistas en la adquisición de nueva deuda emitida por el gobierno Español, lo cuál produjo un alza inmediata en el interés a pagar llevando el riesgo país ibérico a niveles record.

Una pequeña mención para aquellos que se interesan en el tema pero aún no tienen todas las herramientas técnicas: el riesgo país es el sobrecoste que los inversores exigen por la compra de deuda soberana española frente a la alemana, considerada más segura; y alcanzó en estos días los 440 puntos básicos llevando la tasa a pagar hasta el 6 %.

Ahora bien, analicemos el porqué esta noticia tuvo tanto impacto en los mercados y les contaré que es lo que veo que hay detrás de todos esto y, lo más importante, como pienso que puede terminar.

La “bicicleta financiera” de Europa.

En mi nota anterior publicada en Euribor y titulada “Estafa en la Jungla”, explicaba paso a paso como funciona una intrincada relación nada benigna entre los bancos, los organismos multinacionales (FMI, BCE) y el mercado.

Repasemos un poco estos conceptos:

1) Los bancos ofrecen dinero a países con pocas garantías sabiendo que estos no lo podrán devolver.

2) Luego comienzan a diseminar rumores de que determinados países no podrán pagar su deuda y podrían entrar en quiebra. Esto hace caer las bolsas y el público en general (que no sabe ni le interesa nada acerca de las bolsas pero sabe que cuando bajan fuerte se viene algo muy feo) se asusta.

3) Vuelven a presionar a los países deudores a través de los organismos de crédito (F.M.I) pero ahora se agregan además las calificadoras de riesgo, instándolos a realizar medidas económicas como recortes y ajustes con el fin de que la situación siga empeorando, la gente entre en pánico y termine aceptando cualquier cosa.

4) Colocan a sus representantes en los puestos claves de gobierno de los países en problemas, y proponen como solución a la crisis la emisión monetaria por parte del BCE.

5) Convencen a la opinión pública que esos billones de euros emitidos deben ser prestados a los bancos a tasas simbólicas (1%), para que sean ellos los que se lo presten a su vez a las familias en problemas y poder con esto eludir la crisis global y terminal que se avecina en caso contrario.

6) Toman ese dinero y en vez de volcarlo a la economía “real” (que sería, prestarlo al público) lo colocan en bonos de países Europeos que, producto de la crisis, pagan una tasa históricamente elevada. En promedio, terminan tomando dinero al 1% y prestándolo al 3% o más sin ningún riesgo, porque en caso de que los países deudores no puedan pagar, otra vez presionarán para que el BCE emita más dinero y harán la misma “bicicleta financiera” pero esta vez a tasas más altas, ganando mayor diferencial o spread.

Visto este esquema tenebroso, debemos realizar un zoom en el punto 6, el final del viaje. Los bancos toman ese dinero y en vez de volcarlo en la economía real, compran bonos de los países en problemas.

El riesgo para el sistema bancario es de 0, porque están comprando bonos de los países que componen el BCE, con lo cuál, es como que te un tío te preste dinero para que a su vez tú se lo prestes a su hijo a una tasa más alta de lo que él te cobra. Si el hijo del tío no paga, tú no le pagarás a su padre y él no podrá reclamar nada.
Relacionando esto con el evento antes comentado acerca del menor interés de los inversores por la deuda Española, agregamos un punto 7) a nuestro esquema anterior.

7) Los bancos se gastan todo el dinero que les dio el BCE en tiempo record, sobrecomprando bonos de los países en problemas y realizando otras maniobras especulativas de riesgo con el dinero que no es suyo.

Esto hace que ante nuevas emisiones (de las varias que deberán obligatoriamente realizar España, Grecia e Italia este año) los oferentes del capital (bancos) se queden con poco cash disponible para colocar, obligando a los países a elevar sus tasas para captar más dinero. Dado que la tasa a la cuál los bancos reciben los fondos por parte del BCE es fija (y virtualmente insignificante), esta maniobra aumenta el spread entre la tasa tomadora y la colocadora, ampliando a su vez las ganancias.

No obstante ello, por más que suba las tasas que pagan los gobiernos no hay dinero por parte de los bancos, y el mercado percibe un aumento en la incertidumbre que hace que la bolsa caiga. Nuevamente, la bolsa es tapa de los periódicos al igual que los aspectos de la evolución de la crisis, y el BCE vuelve a enfrentarse al mismo dilema que hace apenas unos meses: emitir dinero y entregárselo a los bancos o enfrentar el abismo.

Sabemos que los adictos necesitan dosis cada vez más altas y frecuentes, y sabemos también que esta emisión monetaria de niveles históricos (tanto en Europa como en EEUU) crea indefectiblemente una suerte de adicción en las economías que la sufren.

Como si esto fuese poco, en Grecia se está comenzando a hablar de que la reestructuración de la deuda realizada el año pasado en ese país con respecto a los tenedores privados fue una maniobra de maquillaje para traspasar el quebranto desde los bancos internacionales a los bancos griegos y al mismo estado, dejando de esta forma una bomba de tiempo que puede estallar en cualquier momento, transformándose en el Iceberg que hunda de un golpe seco el EuroTitanic en cuya proa aún toca la orquesta.

Cuando se conmemoran 100 años del hundimiento del barco que todos decían que no se podía hundir, esperemos que los líderes de la región se den cuenta de que están manejando el timón de una manera que, guiados por la codicia de las corporaciones, los llevará irremediablemente hacia el fondo del mar.

De mi parte, mal que me pese, no tengo demasiadas esperanzas de que este impacto pueda evitarse.

Fuente: Esta nota fué escrita por Nicolás Litvinoff y publicada por el blog Español Euribor.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre venta cursos Octubre -30% off (hasta el 25 de Septiembre) ¡aún está a tiempo!. Descuento activo -30% off. Anótese ahora! Últimos días. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *