La Eurozona no es la Eurocopa y el darwinismo social no es la salida.

alemania-grecia

Alemania selló el hundimiento de Grecia, incapaz de frenar a la máquina de hacer fútbol del equipo que dirige Joachim Löw, ajeno a cualquier comparación política entre los dos países, que olvidaron la crisis del rescate con una dosis de fútbol en una Eurocopa en la que los germanos aprietan hacia el título con su pase a semifinales. El partido terminó 4 a 2 a favor de Alemania, una goleada sin atenuantes.

Sin embargo, es posible hacer una analogía entre el fútbol y la macroeconomía, en esta oportunidad.

La dinámica económica de la Eurozona está sustentada en las ideas de libre comercio de Adam Smith, que a su vez se sustentan en la “Supervivencia del mas apto”, de Charles Darwin, también adaptada como darwinismo social.

El darwinismo social es la creencia de que la evolución social puede ser explicada por medio de leyes de la evolución biológica. Ha sido definido como la teoría que afirma que las leyes sociales forman parte de las leyes naturales, y que pone en primer plano la lucha entre individuos o grupos humanos como fuente de progreso social y biológico. Es un conjunto de propuestas políticas acerca del progreso, cambio social o evolución social que dicen basarse en interpretaciones de Darwin. En el área económica, la libre competencia es la encargada de asignar los recursos escasos de los que dispone un país a través del libre juego de la oferta y la demanda.
Sin intervención por parte del gobierno (el famoso Laissez-Faire) la competencia salvaje hace que las empresas encarnen una guerra de precios, en donde solo sobreviven aquellas que pueden bajar los costos para poder vender sus productos a un precio inferior que los otros, aumentando al mismo tiempo la calidad.
Aquellas empresas que no pueden competir, deben “bajar la persiana” y retirarse del mercado.

 Darwinismo social y la Eurozona.

 

El darwinismo social llevado a la Eurozona implica que al abrirse las fronteras al comercio y reducir la intervención del estado de cada país que la compone a su mínima expresión, los diferentes integrantes compiten entre sí para colocar sus productos dentro del bloque europeo mismo y en el resto del mundo. 

Y aquí tenemos la primera asimetría, en donde la débil industria Griega tiene que salir a competir con la potente industria Alemana, como si fuese un partido de fútbol de la Eurocopa. El resultado es muy parecido a la goleada que le propiciaron los germanos hace apenas unos días, pero las consecuencias son muy distintas: no estamos hablando de un partido de fútbol y de jugadores que deben hacer las valijas para retornar a sus casas, sino de cientos de miles de fábricas que quiebran, despidos en masa, desempleo, recortes en áreas sociales sensibles y, finalmente, hambruna.

Y la situación se repite en otros países en las mismas condiciones como Irlanda, Italia, España, Portugal y Chipre (que tuvo que pedir formalmente un rescate económico en estos días, al igual que el país Ibérico).

El Euro como moneda común es la garantía de que la maquinaria Alemania seguirá “goleando” a sus rivales económicos  sin piedad.

Mas temprano que tarde, alguien tendrá que cambiar “las reglas de juego” para que la competencia sea más justa y leer las estadísticas del comercio sobre las exportaciones de Alemania (50% de las mismas están dirigidas a Europa) no sea lo mismo que ver a los griegos sufriendo una goleada contra la locomotora germana.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Descuento cursos Noviembre -30 off (válido hasta el 30 de Octubre o hasta que se agoten las vacantes asignadas, lo que ocurra primero). Comienzo lunes 6 de Noviembre
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

1 comentario

  • Alejandro

    Nicolás, me parece que si Europa fuera tan liberal como vos decís no tendría un tipo de cambio fijo entre todos los países, es decir, el euro, y solucionaría sus problemas de competitividad a la manera ortodoxa liberal, es decir, con una devaluación y dejando que el mercado estipule los tipos de cambio libres sin acción de un Banco Central. Con lo cual toda tu primera tesis me parece una absoluta falacia. No veo un liberalismo a ultranza en Europa, más bien veo un intervencionismo supranacional en lugar del intervencionismo nacional que a vos te gusta. Por otro lado, es paradógico que ese intervencionismo que te gusta lo critiques en Argentina, donde se está llevando a extremos tan absurdos, que ni se puede importar ni adquirir moneda extranjera. Eso pasa cuando no hay controles, que un sistema supranacional ayuda a consolidad. Comentas “miles de fábricas que quiebran, despidos en masa, desempleo, recortes en áreas sociales sensibles y, finalmente, hambruna” Primero no comentas el espectacular crecimiento que vivieron todos estos países gracias al Euro. Y luego no dices que todos estos males serian mucho peores si se aplicara tu receta: la salida del euro y la devaluación. Ajustaría el mercado y seria mucho más brutal que la Merkel. Me llama la atención que un economista que sabe mucho de finanzas como vos, no entienda este precepto básico económico. La competitividad de la devaluación se esfumaría en poco tiempo a causa de la inflación, que volvería a presionar para que los salarios suban y se volvería a la situación anterior. Pero los niveles de pobreza y marginación social que generarían esa devaluación si que no se recuperarían nunca. Como pasa en empobrecida Argentina. Europa no es Argentina. Extrapolar la crisis argentina de 2001 es un error. Quedó claro la semana pasada. Grecia no salió del euro y todos los economistas de tu línea quedaron desacreditados. Mientras se pueda aguantar en el euro, aunque sea sufriendo, se gana el partido. Tirar la toalla, es lo peor que puede hacer Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *