La cultura financiera, el dinero y el tiempo.

dinero y tiempo

De qué hablamos cuando decimos “cultura financiera”? Una definición simple es “aprender a invertir”. Pero, en un sentido más amplio, podría afirmar que lo que distingue a una persona que tiene cultura financiera de otra que no la tiene, es que la primera cuenta con información que hace que las decisiones cotidianas relacionadas con dinero mejoren su calidad de vida.
Esa mejora, se medía cuantitativamente en cantidad de dinero ganado o ahorrado pero, actualmente, es necesario incluir otra variable fundamental en la ecuación: El Tiempo.
Establecido este punto, me gustaría presentarte a un aliado impensado que muchos conocen pero pocos registran. Se trata de Internet.
Veremos algunos ejemplos usuales que se pueden realizar de manera práctica (desde pagar los impuestos hasta renovar un plazo fijo). Las mismas tareas de siempre, pero de una forma tal que te brinda más tiempo libre para dedicar a lo que sea que tengas ganas.

1. Compras con descuentos

La compra online de productos con tarjeta no sólo es cómoda y ahorra tiempo al consumidor: también se acceden a descuentos que hace que prácticamente todo sea más barato que los productos que se adquieren de manera tradicional (offline).
¿Por qué comprar por Internet es más barato? Simple. La compra online hace más eficiente el comercio: un fabricante puede vender directamente al consumidor y evitar los intermediarios de la cadena comercial que encarecen el producto. Incluso puede vender productos de otra temporada, discontinuos o excedentes.
No obstante ello, aún son pocas las personas que aprovechan estos beneficios: el miedo a colocar los datos de la tarjeta en la web hace que muchos prefieran el viejo y tradicional “cara a cara”, con la pérdida de tiempo que ello significa.
Sin embargo, un usuario con cultura financiera sabe que los plásticos tienen seguros cuyos costos se encuentran ya incluidos. Como el “seguro de protección contra fraudes”, que puede cubrir la totalidad del monto sustraído. Además, el cliente siempre tiene la opción de desconocer la compra efectuada, para casos en los cuales un “hacker” haya robado los datos y realice consumos. La emisora de la tarjeta no cargará el gasto al cliente porque está cubierto por un seguro.
Esto hace que comprar por Internet sea igual de seguro que darle nuestra tarjeta al mozo del restaurante, y el saberlo (y utilizarlo) nos puede hacer ganar tiempo y dinero.

2. Impuestos sin colas

Todavía hay gente que hace largas colas todos los meses para pagar impuestos y servicios. Aunque parezca increíble, no solamente se ve en los bancos sino en locutorios, quioscos y demás negocios que cuentan con mecanismos de cobro en efectivo.
El sitio pagomiscuentas.com es el servicio de pagos de Banelco, que permite pagar de manera online desde dentro mismo de la homebanking del banco donde tengamos cuenta, prácticamente todos los impuestos y servicios en cuestión de segundos, y el débito por el costo de los mismos se realiza directamente de nuestra cuenta corriente o caja de ahorro.

3. Transferencias sin costos.

Por normativa del Banco Central, todas las transferencias bancarias en pesos menores a $10.000 no tienen costo, por lo cual es posible realizar pagos a proveedores o cualquier otro tipo de pago por este medio sin necesidad de desplazamiento o riesgos de robo o pérdida.
Saber y utilizar esta herramienta ahorra tiempo y gana seguridad.

4. Plazos fijos con ventajas

El Banco de la Nación Argentina fue el pionero y otros (como el Banco Galicia o el Banco Macro) lo están siguiendo en la actualidad: la renovación del “Plazo Fijo Electrónico” vía Internet no sólo es posible sino que ofrece tasas diferenciales para aquellos que lo lleven a cabo por este canal.
Un ejemplo práctico y concreto de cómo ganar tiempo y dinero por acceso a la información.

5. Créditos inteligentes

La web también ofrece la posibilidad de buscar las mejores tasas para créditos personales o hipotecarios. Hoy en la Argentina existen sitio como www.weemba.com.ar donde bajo estrictas reglas de seguridad financiera podés ingresar tu nivel de ingreso y tu necesidad de crédito y el mismo sitio busca la mejor opción en cuanto a tasas y plazo del sistema.

6-Góndolas en tu casa

¿Tiene sentido concurrir físicamente al supermercado sólo porque te gusta mirar si hay algún producto especial para llevar a tu heladera? Desde el punto de vista de las finanzas la respuesta es un rotundo “no”. Todos los supermercados tienen descuentos con tarjetas, que varían según el día y el plástico bancario que tengas, que van desde el 10% al 20%, mas 5 devolución del iva con tarjeta débito y con algunos bancos tienen alianzas que posibilitan pagos de hasta 6 cuotas sin interés. Además de seducirte mejor que una góndola con algunas promociones especiales con foto y todo.

7-. Subastas seductoras

El sitio de Mercado Libre (www.mercadolibre.com) es el más grande de la Argentina en lo que se refiere a comercio electrónico. Allí es posible encontrar desde un secador de pelo hasta un auto 0 KM.
El riesgo de fraude siempre está presente, dado que el sitio solamente junta compradores y vendedores, pero existen dos maneras de reducirlos a 0. Darle importancia a la calificación y comentarios que hacen otros usuarios de los vendedores del producto que nos interesa (cantidad de unidades vendidas, el tiempo que hace que vende bajo esta modalidad, etc). y, también, utilizar la modalidad de MercadoPago, ofrecida por el sitio, que garantiza la totalidad del importe abonado al vendedor en caso de que no se esté conforme con el producto o haya habido algún tipo de estafa.

8- Control en tus manos

Los más jóvenes tienen hoy en sus manos el poder de control de sus gastos, la posibilidad de pagar sus cuentas o resolver el tedioso problema del cambio en sus compras mínimas diarias. Es que los Smartphone tienen aplicaciones que permiten hacer este tipo de operaciones.
Las empresas buscan alianzas entre sí para hacerte todo fácil. Por ejemplo, Monedero, de Visa, o Wanda, de Mastercard, permiten que pagues, de manera casi instantánea, un helado, una hamburguesa o el taxi sin necesidad de firmar un cupón. El sistema funciona con un dispositivo que pegas al celular y es prepago, es decir, se carga el dinero antes con tu celular mediante transferencia bancaria. Esta es la tendencia que se viene para fin de año o principios de 2013.
Si ya compraste uno, ¿no sería “inteligente” de tu parte comenzar al menos jugando a controlar tus finanzas?

Conclusión:

A y B tienen que hacer la misma operación financiera. A se instruyó y cuenta con información que hace que la misma le lleve ¼ de tiempo de lo que le lleva a B, y el resultado que obtienen ambos, desde el punto de vista de satisfacción por la operación, es el mismo. Estamos en condiciones de afirmar que A tiene más cultura financiera que B, que utiliza la información con la que cuenta para mejorar su calidad de vida liberando tiempo para utilizar en otras tareas, pasatiempos recreativos o lo que se le ocurra.
Aprovechar las innovaciones tecnológicas informándonos correctamente sobre mitos y falsas creencias de aquellos que se resisten a todo cambio posible porque “el pasado siempre fue mejor”, según lo visto, redundará en un beneficio concreto en nuestras vidas.
Al fin y al cabo de eso se trata el progreso.

Esta nota fué escrita por Nicolás Litvinoff y publicada en el diario La Nación el 11 de Septiembre de 2012.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Pre -venta Julio -30%  ¡Anótese antes del 25 de Junio y reserve su vacante a precio especial! Comienza lunes 3 de Julio, últimos lugares con descuento exclusivo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la instripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

2 comentarios

  • Alejandro

    Nicolas, excelente nota!!

    Habitualmente uso muchas de las opciones mencionadas, lo que me indica que voy por buen camino…jaja, salvo la 1) porque donde quise comprar exigen tarjeta de credito solamente y para la compra del super prefiero ir personalemente porque los productos frescos no sabes cuanto los tienen sin cadena de frio…

    La ultima opcion no me seduce aun..

    Siempre me maneje con debito, ya que tengo el habito de comprar solamente lo que puedo y no me gusta contraer deudas y pagar comisiones a la tarjeta de credito. Pero me gustaria otro punto de vista, puede ayudarme a ahorra una tarjeta de credito? buen titulo para un articulo Nico!!

    Muchas Gracias
    Alejandro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *