Invertir en vinos.

invertir en vinos

En sólo dos años, el precio del segmento premium subió casi un 70 por ciento. Expertos aconsejan comprar botellas como capital y guardarlas. Se valorizan junto a los precios y por envilecimiento.

Por:

M. V. Dentice y N. Litvinoff

Mucha gente se pregunta por formas alternativas y hasta creativas de resguardar su dinero. Una de ellas es ahorrar comprando vinos premium para revenderlos, en unos cinco años promedio, teniendo que en cuenta  que, según los expertos, en sólo dos años su precio se disparó casi un 70 por ciento. Además, en comparación interanual de agosto de2011 aagosto de este año los vinos locales tuvieron un incremento de precio de más del 30 por ciento.

Si bien para la Argentina se trata de una práctica nueva, en el mundo es muy famosa. Por ejemplo, en Europa, Estados Unidos y Japón para resguardarse de la inflación. Además, un dato interesante es que el vino es uno de los elementos clásicos por excelencia de la gastronomía Argentina, por lo que su demanda resulta siempre sostenida y creciente.

Hay que tener en cuenta que se trata de una inversión de mediano plazo y que no hay que comprar una bodega entera ni mucho menos, sino simplemente alzanza con comprar botellas de vino como las que pueden conseguirse en supermercados o en casas mayoristas de vinos, y mantenerlas durante unos cinco años “en cautiverio”, es decir, inmovilizar el capital para luego sacarlo al mercado.

Los expertos recomiendan comprar vinos “de guarda” para este fin, es decir, vinos tintos que tienen la característica de ser maderados y que incrementan su valor sólo por el paso el tiempo. Lo que tienen de diferente respecto de un vino “tradicional” es que duran entre diez y hasta 15 años sin picarse. Al respecto, en un artículo especializado sobre el tema Carlos Navarro sostiene: “El comprador adquirirá botellas de vino joven, a un precio accesible, será paciente, guardándolas el tiempo necesario, y finalmente disfrutará de un vino de mucho mayor valor al original. El vino será más complejo y armónico, habrá ganado las cualidades que le otorgó el tiempo y además será exclusivo (ya no habrá existencia en el mercado)”. Esa es la clave.

Por lo general, los pequeños y medianos inversores se inclinan a comprar cosechas de años anteriores (el año 2010 y el 2008 son los más elegidos) que ya estuvieron en bodegas durante unos tres años: “Ni bien salen de la bodega tienen un gusto, luego se le empiezan a notar otros sabores”, cuenta Juan Pablo Carreras, aficionado en la materia.

A su vez, Carreras indicó que es importante mantener los vinos en un lugar húmedo, que no les pegue directamente la luz del sol y considerar que si se los expone a una temperatura alta envejecen más rápido. Lo ideal es mantenerlos a una temperatura constante que vaya entre 16°C y 20° como máximo. Una vez adquiridas las botellas, estas no deben estar de pie sino inclinadas para mantener en contacto el vino con el corcho y evitar que este se seque y deje penetrar el aire, lo que producirá una oxidación del vino.

El precio de estos vinos empieza a partir de los $ 100, pero para quien quiera comprar en cantidad conviene comprar cajas de seis unidades que rondan los $ 400. Entre los elegidos están el Malbec, el Cabernet Sauvignon, el Syrah, el Merlot, aunque se puede optar por una marca genérica que participe de estas variedades. En este sentido, la Web es una buena opción para comprar a precios accesibles.

Al respecto, Alejandro Berta responsable del sitio espaciovino.com.ar opinó que: “Es cierto que cada vez se observa más una tendencia de pequeños inversores que apuestan al vino como inversión”. A su vez, recomendó algunos vinos aptos para tal fin: Celador Malbec que ronda los $ 95, Malbec Martino Gran Reserva $ 147, Don Juan Nahuel Reserva $ 200, Catena Cabernet Malbec $ 117, Catena Malbec Malbec $ 168, Rutini $ 116, otro de los más demandados es el Nicolás Catena.

Una vez que el vino se resguardó durante unos cinco años, se habrá actualizado a un precio muy superior al original de la inversión inicial, en ese momento, la persona lo debe vender, se recomienda que lo haga en una época cercana a las fiestas, para dicho procedimiento puede utilizar sitios como Mercado Libre o de subastas online poniéndolo a un 10% menos del valor que lo que se consiga en las góndolas.

Esta nota fué escrita por M. V. Dentice y N. Litvinoff y publicada en el periódico Tiempo Argentino el Domingo 14 de Octubre de 2012.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *