Mentiras y verdades de las inversiones.

mentiras y verdades

En este post podrán ver la segunda parte del reportaje que me realizó RealRef, y que es la continuación del publicado en este blog el 20 de Septiembre (El camino hacia tu independencia financiera).

……………………………………………………………………………………………………..

Tal como te anticipamos el jueves pasado, te traemos hoy la segunda parte de la entrevista que le hicimos al economista Nicolás Litvinoff, autor de  “Es tu dinero!” y “Es tu tiempo!”, ambos de la editorial Granica, y Director General de estudinero.net.

En esta segunda parte, le preguntamos cómo y en qué se puede invertir en la Argentina, sobre todo si no contamos con una suma sustanciosa de dinero para hacerlo. También, nos aconseja cómo podemos hacer para comenzar a andar el camino hacia el ingreso comprado y nos ayuda a desmitificar algunas de concepciones que se dan por dadas en nuestra cultura.

RealRef: ¿Cómo se hace para invertir en un país como Argentina donde las reglas de juego en términos institucionales y económicos cambian bastante seguido?

Nicolás: Seguridad para invertir no vas a tener nunca porque justamente, cuando vos invertís, te pagan por el riesgo y mientras más segura sea la inversión menos te van a pagar. Pero el tema de que todo el tiempo estén cambiando las reglas de juego y de que haya tantas crisis también genera oportunidades extraordinarias y oportunidades de ganancia; hay que usar un poco el ingenio, investigar y estar en tema, pero en la Argentina es impresionante las oportunidades para hacer cosas que hay.

R: ¿Incluso hoy?

N: Sí, constantemente, y más utilizando Internet, que prácticamente no tiene costos de barreras a la entrada y tiene una forma de generar ganancias que es impresionante. Hay toda una serie de oportunidades que la gente no conocer pero las hay por todos lados y las va a seguir habiendo porque aparecen con todos los cambios que hay en el país constantemente. Pero las crisis uno las vive y las puede aprovechar o no dependiendo del lugar donde esté parado: si estás en un trabajo en relación de dependencia, tu principal energía va a estar en que no te echen por lo que no hay forma de que puedas aprovecharla; si estás, en cambio, parado trabajando en tu propio proyecto, gestionando tus propios ingresos, vas a poder aprovechar la crisis desde otro lugar porque van a aparecer oportunidades que vos vas a poder aprovechar de manera distinta por no estar enfocado en el miedo y sí en cómo aprovechar lo que está pasando. Así es como en las crisis había gente que, asustada, vendía los departamentos a ocho mil dólares y gente que los compraba. Así fue como la gente que estaba operando desde el lugar de cómo generar ganancias con esta crisis hizo fortunas y la que estaba trabajando en relación de dependencia y se dijo “vendo el departamento para asegurarme que tengo estos dólares por si me echan o pasa algo” terminó perdiendo un montón de dinero, quienes son justamente los que terminan sufriendo con la crisis financiera.

R: Si vos, en este momento, me tuvieras que recomendar dos inversiones posibles para el inversor chico, ¿cuáles me dirías?

N: La mejor inversión en línea de lo que estamos hablando es tu propio proyecto, siempre. Tratar de invertir ese dinero en tu emprendimiento, incluso trabajando en relación de dependencia. Después ya tenés que pasar o a inversiones que tengan que ver con lo financiero en donde las tasas que se están pagando ahora para plazo fijo, cheque de pago diferido y demás no llegan a alcanzar la inflación. Si no, la Bolsa siempre representa una alternativa buena, capacitándote primero y aprendiendo del tema, porque ahí sí podés lograr rentabilidades mucho más altas que en otro lado. Hoy en día también hay otras alternativas que están fuera del tema financiero que están relacionadas con esta dinámica de la Argentina, como sería comprar y almacenar vinos finos tintos de alta gama, ya que no solamente acompañan y suben de precio por la inflación (este año ya subieron un 30%), sino que también van aumentando de precio porque cada vez son más añejos, lo que les aumenta el valor. Lo otro son planes de auto ahorro de autos para, cuando te lo adjudican, venderlo. El capital se va aumentando por la inflación porque el precio del auto se va ajustando por esta. Hay distintos caminos que se pueden seguir pero siempre tiene que ver con la cultura financiera y con investigar, averiguar y pensar que se puede, porque te diría que la mayor parte de la gente piensa que en este país, con la inflación que hay, no se puede invertir en nada y lo único que te conviene hacer es gastar todo lo que entra, consumir ahora porque todo va a aumentar de precio, que es lo que el Gobierno quiere que la gente piense para mantener el consumo interno alto. Si partís de esa base, no hay ninguna inversión posible porque ya estás limitando lo que podés hacer mentalmente.

R: ¿Qué consejos le darías a la persona que quiere empezar a invertir y no sabe cómo?

N: Primero que se capacite.

R: Que vaya a hacer el curso.

N: Que vaya a hacer el curso que puede ser en Es tu dinero! o en cualquier otro lado, hay cursos en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que también pueden hacer. Otro consejo que le daría es que primero empiece leyendo los libros mal llamados de autoayuda financiera.

R: ¿Sirven esos libros?

N: Sí, a mí me sirvieron mucho. Todo el mundo conoce “Padre Rico, Padre Pobre”, pero yo siempre recomiendo otro libro de Kiyosaki que me parece superior y mucho más interesante, que es “Cuadrante del Flujo de Dinero”. Después hay otros autores interesantes, como Napoleón Hill que escribió “Piense y hágase rico”, que abren la cabeza en el sentido de pensar qué son activos, qué son pasivos, lo del techo propio que estábamos hablando. Que lean “Es tu dinero!” también, ¿por qué no? Y “Es tu tiempo!”. También en Internet hay mucho material gratis sobre estas cosas para leer. Pero que empiecen instruyéndose y después mandándose de a poco a invertir en la Bolsa, en otras inversiones alternativas y, claro está, en el proyecto propio.

R: Verdad o mentira: “El ladrillo es la inversión más segura”.

N: Yo pienso que no. El ladrillo siempre depende del ciclo económico en el cual esté el país y en épocas de crisis económicas los precios de las propiedades bajan mucho y, además, estás parado en un bien que no podés vender, que es lo que está pasando ahora. La gente que compró el año pasado casas y departamentos de valores, suponte, mayores a los 100.000 dólares, ahora encuentra que no hay compradores o que hay que pero tiene que bajar muchísimo el precio. Entonces, ahí te das cuenta que no es tan seguro. Hay otras inversiones que son más seguras que esa y que pasan por conocer un poco el mercado. ¿El ladrillo es más seguro que el bono de Arcor, que es una empresa argentina que prácticamente no tiene deuda, que más que argentina ya es multinacional, que tiene una forma de trabajar impresionante, y un montón de mercado ya ganado? Me parece difícil creerlo. Si lo pensás para alquilar, la tasa de rentabilidad que genera un departamento para alquilar hoy no supera el 5% anual en pesos, que es muy baja. Por otra parte, hay discusión entre los especialistas sobre si los precios de las propiedades van a bajar o se van a mantener, pero nadie dice que van a seguir subiendo.

R: Verdad o mentira: “no se puede ahorrar en pesos, hay que comprar dólares”.

N: Si vas a ahorrar en pesos tenés que buscar inversiones que te protejan lo más posible de la inflación. La peor inversión es estar colocado en pesos cash y que no te esté dando ninguna tasa, porque eso es perder un 25% por año. Estar hoy colocado en dólares en una parte de tus ahorros no me parece mala idea, yo hace como un año o dos que vengo recomendando tener un 70% de los ahorros en dólares. Pero se puede ahorrar en pesos o en dólares, el tema es tener la decisión de ahorrar, después buscar en qué moneda hacerlo. Se pueden comprar también acciones en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que se llaman CDR, que son acciones de empresas extranjeras que cotizan en la Argentina y que siguen la variación en función de cómo cotizan en dólares en Estados Unidos, por lo que, si el dólar sube, las acciones también.

R: Verdad o mentira: “pagando en cuotas sin interés de algún modo le estás ganando a la inflación”.

N: Mentira total. No es así. Cuando las empresas ofrecen pagos en cuotas sin interés, siempre hay algún costo que tiene que ver con el seguro de vida o algo ahí metido. Pero el negocio de las tarjetas cuando te ofrecen pagos en cuotas sin interés es que hay un grupo muy importante de gente que no se puede controlar con eso y empieza a comprar muchas cosas y termina gastando más de lo que después puede pagar, por lo que tiene que recurrir al pago mínimo de la tarjeta y ahí te empiezan a cobrar intereses de más del 50% o 60%. Entonces, el negocio de las tarjetas de crédito es que las personas, como son todos pagos de cuotas chicas, se empiecen a comprar muchas muchas cosas y después terminen endeudados, teniendo que pagar el pago mínimo durante mucho tiempo y perdiendo un montón de plata con eso. Las cuotas nunca son un negocio porque no se puede ver como inversión ya que lo estás haciendo ahí es gastando dinero, no ahorrando; el único endeudamiento que yo veo como algo positivo es cuando te podés endeudar en la Argentina a una tasa subsidiada, que son las tasas que da el Banco Ciudad o el Banco Nación para comprar departamentos, ahí sí te va a convenir porque la tasa es subsidiada, sino siempre va a tener un componente que hace que no te convenga.

R: Tomando en consideración todos los cambios que está habiendo en la actualidad, ¿qué pensás que va a pasar en la Argentina a futuro en términos de la gente y su relación con el dinero?

N: La primera reacción de la gente siempre es paralizarse, no saber qué hacer, después empieza a investigar un poco y va encontrando oportunidades o cosas, como decíamos antes, como irse al Casino de Punta del Este, comprar fichas en dólares con la tarjeta de crédito, usar algunas y después devolverlas y sacar los dólares. Desde eso hasta un montón de otras cosas. Pero todas estas políticas del Gobierno van a ir en la línea de que la gente siga consumiendo porque una de las razones por las cuales tuvo que hacer el cepo cambiario es para que la gente no pueda con su dinero comprar dólares y guardarlos debajo del colchón, que es sacar el dinero de la economía y ahorrarlo. Lo hizo para que no tengan en el dólar un refugio de valor. Lo que quieren es lograr que no le quede otra que gastar ese dinero y siempre va a ir en esa línea. Lo que deberían hacer las personas es saber que el consumo no es el único camino que existe, que hay un montón de otras alternativas, pero, para poder entender y ver cuáles son, tienen que, primero, aumentar su cultura financiera. Poder entenderlo, que no se dejen tentar por el gasto y que piensen que, si hubo personas que, aun con inflación, aumentaron su patrimonio desde 2004 hasta ahora, es que de alguna manera ahorraron, algo hicieron para que su patrimonio haya aumentado. Entonces, sí se puede ahorrar, siempre se puede hacerlo por más inflación que haya, el tema es encontrar cuáles son los vehículos y mecanismos para hacerlo. Informarse para eso.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Pre -venta Julio -30%  ¡Anótese antes del 25 de Junio y reserve su vacante a precio especial! Comienza lunes 3 de Julio, últimos lugares con descuento exclusivo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la instripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *