Llenar la alacena fue la “inversión creativa” que más rindió en 2012.

almacenar comida

La compra anticipada de productos no perecederos tuvo más rentabilidad que un plazo fijo, según los expertos. Este año sería igual.
Comprar algo, guardarlo y consumirlo –o revenderlo– cuando valga más caro. Esta estrategia, muy conocida entre comerciantes, hoy gana terreno en los hogares como antídoto contra la inflación. Y así, hasta los productos del súper se transforman en refugios para los ahorros. ¿Se puede invertir en vinos, caramelos o desodorantes? Sí, y también en cuotas de autos, terrenos para garajes y otros frutos del ingenio, responden expertos en microfinanzas. Y explican que ciertas técnicas pueden ampliar un capital hasta un 50% al cabo de un año.

“Mucha gente llega a fin de mes con un excedente, pero el cepo cambiario y la inflación dificultan preservar el poder adquisitivo, los plazos fijos pagan tasas bajas y hay desconfianza en los instrumentos financieros. Entonces, hoy recurren más a las inversiones creativas”, explicó Nicolás Litvinoff, asesor en finanzas personales y director del portal Estudinero.net.

“Una forma de ganarle a la inflación es invertir en los bienes que se encarecen por encima del nivel general. Esto a veces se da en rubros impensados con tasas sorprendentes, y la tendencia a aprovecharlo seguirá creciendo”, agregó su colega Mariano Otálora, autor del libro Inversiones para todos .

De todas, la que más viene rindiendo es comprar productos no perecederos y usarlos antes del vencimiento. Es decir, consumir en el futuro a precios de hoy, ahorrando lo que haya aumentado cada ítem mientras estuvo guardado. “Lo hacen quienes tienen bauleras o alguna habitación libre. Y si la compra se hace al por mayor, la ganancia puede superar el 50% anual”, explicó Litvinoff. Basta saber que, según relevamientos privados, rubros como limpieza, alimentos secos, bebidas alcohólicas y golosinas subieron por encima del 25% en 2012.

Y entre las inversiones con fin de reventa, las preferidas son las bebidas alcohólicas finas, porque son fáciles de conservar y se encarecen fuerte. Por caso, los vinos tintos de alta gama, hoy desde $ 50 por botella, aumentaron del 30% al 50% el año pasado. Y aún así, su consumo viene creciendo un 17% cada año, según la consultora Claves ICSA. El whisky importado premium, en tanto, promete ganancias aún mayores, con botellas que el año pasado se apreciaron un 200%.

Fuera del alcohol, una jugada posible es pagar las cuotas para comprar un auto y vender el plan antes de la entrega. “Como el precio del coche se va actualizando con la inflación, el capital mantiene su poder adquisitivo”, aseguró Litvinoff. Y entonces, la inversión puede rendir del 15% al 25% anual. “Es ideal para personas con dificultades para ahorrar porque la obligación de la cuota les permite construir un capital en el tiempo”, destacó Otálora.

También, los que proyectan algún arreglo hogareño pueden adelantar la compra de materiales, para no pagarlos más caros al hacer la obra. En el último año, según cifras oficiales, sanitarios de loza y mesadas de granito subieron un 29%, aunque el promedio de aumentos fue 14,9%.

“Con más capital, también podemos comprar un terreno y, mientras esperamos que se valorice, convertirlo en una cochera para alquilar”, propuso Otálora. La lista de opciones sigue con joyas, obras de arte y, en general, cualquier cosa durable que tienda a encarecerse, por lo menos, al ritmo de la inflación.

¿Cómo rindieron las inversiones más tradicionales en 2012? Según un informe de la consultora Matías Tombolini & Asociados, hubo pocas apuestas comparables fuera de la Bolsa. El metro cuadrado usado en Caballito se valorizó un 25%, pero hay dificultades en las operaciones inmobiliarias. El dólar “blue”, en tanto, dio 24% de ganancia, con los riesgos de la ilegalidad. Y un plazo fijo sólo logró ampliar 14% un capital de $ 10.000. Finalmente, el oro avanzó un 7% en dólares, y comprar un auto nuevo para revenderlo usado rindió 5%, según la consultora.

Así, en la Argentina, el vino y las golosinas rindieron en 2012, como inversiones, más del doble que un plazo fijo; y el puré de tomates, con un 24% de aumento, igualó en ganancias al dólar “blue”. Ni en la Bolsa, ni en el banco ni en las “cuevas”: las pequeñas inversiones, ahora, se hacen en el supermercado.

Este es un resumen de la nota a Nicolás Litvinoff aparecida en el diario Clarín de hoy, viernes 25 de Enero de 2013. La nota completa se encuentra en las páginas 42 y 43 de dicho periódico, sección Consumo.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Descuento cursos Noviembre -30 off (válido hasta el 30 de Octubre o hasta que se agoten las vacantes asignadas, lo que ocurra primero). Comienzo lunes 6 de Noviembre
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

2 comentarios

  • Alejandro

    Hola, muy buena la nota.

    Queria consultarte como se hace para comprar productos de consumo al por mayor? sera en alguna distribuidora? hay que ser monotributista para hacerlo,o directamente como consumidor final?

    gracias

    • admin

      Hola Alejandro, no hace falta hacer ningún trámite, simplemente vas a un local de venta mayorista (por ejemplo, Makro) y realizás la compra como consumidor final. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *