Cómo le gané a la inflación este año.

como le gane a la inflacion este año.estudinero

Inflación, esa rara enfermedad económica que acecha a los argentinos, uno de los pocos países que tuvo que soportar una “hiper” que casi se lleva puesta la economía hace algunas pocas décadas.

¿Cuánto sabemos los argentinos de lo que significa vivir un proceso inflacionario? Pienso que no mucho, y afirmo esto sabiendo que me encontraré seguramente con muchas críticas basadas en la experiencia de esta última década y tiempos pasados.

Sin entrar en discusiones académicas o políticas, creo que todos estaríamos de acuerdo en afirmar que la inflación aparece cuando se vivencia una suba sostenida en el nivel de precios, y su principal consecuencia es la pérdida gradual de poder adquisitivo de la mayoría de la población.

Visto así, pareciera que estamos hablando de algo que los gobiernos de los países deberían evitar a toda costa, si quieren mejorar la calidad de vida de la población en todos los aspectos.

Sin embargo, China le demostró al mundo en las últimas tres décadas que es posible crecer a tasas de dos dígitos aún conviviendo con una alta inflación, y muchos países buscaron replicar ese modelo con distinto grado de éxito.

Digo esto para que tomemos conciencia de que la inflación es algo que vino a nuestras vidas para quedarse. Podríamos escribir libros enteros polemizando acerca de las causas de la misma, su conveniencia y las razones por las cuales el actual gobierno se ha negado sistemáticamente a reconocer su nivel verdadero, pero el objetivo de esta columna es otro: más que las causas y consecuencias, me interesa analizar experiencias prácticas de cómo se hace para combatirla en terreno de las finanzas personales y todo lo que atañe al bolsillo. A continuación, mi experiencia la respecto.

EJERCITO VICTORIOSO EN 2013: DÓLAR, BITCOINS, ADELANTO DE CONSUMO Y BOLSA

Los que leen mis columnas semanales, saben que vengo hablando de alternativas para evitar invertir en plazos fijos desde hace bastante tiempo. Sé que esto no debe caer nada bien en el grueso de los lectores, ya que este tipo de inversión es la más popular en nuestro país a pesar de brindar tasas de rentabilidades reales negativas, gracias a su simplicidad y comodidad.

Pero decir “no hagas esto” puede sonar fácil, el tema es qué tenemos para proponer a cambio.

Mis propuestas fueron variadas y quizá un tanto extrañas para lo que se acostumbra hacer en estos casos, y las mismas abarcan desde inversiones arriesgadas e innovadoras, hasta la simple idea de adelantar gastos corrientes adquiriendo en mayoristas determinados artículos.

Yendo al detalle, estas son algunas de las áreas en donde se ha logrado superar la inflación y mantener el poder adquisitivo de nuestros ahorros en lo que va de este año 2013.

1) Dólar y dólar linked: El dólar oficial, según lo anticipado por Guillermo Moreno a principios de año, terminará 2013 con una devaluación cercana al 20%. Si bien no llega a suplir la inflación real, el rendimiento de las inversiones “dólar linked” de las que he hablado hace un tiempo han sido un buen resguardo ya que al rendimiento citado hay que sumarle un plus de entre 3 y 6% otorgado por el emisor de estos bonos.

2) Acciones en la Bolsa: No solo en mis columnas sino también cada vez que tengo oportunidad de llegar a la gente a través de los medios busco estimular la inversión en la Bolsa, que considero una herramienta muy potente para contextos inflacionarios como los actuales.

Al fin y al cabo, el precio de las acciones suelen actualizarse como el resto de los precios de la economía según la inflación real, y ese ha sido solo el piso de rendimiento de un Merval (índice que nuclea las acciones líderes de la plaza local) que se acerca al 100% de suba en el año. Con subas de 3 dígitos en gran parte de sus componentes, es muy difícil que un inversor que haya elegido la Bolsa para invertir una parte de sus ahorros se haya equivocado este año.

3) Adelanto de consumo corriente: En diciembre del año pasado, hablé sobre la conveniencia de adelantar consumo corriente. 

En aquella oportunidad, afirmaba que: “Si se cuenta con espacio de almacenamiento, romper con el hábito de comprar en el supermercado lo necesario para la semana o el mes se presenta como una actitud inteligente en todo lo relativo a alimentos no perecederos o de vencimientos lejanos y/o artículos de limpieza o higiene personal”. Con subas de más del 25% en gran parte de los artículos, quienes hayan optado por esta opción han logrado eludir parte de la erosión que la inflación produjo en el resto de los bolsillos.

4) Bitcoins Cuando escribí mi nota “Bitcoins: protección virtual contra la inflación” ,el valor de esta moneda electrónica era de 108 dólares por unidad. Actualmente, cotiza a casi 200 dólares, lo cuál dá como resultado una suba de casi el 100% más la suba del dólar contra el peso, si medimos su rendimiento en moneda local.

Esta inversión es sin duda la más riesgosa de todas las presentadas, aunque hay una medida para reducir el riesgo que no falla nunca: no colocar más de un 10% de los ahorros totales y diversificar bien el resto invirtiendo en sectores no correlacionados como los presentados aquí.

CONCLUSIÓN

Hay básicamente 2 formas de ganarle a la inflación, y ninguna de ellas es aplicable a toda la ciudadanía.

La primera está reservada solo para aquellos que pueden establecer el valor del producto o servicio que venden, y tiene que ver con aumentar aún más sus precios de lo que marca la inflación real. Así es que personas sin cultura financiera escuchan que la inflación es del 25% y que es recomendable ajustar los precios dos veces al año, y terminan aumentando el precio de su producto/servicio un 50% anual pensando que están haciendo bien las cosas.

Lamentablemente, este método solo lleva a estimular el espiral inflacionario y termina perjudicando al resto. La segunda tiene que ver con abandonar la “zona de confort” que un plazo fijo puede otorgar, informarse sobre inversiones posibles, no arriesgar el total de los ahorros en una sola opción y diversificar entre no más de cinco alternativas posibles como las presentadas, que es muy probable que sigan siendo buenas alternativas en 2014, sobre todo mientras la inflación real se mantenga en los niveles actuales.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Aproveche la pre-venta para nuestros whorkshops online de Mayo con descuento -30% off, ¡Comienzan el 8 de Mayo y aún está a tiempo!. Últimos lugares. Anótese y comience a cursar ahora mismo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano y reserve ahora su vacante:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *