¿Qué pasaría si todos los argentinos dejáramos de ahorrar?

que pasaria si argentinos dejamos de ahorrar.estudinero

Por la inflación, el consumo sirvió en los últimos años para mantener la economía del país. Como contrapartida, cayó el ahorro. Opinan Tomás Bulat, Nicolás Litvinoff, Daniel Garro y Ezequiel Asensio.

por Mario Simonovich para MDZonline.

26 de Noviembre de 2013

Ahorrar es guardar para el futuro y con un dinero que se desvaloriza rápido, una opción de plazos fijos que la inflación pulveriza, un dólar partido en dos versiones y que se mira pero no se toca, una alternativa inalcanzable para muchos que es la inversión en propiedades y otras modalidades que implican informarse y probar por primera vez una inversión con riesgos -como los son las compras de bonos y títulos-. Ante todo esto, finalmente el consumo es lo más rápido y visible: el dinero a cambio de algo que voy a usar ahora.

El año que Cristina ganó con el 53,96% de los votos, la Universidad Católica Argentina y TNS Gallup, tras una encuesta, concluyeron que la mayor parte de los argentinos con capacidad de ahorro preferían gastar el dinero o guardarlo en su casa, tendencia acentuada en la clase media baja y en quienes viven en el Interior. Pasamos a 2013 y ambas entidades (UCA y Gallup) hicieron un relevo similar y el 27% respondió que la opción más conveniente es destinar el dinero al consumo. Y la opción ahorro, por debajo de ese porcentaje. Los que más se inclinaron a la alternativa de gastar el dinero fueron los niveles medios, universitarios y mayores de 65 años.

Para saber si los argentinos ahorramos sólo basta con compararnos con países vecinos: los depósitos en bancos representan el 16,2% y 24,3% del PBI (sector privado y público, respectivamente). Chile alcanza el 25%; Perú, 28% y China, hasta 50%. Para los que conocen del tema afirman que es el porcentaje es bajísimo en el país.

Ante este diagnóstico, la gran pregunta:: ¿qué pasaría en Argentina si los argentinos dejáramos de ahorrar?

Los economistas Tomás Bulat, Nicolás Litvinoff, Daniel Garro y Ezequiel Asensio respondieron esta pregunta de MDZ así:

Daniel Garro, director de Estudio Valor. “Uno de los grandes errores de la teoría keynesiana -inspirador del modelo K- y la economía matemática en general, es dejar de lado el ahorro como generador de riqueza futura”.

“Eugen von Böhm Bawerk hace casi un siglo nos explicaba la importancia del ahorro en el proceso de inversión y posterior generación de riqueza. El ahorro es la clave del crecimiento futuro sostenido, decía en su libro La Teoría Positiva del Capital”.

“¿Qué pasaría si ningún argentino ahorrara? Si eso sucediera no habrían inversiones dado que la tasa de interés subiría hasta el infinito. Este en uno de los grandes problemas no sólo de Argentina sino del mundo: la falta de ahorro; que los gobiernos intentan suplantar con emisión monetaria bajando artificialmente la tasa de interés”.

 “Por supuesto que los keynesianos, contentos, porque creen que el ahorro no es necesario en la economía sino todo lo contrario: es algo malo. Esto es porque no entienden el concepto de capital y mucho menos tienen una teoría del capital (obviamente porque su maestro Keynes no la tenía)”.

Nicolás Litvinoff, director de estudinero.net. “Pienso que hace tiempo los argentinos dejaron de ahorrar. La economía se está sosteniendo por el consumo, como ocurre en otros países”.

“Por ejemplo Estados Unidos, en las últimas dos décadas ha gastado mucho más de lo que ha ganado, siendo financiado por el resto del mundo”.

“En Argentina, el consumo es el que sostiene el actual modelo económico, a tal punto de que si los argentinos comenzaran a ahorrar comprando dólares y guardándolos debajo del colchón o en plazos fijos, el crecimiento económico podría tener una caída severa”.

Tomás Bulat (Gest Consultores).  “Cuando las personas dejan de ahorrar significa que hay menos plata para poder prestar en la economía y por lo tanto la inversión disminuye. Un país que ahorra poco, invierte poco y por lo tanto la economía tiende primero a estancarse y luego a entrar en recesión”.

“Hay que recordar lo que decian nuestros abuelos, el ahorro es la base de la fortuna. El gasto es placer de corto plazo, el ahorro es riqueza de largo plazo”.

Ezequiel Asensio (Balanz Capital). “A medida que la gente deje de ahorrar, la financiación será totalmente del exterior, con los vaivenes propios de los flujos de capitales. Y si viene una crisis o malestar internacional -donde hay flujos de plata hacia países emergentes como el nuestro-, nuestro crecimiento económico se hace añicos, como pasó en el 2001, con el corte del financiamiento exterior”.

Como contrapartida, Asensio explicó qué pasaría con la macroeconomía si los argentinos ahorrasen más:

“Desde el punto de vista macroeconómico -que es totalmente distinto al financiero- , el ahorro del sector privado es una fuente de financiamiento para la misma economía. Cuando el ahorro no es tan grande, el país tiene que salir a financiarse al exterior como paso en los 90”.

Consultado sobre si a nivel personal, el consumo es sinónimo de bienestar, ¿a nivel macroeconómico también?

“El nivel de bienestar no se mide tanto por el nivel de consumo en una economía, ya que en una época inflacionarias el consumo es muy grande y no justamente como señal de bienestar, sino como refugio para no perder poder de compra con los ingresos”, explicó Asensio.

“El bienestar de una economía lo da un nivel de empleo alto, un nivel de ingresos per capita alto, estabilidad del trabajo y un salario real alto, obviamente estas cosas permiten incrementar el consumo, pero para que todas esas cosas sucedan es importante que antes se haya incrementado fuerte la inversión( macroeconómicamente hablando) que es la contracara del consumo”.

Consultado acerca de que si a los argentinos les ha ido bien cuando apostaron al ahorro, el economista de Balanz respondió que sí, sobre todo “a los que apostaron al ahorro fuera del país, es decir en una moneda fuerte. Por eso hay tanta plata de argentinos en el exterior, cosa que es una fuente de financiamiento que no se usa, ya que si esa plata estuviera en el sistema financiero local, la financiación de la economía podría ser mucho más grande con su correlato en el aumento del PBI”.

Respecto del nivel de ahorros de los argentinos coincide con Garro en que no es para nada bueno:

“Los datos que se pueden ver en cuanto al ahorro de los argentinos son el nivel de depósitos a plazo en las instituciones bancarias, el volumen operado en la bolsa de valores y la industria de fondos comunes de inversión en Argentina, junto con la creación de activos externos de parte de los argentinos. Todas estas variables respecto a otra naciones -y no solo desarrolladas sino en vías de desarrollo como Brasil- , ¡son paupérrimos! Estamos muy lejos en nivel de depósitos, volumen del mercado de capitales e industria de fondos comunes de inversión respecto a su PBI”.

– ¿Hace falta cambiar algunas reglas de juego para que los argentinos ahorren más?

– Sí, básicamente que no cambien las reglas de juego en cada mandato presidencial y sobre todo que haya políticas de estado de largo plazo inalterables. Basicamente recrear la confianza en el país, que llevará varias generaciones. La falta de ahorro en Argentina  ha decaído fuertemente desde los últimos 70 años fruto de la inestabilidad macroeconómica que el país todavía aún sigue transitando.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Promoción especial Julio -20%  ¡Anótese ahora y reserve su vacante a precio especial! Comienza lunes 3 de Julio, últimos lugares con descuento exclusivo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la instripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *