Las golosinas y el éxito financiero.

golsoinas y dinero.estudinero

Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.
Columna aparecida en la nota Proponen incorporar la educación financiera a la currícula de la primaria.

Diversos estudios económicos demuestran que la persistencia de la riqueza al paso de las generaciones puede deberse en gran parte a la capacidad para compartir hábitos de ahorro originados en comportamientos aprendidos o herencia genética.

Siguiendo esta línea, la Universidad de Stanford en EE.UU. llevó a cabo un estudio en niños de 4 años conocido como “El experimento de la golosina”, que consistía en analizar el comportamiento de los niños frente a la posibilidad de saciar ahora mismo su deseo o posponerlo para lograr una mayor gratificación más adelante.

Se ubicó a los pequeños alrededor de una mesa en cuyo centro había un plato de golosinas, y se les dijo que ninguno de ellos podía comer caramelos hasta tanto llegara un mayor, con la promesa de que luego podrían tomar los que quisieran. Gratificación retardada lo denominaron los especialistas.

El posterior seguimiento de los participantes del experimento en su adolescencia y adultez demostró que aquellos que habían podido resistir la tentación de tomar las golosinas en el momento para luego disfrutar de más de ellas tuvieron un desempeño profesional y financiero superior a aquellos que no lo hicieron.

De lo expuesto se desprende que una temprana estimulación de aspectos que tengan que ver con el ahorro y demás cuestiones financieras podría llegar a tener resultados sorprendentes en los niños, habida cuenta de que todo lo relacionado con temas de dinero no suele enseñarse en la actualidad en ningún ámbito educativo tradicional, ni en colegios ni universidades.

A mi juicio, la clave para que este tipo de acciones tenga éxito se encuentra en potenciar las virtudes de los pequeños y motivarlos a planificar sus gastos, enseñarles cómo se elabora el presupuesto en la economía doméstica, los ingresos y los egresos, y más que nada la importancia del ahorro, de manera tal que el niño pueda ir consolidando la idea de que toda decisión significa un esfuerzo (prescindir de un gasto o un deseo), pero que esa decisión tiene sus frutos en el futuro (más consolidado desde el punto de vista personal).

El concepto económico de “costo de oportunidad” es muy importante para ello: la idea de que todo tiene sus costos, cuantificables o no, y que la mejor decisión de vida es el ahorro para lo que se viene. El beneficio de este tipo de enseñanzas en una edad temprana es doble y muy importante: estaremos criando hijos menos consumistas, más conscientes del valor de las cosas y menos vulnerables a campañas de marketing cada vez más agresivas y dañinas. Al mismo tiempo los preparamos mejor para el complejo y contradictorio mundo en el cual les tocará vivir.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Descuento cursos Noviembre -30 off (válido hasta el 30 de Octubre o hasta que se agoten las vacantes asignadas, lo que ocurra primero). Comienzo lunes 6 de Noviembre
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *