Metas financieras para 2014.

metas financieras 2014

El 2013 ya es historia, y el comienzo del año representa la oportunidad de hacer foco en cuestiones a las que no solemos darle demasiada importancia y que luego terminan siendo vitales con el correr de los meses: estoy hablando de las metas financieras personales como puente entre nuestros deseos en este campo y la realidad que luego experimentaremos.

¿Dónde nos enseñan cómo establecer metas financieras personales? Lamentablemente, en ningún nivel del sistema educativo actual, por más que en los últimos tiempos estén apareciend o propuestas interesantes en esta línea que buscan incorporar aspectos como el ahorro y otros hábitos beneficiosos en la currícula escolar desde el nivel primario.

METAS FINANCIERAS: ¿QUÉ SON Y CÓMO SE ESTABLECEN?

En primer lugar, una meta debe ser cuantificable y comparable. No sirve de nada establecer metas como “ganar más dinero en 2014”, ya que estoy en condiciones de afirmar que en mayor o menor medida la mayoría de los argentinos llegaremos fácilmente a ese objetivo: con una inflación del 30%, los salarios tendrán un ajuste que partirá de un 20% de piso, con lo cual en términos nominales esa meta estará cumplida de movida.

Claro, de nada sirve en términos de poder adquisitivo.

Lo importante aquí es focalizar en la cuantificación del objetivo como elemento principal para su posterior cumplimiento. Mientras más especificaciones y variables tengamos en cuenta a la hora declarar nuestra meta, mayor será el grado de efectividad.

Si hablamos de ganar más dinero, debemos especificar cantidad o porcentual exacto en términos reales, es decir, por encima de la inflación. Hoy en día, aun aquel que percibe 20% más cada año en términos de ingresos, es más pobre al aumentar sus egresos en una mayor cuantía.

En segundo lugar, una meta financiera debe ser realizable y realista. Ponerse objetivos inalcanzables es la manera más rápida de frustrarse y autoboicotear cualquier plan de metas que podamos llegar a tener.

En tercer y último lugar, un objetivo tiene que ser extraordinario. ¿No se contradice esto con lo anterior? De ninguna manera: entendemos el término extraordinario como algo fuera de los logros ordinarios y cotidianos. El objetivo debe revestir cierto grado de dificultad que abra, hasta el momento, brechas de efectividad entre lo deseado y lo obtenido.

GENERACIÓN MONETARIA Y GASTOS

Una meta u objetivo financiero puede variar en función del plazo deseado para su concreción: existen objetivos de corto, mediano y largo plazo.

Cuando se trata de metas relacionadas con nuestra economía doméstica, es redituable separar entre generación y gastos monetarios, según lo visto anteriormente referido a la ventaja que otorga la cuantificación de los mismos.

Con respecto a la generación, el primer dato que necesito obtener es cuál fue el nivel de ingresos que he generado durante el 2013, dado que esa será la base que intentaré mejorar en 2014.

Pero no solo interesa el dato cuantitativo, sino que es importante saber con el mayor grado de exactitud posible la fuente de origen de esos ingresos. La generación de dinero dependerá de la educación y las habilidades individuales de cada persona, pero existen infinitas maneras de “hacer” dinero.

Para simplificar, decimos que el dinero puede ser generado desde cuatro lugares distintos:

Empleado: relación de dependencia, desde empleados primarios a gerentes.

“Auto empleado”: autónomos que trabajan por su cuenta.

Dueño de negocio: propietario de negocio propio o franquicia.

Inversor: aquellos que generan dinero con dinero.

Una vez que tengo los números para colocar en cada uno de estos ítems, el paso que sigue es el cálculo porcentual de los mismos, dividiéndolos individualmente sobre el total de los ingresos.

Por ejemplo, si quiero calcular qué porcentual de mis ingresos proviene de mi función de auto empleado, debo dividir el total de ingresos proveniente de esa fuente por sobre el total de ingresos obtenidos en el año.

Con ese cálculo sobre la mesa, puedo cuantificar mis metas discriminando por fuente de origen, como ser: “Para este 2014 deseo que mis ingresos por inversión pasen a ser el 30% de mis ingresos totales en vez del 18% que fueron en 2013”.

Este mismo razonamiento puede aplicarse para los otros ítems.

De nada sirve aumentar los ingresos si los gastos aumentan en igual o mayor magnitud. Por ello, es también necesario conocer el nivel de gastos realizado en 2013 para utilizar como base para el 2014.

Los mismos pueden calcularse por deducción entre lo que ingresó y lo que quedó en el bolsillo o de manera individual.

Los dos grandes ítems sobre los cuales se debe trabajar son los gastos corrientes (cotidianos y flexibles) y los gastos fijos (presupuestados e inflexibles).

Siempre hay variables sobre las cuales se puede “ajustar”, y el primer paso es saber en qué se va el dinero para luego separar entre gastos necesarios y no tanto.

Bajar la erogación monetaria en un contexto inflacionario es realmente complicado, pero al menos se puede trabajar en que el aumento del gasto esté en línea con el aumento de precios y no supere a los mismos.

CONCLUSIÓN

Desde mi punto de vista, un ciudadano argentino tiene hoy en día dos posibilidades a la hora de enfrentarse al contexto económico local:

  • 2) “Tomar el toro por las astas” y aprender a establecer metas y objetivos en lo referente a su economía personal.

Tomarse un tiempo para analizar, planificar y “setear” las metas y objetivos de finanzas personales en los primeros albores de este 2014 puede ser la diferencia entre un año exitoso u otro año perdido.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre-venta exclusiva Septiembre, comienzo lunes 4. Descuento vigente -30% off. Anótese ya mismo y comience a ahorrar dinero. ¡Últimos días!. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *