Infidelidad económica.

infidelidad economica
Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.
La honestidad es uno de los pilares fundamentales de cualquier relación. Cuando alguna de las partes rompe este “contrato de lealtad” genera resentimientos y heridas que, en muchos casos, terminan por destruir el vínculo.Esto puede resultar una obviedad para algunos, pero en el campo del dinero las infidelidades económicas son más comunes de lo que creemos.El sitio Money Habitudes, que presenta un resumen de investigaciones y estadísticas muy interesantes sobre este tema, muestra que por lo menos un tercio de las parejas ha cometido algún tipo de infidelidad económica.

EJEMPLOS Y CAUSAS DE LA INFIDELIDAD FINANCIERA

Para poder abordar la complejidad del tema, resulta conveniente establecer primero algunos ejemplos cotidianos de infidelidad financiera, como ocultar a nuestra pareja las deudas contraídas con la tarjeta, esconder las etiquetas de ropa o no compartir información sobre el dinero ganado o ahorrado, entre otros.

Este tipo de mentiras u omisiones se relacionan directamente con el miedo al conflicto: al suponer que nuestra pareja se va a enojar cuando se entere de nuestros gastos o deudas, preferimos esconderlos y ahorrarnos un momento incómodo.

Otro estímulo para la infidelidad económica puede ser la falta de ganas de compartir nuestros ahorros o ingresos.

Por último, distintas culturas y creencias acerca del dinero también pueden originar el hábito de la mentira en nuestra vida de adultos. Si, por ejemplo, un padre les daba dinero a sus hijos a escondidas de la madre, o una madre le ocultaba a su esposo (pero no a sus hijos) lo que gastaba en la peluquería, es probable que los chicos repitan el patrón cuando sean grandes.

CONSEJOS PARA FORTALECER EL VÍNCULO DE LA PAREJA EN TEMAS ECONÓMICOS

Si analizamos lo dicho hasta ahora, podemos llegar fácilmente a la conclusión de que todos estos problemas podrían resolverse si se mejoran los canales de comunicación de la pareja, pero eso no es algo tan fácil como parece.

Muchas veces la imposibilidad de hablar de estos temas y cometer algún tipo de infidelidad económica está fuertemente asociada a la reacción negativa que descontamos encontraremos en el otro. Sin embargo, optar por ocultar nuestros hábitos significa que no estamos haciendo una lectura correcta y madura de las cosas que pasan y de las consecuencias que pueden tener ya que, por evitar una potencial discusión, hacemos que el problema se haga cada vez más grande, como una bola de nieve, y corremos el riesgo de perder la confianza del otro.

Por todo esto, el plan propuesto es establecer un “blanqueo” y punto de quiebre.

El primer paso es generar una charla sobre temas de dinero. Debe llevarse a cabo en un contexto y momento adecuados y no a las apuradas o en situaciones que puedan distraer la atención o impactar en la buena predisposición. “Blanquear” las infidelidades económicas realizadas por ambos servirá para recuperar la confianza y planificar un cambio de actitud de aquí en más. En la misma deben figurar no sólo los gastos que se realizaron sin consentimiento, sino también las deudas ocultas o el dinero escondido.

Es importante consensuar a partir de qué monto gastado debemos informar al otro: eliminar la infidelidad económica no tiene que ver con consultar o comentar cada gasto que hicimos o estamos por hacer. La pareja debe establecer a partir de qué monto es necesario notificar al otro. Esto aplica también a pequeños gastos “hormiga” que, sumados, alcanzan o superan el monto consensuado.Sería aconsejable considerar el esquema de las 3 cuentas bancarias: En algunos casos puede ser conveniente que cada uno tenga su propia cuenta para sus gastos personales y que se abra, además, una tercera cuenta conjunta en la que ambos aportan y de donde se extrae el dinero necesario para los gastos comunes.“Dividir las aguas” de una manera eficiente puede ser una buena estrategia para disminuir el riesgo de conflicto sobre temas financieros.

CONCLUSIÓN

Hemos analizado algunos aspectos referidos a la infidelidad económica en la pareja, pero es útil resaltar que este comportamiento puede darse en cualquier tipo de relación afectiva o comercial.

Por ejemplo, el asesor financiero que aconseja a su cliente sobre dónde invertir, y lo hace en función de los intereses del banco para el que trabaja y no pensando en el bienestar de la persona que está asesorando, también comete un acto de infidelidad en su relación de negocios. De igual manera, un político que malgasta los fondos públicos está cometiendo una infidelidad económica porque está traicionando a aquellos que confiaron en él, lo votaron e hicieron posible su ejercicio en un cargo de mando.

Esta práctica puede traer gratificaciones de corto plazo pero la mentira, tarde o temprano, sale a la luz, contamina las relaciones y destruye la confianza y el afecto.

Nunca es tarde para reconocer errores, enmendar las fallas y cambiar nuestros hábitos financieros y vinculares por otros más sanos y honestos que permitan que las relaciones sean más disfrutables, transparentes y duraderas.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Promoción especial Julio -20%  ¡Anótese ahora y reserve su vacante a precio especial! Comienza lunes 3 de Julio, últimos lugares con descuento exclusivo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la instripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *