8 señales que marcan tu inmadurez con respecto al dinero.

inmadurez dinero

Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.

El dinero tiene, desde su creación , una carga subjetiva muy fuerte: la sociedad idolatra a los exitosos en este campo y margina o ignora a quienes no saben cómo crear excedentes monetarios. Estas reglas sociales hacen que nos engañemos al momento de analizar en qué medida somos eficientes en el plano material, con el fin de vernos a nosotros mismos más cerca de los “ganadores” que de los “perdedores” (siempre siguiendo estas reglas sociales basadas en una economía de consumo).

¿Qué diferencia a una persona “madura” en términos financieros de otra que aún está “verde”? Podría argumentarse que la procedencia, el entorno y la educación recibida tiene una ponderación importante y, seguramente, que algo de eso hay, pero según mi experiencia, la raya divisoria entre ambos es pura y exclusivamente una cuestión de hábitos y mentalidad.

Veremos a continuación 8 señales de que aún estás “verde” en temas de dinero, seguidas de consejos para poder cambiar esa situación y lograr de esta manera ir cerrando la brecha entre nuestro comportamiento “real” en temas monetarios y el “imaginario” que tenemos de nosotros mismos.

 1)”Girás en descubierto” en la cuenta del banco de manera frecuente

 Usás la cuenta corriente del banco para tu negocio y muchas veces elegís dejarla en rojo y pagar intereses hasta que entren otros pagos con los cuales cubrirla.

Este comportamiento hace que te apliquen intereses cuyo CFT (Costo Financiero Total) puede estar por encima del 100% anual, lo cual claramente se “comerá” gran parte de tu margen de ganancias sin que te des cuenta.

Cuando esto sucede, lo mejor es “parar la pelota”, organizar la parte de pagos de una manera distinta o buscar financiamiento por otro canal a tasas más bajas para dejar así de librar cheques sin respaldo “genuino”.

 2)Solés tener insomnio por temas de dinero

Se acerca el vencimiento de la tarjeta y no pudiste reunir aún el dinero para pagarla, o tenés que pagar el alquiler de tu vivienda y te falta una parte.las situaciones pueden ser variadas pero el resultado común es que cuando suceden “no pegás un ojo” en toda la noche.

Muchas veces los que afirman que no les importa el dinero terminan -sin darse cuenta- diagramando su vida alrededor de la obtención del mismo.

Dedicarle atención al cuidado y manejo monetario y comenzar a ahorrar desde edades tempranas son en este caso las mejores curas contra el insomnio que provocan las malas decisiones financieras.

3)El costo del colegio de los chicos se lleva un porcentaje alto de tu sueldo

Nadie discute aquí la importancia de la educación y la necesidad de realizar ciertos esfuerzos para que nuestros hijos tengan la mejor enseñanza posible.

Pero ese gasto no debería ser superior el 20% del salario, caso contrario se estará incurriendo en un gasto que podría ser interrumpido ante cualquier “accidente” financiero.

Que los gastos estén alineados con los ingresos y que sean realistas es una de las condiciones innegociables para madurar en el plano financiero.

4)Tu único ingreso es tu sueldo

Cuando se tiene al ingreso por único sueldo se cometen dos errores financieros:

i)Se centraliza la fuente de ingresos cuando la mejor manera de reducir los riesgos es diversificando. Con esto se está asumiendo un riesgo muy alto ante una eventual crisis económica local o internacional que obligue a las empresas a comenzar a despedir personal: quedarse sin ningún tipo de ingresos para afrontar los gastos fijos y variables que tenemos todos los meses.

ii)Se está dejando pasar por alto la posibilidad de generar ingresos pasivos: Los ingresos pasivos pueden ser generados por cualquier persona que se lo proponga, como algo adicional a los ingresos en relación de dependencia. De esa manera, se estarán creando fuentes adicionales de ingresos que harán que podamos estar más tranquilos en momentos de incertidumbre económica o incluso aprovechar las oportunidades emergentes en contextos más volátiles.

5)Optás por realizar el pago mínimo del resumen de la tarjeta de crédito

Muchas personas utilizan las tarjetas de crédito como una extensión del sueldo a la hora de gastar y luego como un préstamo bancario al momento de pagar los resúmenes.

El resultado es parecido al primer caso, en donde el costo del financiamiento termina siendo de casi 3 dígitos, dañando la economía doméstica del deudor. Frente a situaciones como esta, es conveniente dar de baja la tarjeta y manejarse en efectivo

6)Nadie te consulta sobre temas de dinero

En mi caso personal, y a pesar de trabajar en gran parte dando consejos sobre dinero, cuando veo a alguna persona que se maneja bien con el mismo suelo hacerle preguntas que me sirven para aprender y mejorar hábitos propios.

Es tanta la falta de conocimiento que suele haber una demanda de información constante que muchas veces es netamente informal: pedirle consejos a un amigo o compañero de trabajo puede transformarse en algo habitual.

Si muy poca gente o directamente nadie te está pidiendo consejos sobre dinero, la percepción de tu entorno es que aún te faltan muchos aspectos para poder madurar en este rubro.

7)Aún no planeaste tus vacaciones de verano

La mejor manera de ahorrar dinero es planear los gastos importantes con anticipación, porque es cuando se consiguen mejores descuentos.

Las personas maduras financieramente es probable que ya tengan desde hace meses resuelto el tema de las vacaciones de verano, aunque aún falten 3 meses.

Dejar este gasto para lo último como así también gastar más del 20% del total del ingreso anual o financiar las vacaciones con la tarjeta de crédito en “cómodas” cuotas es una clara señal de inmadurez financiera.

8)Le pedís prestado a Juan para pagarle a Pedro

Adelanto de sueldo, extracción de dinero en cajeros con tarjeta de crédito, préstamos a sola firma o directamente préstamos pedidos a amigos y familiares. Cualquiera de estos artilugios son utilizados por aquellos que suelen vivir endeudados para pagarle a uno pidiéndole a otro.

Este accionar puede salir bien durante un tiempo, pero tarde o temprano termina por explotar. Este tipo de comportamiento de “eterno deudor” es otra clara señal de amateurismo financiero.

Conclusión

“Madurar” en temas de dinero no es algo que llegue con el tiempo, como en la mayoría de los ámbitos de la vida. De hecho, los hábitos que marcan la inmadurez financiera que acabamos de analizar pueden incluso ir agravándose a medida que uno va creciendo, si no tenemos la inteligencia suficiente como para cuestionar nuestro sistema de creencias sociales en relación al éxito y estatus, si no logramos alinearnos en la fila de los acreedores en vez de en la de los deudores.

Identificar y reconocer estos comportamientos autodestructivos para nuestras finanzas personales es el primer paso de un proceso de crecimiento que una vez comenzado no podrá detenerse y que mejorará notablemente tu calidad de vida y relación con lo material.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Aproveche la pre-venta para nuestros whorkshops online de verano con descuento -30% off, comenzando a cursar el lunes 6 de Febrero, aún está a tiempo!. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano y reserve ahora su vacante:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

1 comentario

  • Siempre he dicho que una casa también es como un banco, pues tienes que administrar bien tus ingresos y salidas. Acordarse que tenemos que tener también un dinero ahorrado en caso de emergencia imprevista, no emocionarse cuando viene un ingreso extra, hay que medir bien lo que se viene.

    Bien dicho, no podemos estar endeudado eternamente, no hay manera de tener más estrés, si lo tomas a la ligera, despues te vendrá los problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *