¿Cuánto podés gastar en estas vacaciones de invierno?

cuanto podes gastar vacaciones invierno

Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.

Como todos los años, comienzan por estos días las vacaciones de invierno en todo el país pero, en esta ocasión, este “período ventana” tiene una particularidad especial: con una pérdida de poder adquisitivo cercana al 15% en el bolsillo de la gente producto de una inflación semestral del 29.2% (proyección anual del 47.1%) y en pleno “ajuste”, hoy más que nunca se vuelve imprescindible poner el foco de atención en las finanzas personales para evaluar unas vacaciones “cortas” que no hagan mella en el presupuesto anual.

Teniendo en cuenta esta cuestión, veremos a continuación algunos consejos generales que pueden derivar en un ahorro importante y necesario en el gasto global de las vacaciones de invierno 2016.

Sobre errores comunes y planificaciones financieras

El error más común a la hora de planificar la parte monetaria del descanso invernal es creer que ocuparse de la parte “financiera” de las vacaciones pasa por dedicar un par de horas a averiguar distintos precios de pasajes y estadías.

Si realmente queremos maximizar nuestro presupuesto, debemos saber en primer lugar que la planificación monetaria no es solamente una mera exploración de valores ni se termina en el momento en el cual comienzan las vacaciones, sino que tiene que durar hasta el último día de las mismas.

Para determinar cuánto podés gastar en las vacaciones de invierno 2016, hay que tener en cuenta los siguientes tips:

1) Que las vacaciones se ajusten al bolsillo y no al revés

Alguien podría decir que este consejo es más que obvio: una persona buscará el lugar para vacacionar en función del ingreso disponible que tenga para tal fin.

Esto sería así en una economía simplificada en la cual la gente gasta en función de lo que gana y no tiene libre acceso a los préstamos “embebidos” en las tarjetas de crédito, que muchos utilizan como una simple extensión del sueldo.

Los especialistas en finanzas personales recomendamos no emplear más de un 20% del total de ingresos anuales en las vacaciones de invierno y verano, de donde un 5% debería alocarse a las de invierno (más cortas) y 15% a las de verano (más largas).

Ejemplo: gano 15.000 pesos por mes “en mano” pero tengo un límite de gastos de 10.000 pesos mensuales en la tarjeta. Este mes cobro 7.500 pesos de aguinaldo, que los puedo gastar íntegros en las vacaciones, y además puedo comprar el pasaje y la estadía en 12 cuotas por un total de 1.250 pesos mensuales que luego iré pagando.

En este caso, el gasto total de las vacaciones asciende a 22.500 pesos (7.500+12×1.250), que sería el doble de lo aconsejado para gastar en función del nivel de ingresos citado.

Esto es así porque una persona que tiene ingresos anuales por 195.000 pesos (que salen de hacer 15.000×13, teniendo en cuenta el aguinaldo) no debería alocar más de 9.750 pesos para estas vacaciones de invierno (que es el 5% de 195.000), lo cuál representa menos de la mitad de lo visto en el primer ejemplo.

Sumado a esto, otro grave error es realizar pagos en 12 cuotas, dado que en 6 meses cuando lleguen las vacaciones de verano aún quedará por pagar la mitad del crédito de estas vacaciones, restringiendo notablemente el presupuesto vacacional de aquel entonces.

Que las vacaciones se ajusten al bolsillo y no al revés quiere decir que primero hay que hacer estos simples cálculos en función de nuestros ingresos y recién después de conocer la disponibilidad presupuestaria comenzar la búsqueda del destino posible. Generalizando, la fórmula a utilizar es:

(Ingreso mensual x 13) x 0,05= Presupuesto vacacional recomendado.

Elaborar un presupuesto de gastos detallado

Así como en el punto anterior se vio como las tarjetas de crédito pueden representar una tentación nociva para nuestras finanzas personales en términos de gastos que se encuentran fuera de nuestra realidad económica, debemos ahora remarcar el peligro que representan las tarjetas de débito y la cercanía de los cajeros automáticos -distribuidos en puntos clave del país- para el presupuesto de gastos vacacionales cotidianos.

Para poder lograr el control de estos últimos, un esquema muy útil es subdividir los gastos totales en gastos primarios y gastos secundarios.

Los gastos primarios son aquellos derivados del pasaje, la estadía, el traslado y las excursiones. Dentro de los mismos, generalmente el pasaje y la estadía se pagan previamente al viaje (aunque en algunos casos la estadía se va pagando día a día o al final), mientras los traslados y excursiones suelen ser abonados durante las vacaciones.

La opción más popular (pero también más costosa) es la de comprar directamente un “paquete armado”. Pero también existe otra posibilidad mucho más económica: el “hágalo usted mismo”, que cuenta con la ventaja de poder manejar los tiempos y permite vincularse más con la gente del lugar.

Internet es un canal ágil y gratuito para averiguar cualquier precio, desde la habitación de un hotel 3 estrellas en Salta hasta el alquiler de un auto en Mendoza.

Contactarte con las entidades municipales de turismo del lugar que elijas para vacacionar también puede ser una buena idea, ya que allí te podrán informar sobre actividades y excursiones, pases con descuento para numerosos lugares de atractivo turístico y te guiarán en todo lo que necesites para una mejor estadía.

El ahorro generado por tomarse el tiempo de averiguar precios y eventualmente contratar servicios directamente en el lugar de destino puede ser realmente importante.

Luego, es necesario incluir en el presupuesto los gastos secundarios (viáticos, comidas, salidas, regalos). Para optimizar los mismos, es recomendable calcular cuánto dinero hay disponible para gastar durante el viaje y luego dividirlo en partes iguales, una por cada día de vacaciones.

Sigamos con el ejemplo visto en el punto anterior para poder entender este ítem. Dijimos que el gasto total máximo debería ser de 9.750 pesos en función del nivel de ingresos establecido. Supongamos entonces que el destino elegido es Mendoza. En función de los precios obtenidos en un site especializado, el presupuesto podría ser armado de la siguiente manera.

Gastos primarios:

Pasaje en micro desde Buenos Aires (retiro): 550 pesos.

Hotel 350 pesos por día, 7 días de estadía=2.450 pesos.

Gastos secundarios:

500 pesos por día de comida, total= 3.500 pesos.

Excursiones, regalos, viáticos=3.250 pesos.

Total gastado: 9.750 pesos.

Conclusión

Siguiendo la línea de columnas anteriores, la erogación de dinero puede ser considerada como gasto, inversión o derroche.

Se dice que es gasto cuando lo comprado se consume rápido, mientras que es inversión cuando nos trae beneficios o ahorros futuros. Claramente, es derroche cuando el gasto no nos produce satisfacción alguna.

El lugar que ocupan las vacaciones dentro de esta clasificación puede ser algo subjetivo, pero teniendo en cuenta que está demostrado que contribuye más a la sensación de felicidad de una persona la compra de experiencias que de bienes tangibles, podríamos decir que unas vacaciones bien planificadas desde lo económico podrían convertirse en una inversión no sólo por los recuerdos que quedarán almacenados en nuestra mente sino además porque nos permite “cargar las pilas” para ser más productivos en el segundo semestre del año que acaba de comenzar.

Al mismo tiempo, el derroche en las vacaciones puede darse fácilmente si no tenemos en cuenta la planificación financiera que acabamos de ver haciendo que lo que tendría que ser una inversión en experiencias se transforme en un dolor de cabeza para lo que resta del año.

El último esfuerzo antes de relajarse por un breve lapso de tiempo pasa por analizar estas variables y tomar las mejores decisiones al respecto, dentro de un contexto realista y complejo como el actual.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Aproveche la pre-venta para nuestros whorkshops online de verano con descuento -30% off, comenzando a cursar el lunes 6 de Febrero, aún está a tiempo!. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano y reserve ahora su vacante:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *