Cuatro opciones para ganarle a la inflación por goleada

4-consejos-ganarle-inflacion-goleada

Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.

Ganarle a la inflación con las inversiones fue, como bien sabemos, una ardua batalla en la última década. Para lograrlo, el inversor debía asumir un riesgo creciente en temas que quizá no dominaba mucho, y así y todo salir “empatado” era considerado para muchos como una victoria habida cuenta del contexto permanente de precios al alza.

Pero las cosas parecen estar cambiando en lo que va del año: con una inflación en retirada, las chances parecen ahora haberse invertido si tenemos en cuenta la proyección inflacionaria para los próximos 365 días, que es lo que debería mirar un inversor a la hora de evaluar el rendimiento real esperado de cualquier colocación que desee realizar (muchos cometen el error de mirar la inflación pasada para evaluar inversiones que se materializarán en un futuro).

Por supuesto que nadie sabe a ciencia cierta hasta donde podría “aflojar” el sesgo inflacionario, pero sí se pueden realizar proyecciones mirando el mercado de futuros del dólar (ROFEX), que cotiza a 18 pesos por unidad dedivisa americana a agosto del 2017. Tomando como referencia el precio de venta de $15.36 del dólar oficial al momento de escribir esta nota, se llega a un 17% de apreciación esperada, lo cuál puede ser tomado como benchmark (punto de referencia) para la inflación posible a un año vista.

Partiendo de esa premisa y suponiendo una inflación de aquí a un año de unos puntos más que la mencionada, en el orden del 20%, analizaremos 4 opciones para ganarle a la inflación por goleada, esto es, conseguir tasas reales del 10% o más que cobran más valor aún en un mundo de “tasas de interés cero” como el actual.

A continuación, los cuatro “goles” con los cuales podemos ganar esta partido que antes teníamos perdido “desde el vestuario”.

Finanzas Colaborativas: rendimiento esperado del 45.2% anual

Más allá de que hoy en día los bancos obtengan ingresos tomando dinero del público (al 22% promedio) y colocándolos en LEBACs (al 27% promedio), se sabe que históricamente el negocio de los bancos siempre fue el spread (diferencial) que cobran entre la tasa activa y la tasa pasiva o, lo que es igual, la tasa que le pagan al inversor que hace un plazo fijo y la tasa que le cobran al deudor (persona o empresa) que pide un préstamo.

Hoy en día, si comparamos las mismas, ese diferencial puede llegar al 30% o más, lo cual hace que el inversor reciba menos y el deudor pague más.

El alto diferencial que deriva en jugosas ganancias produjo hace algunos años el nacimiento de las Finanzas Colaborativas que, en resumidas cuentas, representan un nuevo tipo de mecanismo basado en préstamos entre personas “moderados” por una empresa, que busca transformar las condiciones de los créditos y el rendimiento de las inversiones en valores justos.

Empresas como LendingClub, Prosper o Zopa son algunos de los ejemplos exitosos en el plano internacional de una industria que viene creciendo a pasos agigantados (algunas de estas empresas cotizan ya en las bolsas de sus respectivos países).

En la Argentina existen pocas empresas por el momento que se dedican a ello, siendo Afluenta una de las primeras en explotar este nicho de mercado.

El rendimiento por la colocación que obtendrá el inversor es similar a la tasa que pagarán los individuos que fueron admitidos para recibir créditos por el buen perfil crediticio que poseen, que promedia el 45.2 por ciento.

Afluenta, por ejemplo, califica a los solicitantes de crédito en segmentos de A a E. Los mejores clientes, con los mejores antecedentes, tienen las mejores condiciones, mientras que los clientes con antecedentes adecuados tienen otras condiciones, siempre mejor que la de los bancos.

Proyectando una inflación del 20% o menos para los próximos 365 días, el rendimiento real en este tipo de inversión es del 25.2%.

La inversión mínima aquí es de 5000 pesos.

Fondos comunes de inversión: rendimiento esperado del 34% anual

Los fondos comunes de inversión en pesos son instrumentos que pueden operarse a través de agentes de bolsa o incluso muchas veces en el mismo banco en donde se posee cuenta corriente o de ahorro, habilitando previamente una cuenta de inversiones.

En Porfolio Personal, por citar un ejemplo, no existen costos de entrada y salida y se pueden invertir a partir de los 1000 pesos, es decir, con un mínimo realmente bajo.

Un aspecto a tener en cuenta es que el inversor podría elegir hasta cinco fondos distintos para colocar 1000 pesos en cada uno de ellos.

Existen fondos, por ejemplo, que invierten de manera diversificada en valores negociables de deuda pública provincial y municipal, con rendimientos del 34,29% anual.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Pausa publicitaria: Estas son las inversiones más “básicas” para aquellos que no dedican tiempo a su formación como inversores. Si estás buscando inversiones con rentabilidades mucho más altas aún, te recomendamos consideres la posibilidad de anotarte en el curso online Primeros Pasos en el Mercado que dicta Nicolás Litvinoff y aprender de él y sus inversiones en la Bolsa.
Más información aquí o escribiendo a cursos@estudinero.net

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Este tipo de fondos favorecen al inversor minorista en el sentido de que no tiene riesgo de picking up (selección de activos) ya que estamos ante una cartera atomizada, además de bajar sensiblemente el costo de comisión que debería pagar en caso de querer comprar esos mismos bonos por su cuenta en vez de acudir al Fondo Común de Inversión.

Otra ventaja con respecto a las inversiones tradicionales como el plazo fijo es que los rescates de estos fondos se pueden hacer en 72 horas, lo cual brinda cierta flexibilidad que puede ser muy valiosa en momentos de turbulencias, cuando el inversor puede necesitar hacerse del dinero en un período corto de tiempo.

No hace falta tener ningún cocimiento previo del tema, y mediante esta inversión se pueden lograr tasas de rendimiento reales del 14% aproximadamente.

Préstamos a cooperativas: rendimiento esperado del 30% anual

Las colocaciones a plazo fijo en bancos tradicionales y de segunda línea, siempre dependiendo de plazo y monto, se aproxima al 22% anual.

Pero también existen otro tipo de colocaciones parecidas en cuanto a su parte operativa que no son tan conocidas y que pueden otorgar unos puntos extra de rendimiento: las colocaciones a plazo fijo en cooperativas reguladas por el Banco Central, que captan dinero del público para, al igual que los bancos, colocarlo luego en préstamos personales o corporativos, ganando con ello el spread existente entre la tasa activa y la tasa pasiva.

Dado que varias de estas cooperativas son auditadas por el Banco Central e incluso algunas ofrecen las mismas garantías que los bancos en cuanto al capital recibido, podría representar una buena opción invertir una parte de los ahorros a tasas que se aproximan al 30% anual, con un riesgo acotado.

El mecanismo es el mismo que en el plazo fijo: el inversor coloca ese dinero en la institución elegida, que se compromete a devolverlo en una fecha determinada. La ganancia está en los intereses que el inversor recibirá en ese entonces.

Varias de estas cooperativas prestan el dinero captado del público a trabajadores y/o jubilados mediante un método conocido como “descuento de haberes” (le descuentan al deudor el importe de la cuota directamente de su sueldo); allí el cobro está prácticamente asegurado y el riesgo es muy bajo, lo cual disminuye la probabilidad de que no honren luego los compromisos con sus depositantes (los inversores).

Investigar cuáles son esas cooperativas (muchas de las cuales tienen locales de atención al público en pleno microcentro porteño) es la única tarea que tendría que realizar el interesado en esta opción para luego materializar la inversión.

Mediante este tipo de colocaciones se puede obtener una tasa real anual positiva del 10%, siendo la inversión mínima de 1000 pesos.

LEBACs: rendimiento esperado del 27.25% anual

A pesar de que la tasa viene en baja, las LEBACs continúan siendo una alternativa potable para lograr tasas positivas en los próximos 365 días.

La Licitación de Letras del Banco Central (de ahí viene la abreviación LEBAC) es llevada a cabo cada martes por el organismo que emite deuda, la cual es comprada por los inversores.

Las LEBAC constituyen una promesa de pago futura que, en vez de ser efectuada por un banco privado, es constituida por el mismo Banco Central de la República Argentina.

La colocación en este tipo de instrumentos (que muchos consideran con un riesgo inferior al de los plazos fijos) puede hacerse desde el mismo banco o también desde una cuenta abierta en una sociedad de Bolsa.

Esta operación puede incluso hacerse desde home-banking, aunque hay que estar atento a las fechas de renovación de la misma en función del plazo elegido.

Los martes es el día de la licitación, y un día antes se debe manifestar la intención de participar en la misma. La autoridad monetaria anuncia los plazos por los que licita que pueden ir de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días (a mayor plazo, mayor tasa y viceversa).

El piso para invertir es de 1.000 pesos, pero dado que existen costos de comisiones que comienzan en un fijo de 250 pesos, los analistas recomiendan no invertir menos de 20.000 pesos en este tipo de colocación.

La tasa de rentabilidad real termina siendo de aproximadamente 7.25% anual.

Conclusión

Toda inversión lleva implícita un riesgo, en mayor o menor medida. Hemos presentado en esta oportunidad cuatro colocaciones en donde el rendimiento nominal no debería alejarse demasiado del rendimiento ex post, por lo cuál el riesgo mayor viene por el lado de un nuevo aceleramiento inflacionario.

Mi opinión personal es que ese escenario parece poco probable a juzgar por la decisión del Gobierno y el Banco Central en priorizar la lucha contra la suba de precios dentro de su agenda presente y futura.

Quienes compartan esta línea de razonamiento podrán evaluar las inversiones presentadas y otras alternativas como una excelente posibilidad para posicionarse en el mediano y largo plazo (digamos de 6 meses a un año) a una tasa real altamente positiva, que se supone irá menguando a medida que el contexto de tasas de interés siga presionando a la baja.

Realizaremos más adelante algún update de lo aquí proyectado, esperando que de una vez por todas los inversores encuentren opciones para canalizar sus inversiones sin tener que preocuparse por la pérdida del poder adquisitivo en su capital inmovilizado.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Aproveche el descuento especial de pre-venta para nuestros whorkshops online de Abril con descuento -30% off, ¡Comienzan el lunes 3 de Abril y aún está a tiempo!. Anótese y comience a cursar ahora mismo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano y reserve ahora su vacante:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *