Tarjetas de débito y crédito son también cosa de chicos.

tarjeta-cosas-de-chicos

El Banco Central autorizó la creación de cajas de ahorro para menores; algunas entidades ofrecen tarjetas prepagas.
Especial Suplemento Económico del diario La Nación.

El Banco Central (BCRA) dio en los últimos días un paso más hacia su objetivo de un país sin billetes: autorizó la creación de las cajas de ahorro para menores de edad, con la idea de “facilitar sus operaciones económicas cotidianas, estimular la educación financiera de los jóvenes y fomentar la bancarización a través del uso de los medios electrónicos de pago”. Si bien el titular de la cuenta seguirá siendo un mayor que podrá establecer un tope máximo de dinero diario para gastar, los menores (sin requisito de edad mínima) podrán acceder a la utilización de tarjetas de débito a su nombre, extraer efectivo de cajeros automáticos, comprar en comercios y hacer transferencias o pagos a través de cualquier medio electrónico.

Para las generaciones nacidas con una pantalla en la mano, la medida forma parte de su relacionamiento natural con el entorno, ya que mediante homebanking, cajeros automáticos o con las aplicaciones para celulares, los jóvenes pueden reemplazar el uso de billetes. “Desde los 12 años los chicos ya tienen un teléfono propio; nacen con una billetera digital. La caja de ahorro del BCRA funciona como las viejas estampillas que juntaban padres y abuelos como método de ahorro”, dice el economista Nicolás Litvinoff. Y agrega: “Si se otorga una tarjeta de crédito a un menor, el complemento debería ser una caja de ahorro, porque así además de educarlos para que ahorren gastando, los estimulás a que generen un excedente para ahorrarlo”.

Para los padres significa una alternativa que se suma a la posiblidad de pedir extensiones de tarjetas de crédito o de comprar tarjetas prepagas, prácticas que funcionan como herramientas de seguridad, porque pueden darles a los chicos menos dinero en efectivo. “Es otro mecanismo para que el menor gaste mejor y con menos riesgo su ‘mensualidad de hijo’. En el gasto inteligente, que es aprovechar promociones y descuentos, también hay ahorro. La ventaja de la tarjeta de débito sobre la de crédito, para estos casos, es que no pueden endeudarse comprando en cuotas”, expresó el también director de Estudinero.net.

Además, con el fin de facilitar los costos y lograr una mayor inclusión financiera, el Banco Central dispuso en abril que las cajas de ahorro, con la tarjeta de débito que se emite para personas físicas y las transferencias electrónicas que se realicen desde la cuenta, sean servicios gratuitos que los bancos deben proveer.

Desde el banco HSBC indicaron que del total de los adicionales de tarjetas de crédito que tiene la entidad, el 2,7% fueron emitidas para adolescentes de entre 14 y 18 años. “Ofrecemos adicionales de tarjetas de crédito a partir de los 14 años cuando se trata de hijos del titular de la tarjeta. Anteriormente, para estos casos, la edad establecida era de 16 años, pero realizamos la modificación con el objetivo de satisfacer las necesidades de los clientes, quienes hace un poco más de dos años comenzaron a solicitar tarjetas para que sus hijos pudieran utilizar en los viajes”, explicaron.

Por los famosos viajes de 15 años, las tarjetas prepagas también comenzaron a ganar terreno. Si bien la mayoría de los padres que otorga una extensión de su tarjeta lo hace porque tienen confianza en que su hijo va a tener un consumo responsable, una de las ventajas que los mayores ven en las tarjetas prepagas es que el hijo tiene un tope de gasto. Además, en la mayoría de los casos el plástico prepago ofrece la posibilidad de retirar efectivo del cajero automático a un costo menor que las tarjetas de crédito.

MasterCard es una de las marcas de tarjetas que decidieron expandirse al servicio prepago. A través de la compañía Multifinanzas ofrece la tarjeta Avanta. “Vendemos mucho el producto desde agencias de viajes, ya que les permite a los usuarios viajar sin tener que comprar la moneda de destino. La tarjeta puede ser utilizada por todas las personas, desde los 14 años de edad. A su vez, permite la inclusión financiera de quienes no se encuentran bancarizados, ya que no es necesario contar con una cuenta bancaria ni ser evaluados mediante métodos de scoring para poder obtenerla; solamente con el DNI es posible acceder al servicio”, indica Stefano Angeli, gerente de la firma argentina.

La utilización de tarjetas comienza también a ser imprescindible cuando los chicos cumplen la mayoría de edad y viajan a otra ciudad para empezar la carrera universitaria. El banco Galicia es una de las entidades que ofrece una tarjeta exclusiva para estudiantes: “El usuario puede sacar una tarjeta Galicia Débito Move, asociada a una cuenta en la que se pueden hacer depósitos y transferencias. También está la opción de obtener una tarjeta de crédito cumpliendo algunos requisitos como, por ejemplo, tener una cantidad de materias aprobadas. Tenemos 117.000 clientes vigentes y es un número que sigue creciendo a través de las altas que se dan en los stands en las universidades y a través de Internet”, indicaron. Además, en el banco detallaron que tienen 433 clientes de entre 14 y 18 años que son titulares de una tarjeta de crédito, mientras que casi 20.000 menores tienen una extensión.

Billetera digital: alternativas de medios de pago

Caja de ahorro

El Banco Central autorizó la creación de cajas de ahorros para menores, quienes podrán tener una tarjeta de débito a su nombre y estar autorizados para extraer efectivo de cajeros automáticos, comprar en comercios y hacer transferencias o pagos a través de cualquier medio electrónico (homebanking, cajeros automáticos, aplicaciones para celulares)

Tarjeta de crédito

La mayoría de los bancos ofrece extenciones de tarjetas de crédito a partir de los 14 años cuando se trata de hijos del titular de la tarjeta. Para quienes no sean hijos del titular las adicionales se otorgan a partir de los 16 años si la persona se encuentra emancipada, o bien a partir de los 18 años

Servicio prepago

La tarjeta prepaga puede ser utilizada por todas las personas, desde los 14 años de edad. No es necesario contar con una cuenta bancaria ni ser evaluados mediante métodos de scoring para poder obtenerla; solamente con el DNI es posible acceder al servicio

Comercio electrónico

PayPal y Todo Pago son dos instrumentos electrónicos que permiten pagar en sitios web y transferir dinero entre usuarios de manera inmediata y sin costo; además, no es necesario ingresar el CBU del destinatario, sólo el mail y el monto a enviar.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre venta cursos Octubre -30% off (hasta el 25 de Septiembre) ¡aún está a tiempo!. Descuento activo -30% off. Anótese ahora! Últimos días. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *