Tres estrategias para ahorrar en tiempos de ajuste de gastos

3-estrategias-ahorro-estudinero

Un especialista recomendó mecanismos para controlar el consumo y atesorar algo de dinero.

Especial La Gaceta de Salta.

No hay estadísticas que determinen si aumentó el ahorro o no en el país. Pero, sin dudas, el 2016 ha sido el período más difícil para atesorar dinero de los últimos 10 años. Y la pérdida del poder adquisitivo repercutió mucho en ello.

En años anteriores, los acuerdos salariales permitieron mitigar el incremento del costo de vida. En cambio, en estos meses hubo un ajuste que llevó a una pérdida de la capacidad de gasto de entre un 14% y un 16%.

“La gente que tiene incorporada los hábitos de ahorro, pudo hacerlo este año pero en menor cuantía que antes. En aquellas personas que no tienen esas prácticas y cuentan con dinero en función del ingreso del mes o de un monto extra, veo muy difícil que hayan podido ahorrar porque esa pérdida del poder adquisitivo fue bastante importante”, dijo Nicolás Litvinoff, director del sitio especializado Estudinero.net.

Ante ello, Litvinoff viene aconsejando varios hábitos de ahorro. Muchos de ellos están incluidos en lo que denomina “mecanismos de compromiso”; buscan equilibrar el gasto del día para la gratificación inmediata, como cambiar el auto o comprar ropa, con la “personalidad futura”, es decir, proyectar hacia 20 o 30 años.

El director de la consultora aconsejó:

-Crear un aforo personal para los gastos con tarjeta de crédito (un margen de garantía). “Cuando  la tarjeta me da un límite de $ 9.000 por mes, se puede crear un aforo de un 30% inferior a ese límite para no excederme”, explicó Litvinoff. Se multiplica esos $ 9.000 por 0,70 y se llega a una cifra tope propia de 6.300 para no pasarse después con las cuotas y no tener problemas con los costos financieros.

-Otro mecanismo es pensar en lo que se va a gastar antes de una compra, no en término de dinero, sino cuánto le cuesta a uno comprar ese producto. Primero se debe determinar cuánto se gana por hora de trabajo: se divide el salario por 160 (horas mensuales promedio). Si se gana, por ejemplo, $ 150 por hora, se debe pensar que un par de zapatillas que cuesta $ 1.500 implica 10 horas de trabajo. Eso hace que se tenga una perspectiva mucho más certera de los que se gastará y se puede evitar gastos que no son aconsejables en estos momentos.

-En esa línea, se porpone cortar los “gastos hormigas”. “Son los gastos cotidianos que se desparraman a lo largo del día, como ser un café con medialunas al paso, un taxi tomado a las apuradas, bebidas y golosinas en los quioscos, cigarrillos, etcétera”, indicó el especialista. Con esta práctica, se pueden prescindir de algunas adquisiciones durante un tiempo para luego ver cómo repercute en nuestras finanzas personales.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Aproveche la pre-venta para nuestros whorkshops online de Mayo con descuento -30% off, ¡Comienzan el 8 de Mayo y aún está a tiempo!. Últimos lugares. Anótese y comience a cursar ahora mismo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano y reserve ahora su vacante:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *