Crisis financieras y género

genero

Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.

En las finanzas, como en la mayoría de los ámbitos, existen mitos que se van derrumbando con el paso del tiempo. Uno de ellos es el que dice que, en temas de dinero, los hombres se encuentran mejor capacitados que las mujeres para tomar decisiones, sobre todo en lo referente a la inversión y el ahorro.

Como veremos a continuación, un interesante experimento realizado en el ámbito de la economía del comportamiento derriba estos falsos supuestos y deja al descubierto que la toma de riesgos irracional y contraria a los propios intereses podría tener que ver más con una cuestión “masculina” y emocional que no aparece en los estudios tradicionales sobre el tema.

Riesgos excesivos y explicaciones débiles

Crisis del sudeste asiático, efecto “tequila”, explosión de la burbuja del Nasdaq y de las hipotecas: los analistas económicos se encuentran sorprendidos por la cantidad y frecuencia de las crisis económicas que afectaron al mundo en los últimos 20 años.

Hasta el momento, las causas de las mismas han sido estudiadas utilizando complejos modelos macroeconómicos y discutiendo sobre la conveniencia de las políticas fiscales y monetarias… y las explicaciones no han convencido a nadie.

Los psicólogos e investigadores Jonathan R Weaver, Joseph Vandello y Jennifer Bosson, de la University of South Florida, en cambio, han llevado a cabo un approach totalmente distinto, al realizar una investigación titulada: ¿Intrépidos, imprudentes, o impetuosos?: Los efectos de las amenazas de género en las decisiones financieras de los hombres. En el research, los investigadores se preguntan si los hombres, al ver amenazada su masculinidad, tienden a tomar decisiones de inversión más arriesgadas que en condiciones normales.

Este no es un tema menor: si hay algo en lo que la mayoría de los analistas coincide es en que las crisis mencionadas se deben a que los banqueros e inversionistas han tomado riesgos excesivos, siguiendo un comportamiento irracional que es muy difícil explicar desde las teorías clásicas. El tema aquí es proponer alternativas que expliquen las razones que llevaron a personas calificadas e inteligentes a comportarse de manera tan peligrosa para sus propios intereses y los de terceros.

El experimento: perfume de mujer y amenaza a la masculinidad

El equipo de psicólogos de South Florida realizó dos experimentos con estudiantes bajo una premisa tan controversial como interesante: la causa de fondo de las repetidas crisis financieras globales está relacionada con un exceso de testosterona en el sector financiero, dominado mayoritariamente por hombres. Si el género predominante en el sector fuese el femenino, los mercados financieros y la economía en general disfrutarían de una estabilidad mucho más sana para los intereses de todos los agentes involucrados.

En el primer experimento, se eligió a un grupo de hombres heterosexuales y se les dio 5 dólares a cada uno. La consigna fue la de apostar entre 1 y 5 dólares al lanzamiento de un dado.

Antes de empezar, no obstante, se escogió al azar a la mitad de los estudiantes y se les ordenó rociarse con un perfume femenino enfrascado en una botella de color rosa. Esa “humillación”, según los investigadores, haría que los sujetos sientan amenazada su masculinidad frente a los demás.

Los resultados les dieron la razón: aquellos estudiantes que habían rociado su piel con el perfume de mujer tendieron a realizar apuestas más grandes que el resto, tomando de manera irresponsable un riesgo mucho más elevado.

En el segundo experimento se buscó demostrar la misma hipótesis, pero partiendo de premisas distintas: se volvió a elegir al azar a la mitad del grupo, pero esta vez, en lugar de rociarlos con perfume femenino se les pidió que narraran 10 episodios de su vida en donde hubiesen actuado de “manera varonil” (salvando a un chica de morir atropellada, arriesgando su vida para evitar un asalto, cediendo el asiento en el colectivo, etcétera). La mayoría de los estudiantes tuvo serios problemas para encontrar 10 “episodios heroicos”, y los psicólogos interpretaban eso como una amenaza a su masculinidad.

El resultado, asombrosamente, se repitió: los estudiantes que habían visto “amenazada” su masculinidad por los psicólogos al no poder narrar 10 sucesos en donde hayan ratificado su “hombría” mantuvieron una conducta más agresiva y más arriesgada que los otros, perdiendo su dinero de manera más rápida e irresponsable.

Conclusión

La conclusión a la cual llegaron los investigadores es que la toma de riesgos irracionales podría estar relacionada con un “exceso de testosterona”, que surge cuando los agentes económicos (banqueros, inversionistas, reguladores) sienten, por distintos motivos, amenazada su masculinidad y buscan repararla frente a los demás asumiendo riesgos elevados.

Ante esta hipótesis y suponiendo que se pudiera generalizar, entonces: ¿la solución a las crisis financieras no tendría que ver con buscar nuevas regulaciones, devaluar la moneda o financiar grandes fondos de rescate, sino con eliminar la “hípermasculinidad” reinante en los puestos de trabajo de bancos, sociedades de Bolsa y ministerios de economía, entre otros lugares destinados a las altas esferas de las finanzas?

De esta manera, ¿se lograría que una parte importante de las decisiones de inversión sean tomadas por mujeres en función de los intereses propios y de sus clientes, afrontando riesgos más racionales y dejando de lado falsas demostraciones de hombría que provocan comportamientos peligrosos no solo para los que las sufren sino para toda la economía en su conjunto?.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Pre -venta Julio -30%  ¡Anótese antes del 25 de Junio y reserve su vacante a precio especial! Comienza lunes 3 de Julio, últimos lugares con descuento exclusivo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la instripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

3 comentarios

  • Juano

    Hola Nicolás,

    Te sigo desde siempre y aprovecho para preguntarte. ¿Que pensás sobre el tema del cupón del pbi? Me refiero a toda esta polémica sobre el crecimiento que ahora parece que no es tal. Yo como inversor, que he realizado todos los cálculos al respecto, y he asumido lo que consideraba un riesgo discreto, ahora me siento estafado como tantos otros que confiaron en las estadísticas oficiales. ¿Se podrá volver a confiar a partir de ahora? O es más de lo mismo según para donde corra el viento. Si ya escribiste sobre el tema te pido disculpas pero me gustaría conocer tu opinión al respecto. Saludos!

    • nicolaslitvinoff

      Hola Juano:

      Es un tema complicado…recién en Septiembre se tendrá una resolución, pero pareciera que el mercado está pensando que no se va a pagar.
      Mañana jueves publicará una nota en mi blog que habla sobre este tema: Dinero veloz e inversores lentos.
      Hoy en día la velocidad de los sucesos económicos es más rápida que nunca, y hay que estar muy atento. Pensemos una cosa: el gobierno ya había manipulado a su conveniencia el CER, porqué no iba a hacer lo mismo con el PNI en caso de necesitarlo? Por otro lado, el cupón del PBI ofreció ganancias increíbles durante varios años, multiplicando varias veces su valor. Es decir, fué un excelente negocio para todos menos para los que entraron en estos últimos 6 meses.
      Veremos como sigue, gracias por tu comentario.
      Saudos

      • Juano

        Gracias por tu respuesta!. Tengo cupones desde hace años y han sido muy buen negocio como vos decís. Digamos que mi sentimiento tiene que ver más con lo que se perdió en términos de confianza por la incoherente diferencia entre el “crecimos 4,9%” publicado por todos lados y el “crecimos 3%” que se terminó informando como preliminar. Si finalmente se da el no pago como todo parece indicar, me temo que estos instrumentos quedarán en el olvido por largo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *