Lo que no sabe acerca del dinero

dinero en movimiento

En mecánica, el movimiento es un cambio de posición en el espacio de algún tipo de materia de acuerdo con un observador físico.

Para analizarlo, necesitamos determinar una posición en el espacio en relación con un tiempo dado. Lo interesante es que dado el carácter relativo del movimiento, no se puede definir al mismo como un cambio físico, porque un observador inmóvil respecto de un cuerpo no percibirá cambio alguno.

Lo dicho es aplicable al dinero y su dinámica. Todos los días, sin que lo percibamos e incluso mientras dormimos, el dinero está en constante movimiento.

A nivel internacional, trillones de dólares son transferidos diariamente de un continente a otro: importadores que pagan por la mercadería, individuos que envían dinero a familiares que se encuentran viviendo en otro país, inversores que compran inmuebles o cualquier otro tipo de activo en el extranjero, gobiernos que pagan deuda y empresas que giran sus ganancias “off shore” a sus casas matrices son solo algunos casos.

A nivel local, sucede algo parecido: individuos que transfieren dinero desde un plazo fijo bancario a una cuenta en una sociedad de bolsa para comprar acciones o bonos, inversionistas que cobran intereses por sus colocaciones y los reinvierten, empresarios que descuentan cheques en mesas de dinero y con ese dinero compran maquinarias y personas que venden dólares que sacan de sus cajas de seguridad para montar un negocio, por citar solo algunos ejemplos.

Lo importante de todo esto es que no hay dudas que el dinero tiene una necesidad de movimiento: de manera permanente cambia de continente, de moneda, de sector, de manos.

Hay dinero que se gana, dinero que se pierde, dinero que “se crea” y se inyecta en la economía y dinero que se retira del mercado (por los Bancos Centrales).

Pero el dinero nunca permanece quieto, y cuando lo hace, puede perder una de sus cualidades más preciada: el valor.

Lo que no sabe acerca del dinero.

Sabemos que trabajando podremos hacer que una millonésima parte de esa gran torta de dinero electrónico que se mueve sin pausa de un lado a otro termine en nuestros bolsillos o cuentas bancarias. También sabemos que podemos heredarlo o que podemos ganar la lotería.

Pero lo que no sabemos acerca del dinero, es que podemos hacer que venga hacia nosotros analizando su movimiento, de donde viene y hacia donde va, porqué hace lo que hace y, principalmente, cuál es costo que debe afrontar para trasladarse y no quedarse quieto. Podemos hacer que venga hacia nosotros mostrándole un señuelo: más dinero, porque el dinero atrae dinero.

El inversionista inteligente sabe que si percibe dinero y lo guarda en su bolsillo, al rato sentirá como el mismo se mueve ansioso, pidiendo, rogando, implorando movimiento. Gastarlo es una opción, pero no precisamente la más inteligente si lo que queremos es atraer más riqueza.

El juego de la economía capitalista es mucho más simple de lo que parece: se trata de quién le debe a quién.

Sabiendo esto, podemos afirmar que frente a un excedente de dinero puedo:

1) Gastarlo: no le debo nada a nadie ni nadie me debe a mí. El dinero sale de mi bolsillo y toma velocidad en una autopista ajena. Recibo un bien o servicio que consumo, y mi dinero se repartirá entre los que hayan optado por los puntos 2 y 3 que siguen.

2) Montar un negocio: Compro lo que necesito para obtener algo que pienso me va a hacer ganar más dinero. Siento que puede ofrecer algo que los demás necesitan, y que puedo obtener más dinero por ello. El orden es: cambio “cosa” por dinero.

3) Invertirlo: Lo cuál no es otra cosa que prestarlo para que otro monte un negocio. Se lo doy a una empresa/persona para que monte su negocio y me dé dinero por ello. Es lo que hago cuando establezco un plazo fijo en un banco, cuando compro Bonos en la Bolsa o cualquier otro tipo colocación financiera.

Mientras más tiempo y esfuerzo dedique a operar en el punto 3, más cerca estaré de la independencia financiera. Examinar la erogación mensual de dinero en función del destino del mismo, diferenciando entre los puntos vistos es un pilar esencial de las finanzas personales.

En ese sentido, el curso de Finanzas Personales para Principiantes que comienza el próximo lunes 5 de Mayo representa una excelente oportunidad para adquirir estas aptitudes, aprendiendo sobre temas tales como Valor Temporal del Dinero, Razones para no tomar Deuda, Consejos para Salir de Deudas, el Cash Flow de la Felicidad y Como Pasar de Vender Tiempo a Vender Talento, entre otros tópicos importantes.

El lunes pasado hemos lanzado la pre-venta oficial para este curso con un 30% de descuento para pago en efectivo o con tarjeta en una sola cuota.

Desde un precio al público de 800 pesos para clientes argentinos y 160 dólares para interesados de Colombia y otros países, el costo disminuye hasta los 560 (112 dólares para no-argentinos) para aquellos que se anoten antes del 25 de Abril (sujeto a un límite de 10 lugares disponibles para esta promoción).

El momento ideal para comenzar a aprender sobre la velocidad, circulación y sentido del dinero es este preciso instante que conforma el tiempo presente.

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Aproveche la pre-venta para nuestros whorkshops online de Mayo con descuento -30% off, ¡Comienzan el 8 de Mayo y aún está a tiempo!. Últimos lugares. Anótese y comience a cursar ahora mismo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano y reserve ahora su vacante:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *