5 señales de que tenés una relación tóxica con el dinero.

relacion toxica dinero.estudinero

Especial de Nicolás Litvinoff para diario La Nación.

Los especialistas en finanzas personales nos encontramos con el mismo problema que tienen los colegas de otras profesiones: tener que dar consejos generales (en nuestro caso, sobre temas de dinero) sabiendo que cada persona es “un mundo aparte” que se relaciona de manera distinta con sus miedos, deseos y objetivos en la vida.

La manera de manejar la economía doméstica puede volverse caótica por momentos, y aunque a veces esto puede darse por factores exógenos (crisis económicas, recesiones, etcétera), es más común que el descalabro esté asociado a la relación tóxica que cada uno tiene con lo material.

Analizaremos hoy 5 signos característicos que poseen quienes tiene una relación tóxica con el dinero, con el fin de dar el primer paso hacia la solución del problema: reconocer la existencia del mismo y comenzar a operar para solucionarlo.

1)Tu sueldo ya está “gastado” antes de cobrarlo

Pasados apenas 3 días de haber recibido el sueldo (¡puede incluso que antes!) el mismo ha sido derivado hacia distintos destinos con el fin de pagar deudas y cumplir con otras obligaciones.

Como consecuencia de ello, no te queda otra que volver a endeudarte para cumplir con los gastos del mes corriente, llevando al límite las tarjetas y utilizando cada ofrecimiento de crédito que te hacen sin “perder tiempo” en analizar el interés que te cobran.

Solución:

Clasificar los gastos entre necesarios, importantes y no importantes y eliminar como primer paso el 50% de este último ítem. Luego, utilizar el aguinaldo de fin de año para poner las cuentas en orden y cortar el círculo vicioso, poniéndote como primer meta el llegar a fin de mes haciendo uso únicamente del ingreso genuino para poder dar más adelante el paso superador de lograr un excedente que se transforme en ahorro.

2) Sólo hablás de dinero para hacer chistes de lo mal que te va

El dinero es un tema tabú por excelencia, y la falta de cultura financiera en los programas educativos lleva a que la mayoría aprenda sobre ello en sus casas, observando el comportamiento de sus padres al respecto.

“No se habla de dinero en la mesa”, “Si tiene mucho dinero algo habrá hecho” o “el dinero es lo de menos” son solo algunas de las frases que pueden haber marcado de por vida a personas que luego evitarán hablar sobre el tema al tener una visión de la plata como algo pecaminoso.

Sumado a esto y para buscar resonancia, los chistes sobre la falta de dinero en la oficina están a la orden del día y son compartidos por una mayoría entusiasta que no entiende que con ello está de alguna manera limitando su realidad y atrayendo más escasez de capital a sus vidas.

Solución:

Cambiar el “chip” con respecto al dinero y dejar de verlo como algo malo, el “vil metal”. El dinero es un medio para lograr lo que queremos en la vida, un especie de puente que nos llevará donde queremos ir. Si pensamos que ese puente es traicionero y resbaladizo, será lógico entonces que tengamos problemas en cruzarlo y quedemos atrapados en una realidad que no sentimos merecer.

Sumado a esto, los chistes sobre escasez de dinero no son tan inocentes como parecen, ya que al mismo tiempo son declaraciones que hacemos con respecto a una situación que nos angustia pero sacándole importancia y evitando comprometerse con el cambio.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Pausa publicitaria: En el curso de Finanzas Personales para Principiantes y en el de Primeros Pasos en el Mercado (Bolsa) online que dicta Nicolás Litvinoff en Estudinero! podrás aprender y profundizar sobre cada uno de los puntos de esta nota y muchos otros aspectos importantes.
Los cursos online de Estudinero tienen un garantía de calidad de 110%: si no estás conforme con el contenido, te devolvemos lo abonado más 10% por el tiempo empleado.
Más información aquí: cursos online más información.
Consultas dirigidas a Sebastián Vazquez al mail cursos@estudinero.net

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Si querés que tu relación con el dinero deje de ser tóxica, entonces el primer paso es pensar en él como algo beneficioso en tu vida y que fluye todos los meses a tus bolsillos para ayudarte a cumplir tus metas y sueños.

Referirse al dinero de manera positiva es el primer paso para poder luego planificar las finanzas personales y lograr una correcta organización de los ingresos y egresos.

3)Trabajás 10 horas por día

¿Qué tiene que ver el trabajar como un condenado con tener una relación tóxica con el dinero? Simple: si se pudiera elegir, seguramente son pocos los que optarían por trabajar en exceso, cuya consecuencia directa suele ser el descuidar las relaciones y muchas veces la propia salud al no disponer de tiempo para ocuparse. El motivo de este accionar tiene que ver en la mayoría de los casos con un deseo de más dinero o directamente una necesidad del mismo para cumplir con obligaciones como el pago de una hipoteca, préstamos, colegio de los chicos, etcétera.

Solución:

Wilfredo Pareto fue un prestigioso economista y sociólogo que vivió entre 1848 y 1923, y su contribución a la ciencia se conoce hoy como “La distribución de Pareto” (popularmente conocida como la regla 80/20).

La regla 80/20 nació como una forma de explicar las razones por las cuales el 80% de la riqueza del mundo era producida y poseída por el 20% de la población mundial, pero luego se descubrió que podía aplicarse la misma proporción a una lista importante de sucesos, como por ejemplo:

_El 80% de los beneficios de una empresa proviene del 20% de sus productos y clientes.

_El 80% de las ganancias en la bolsa corresponde al 20% de los inversores que invierten en ella.

_Lo más importante: el 80% de nuestros resultados laborales son producto del 20% de la utilización de nuestro tiempo.

Sabiendo esto, cabe preguntarse: ¿conviene invertir el 80% de nuestro tiempo para lograr un 20% adicional de resultados?

El objetivo pasa por detectar cuál es ese 20% de nuestro esfuerzo que es realmente productivo para potenciarlo y con ello duplicar nuestros ingresos reduciendo a menos de la mitad el tiempo empleado.

4)Estás convencido de que si ganaras más, todos tus problemas financieros se resolverían instantáneamente

Un aumento de sueldo, algún ingreso extra o ganarse el loto: ninguno de estos acontecimientos resuelve los problemas financieros de las personas, por más que muchos prefieran engañarse afirmando lo contrario.

La relación tóxica con el dinero se basa en falsas creencias que llevan a malos hábitos, y esos hábitos no sólo no mejoran sino que tienden a empeorar cuando circunstancias fortuitas generan aumentos transitorios de los ingresos.

Pensar que algunos miles de pesos extras solucionarán tus problemas financieros es una de los signos más claros de lo tóxico que es tu relación con lo material.

Solución:

La solución es dar vuelta el enfoque y entender que el caudal de dinero que entra todos los meses en nuestro bolsillo evidenciará una mejora permanente cuando el cambio de hábitos financieros haga que el mismo se sienta cuidado y valorado por nosotros.

De esta manera, organizar nuestra economía doméstica y realizar ahora el esfuerzo necesario para “salir de deudas” sin esperar que un golpe fortuito nos dé esa posibilidad, es la mejor manera de demostrarnos a nosotros mismos que merecemos un incremento en nuestros ingresos y que estamos dispuestos a gestionar responsablemente ese cambio.

5)La responsabilidad de tus frustraciones financieras nunca es tuya

“Yo podría tener más dinero si no fuese porque tengo una familia para mantener”, “yo ganaría mucho más si no fuese porque mi socio me estafó” o “yo tendría más plata si en esta empresa valoraran el esfuerzo” son sólo algunas de las frases que demuestran que la persona que la pronuncia tiene serios problemas para hacerse responsable de lo que le pasa en la vida y busca constantemente chivos expiatorios para negar al relación tóxica que mantiene con el dinero.

El poner en el otro (ya sea la familia, el socio o el jefe) las causas de las frustraciones financieras puede ser un alivio momentáneo, pero no soluciona en nada el problema de fondo que puede mejorar la calidad de vida la persona en cuestión.

Solución:

La palabra responsabilidad viene del latín responsum, que es una forma latina del verbo responder. Por ello, se dice que responsabilidad es “habilidad para responder”.

Esto nos lleva a tener que aceptar indefectiblemente nuestra responsabilidad en lo que señalamos como el motivo de nuestras desdichas financieras, ya sea por no estar respondiendo con habilidad al aumento en el número de integrantes de nuestra familia, al socio que nos engañó o una empresa que no valora su personal.

La brecha de efectividad que se abre entre nuestros deseos en el plano de las finanzas personales y lo que obtenemos cuando accionamos puede ser reducida al hacernos cargo de nuestra responsabilidad en las frustraciones financieras que experimentamos, lo que irremediablemente modifica nuestro lugar de observador de la situación y nos obliga a accionar desde otro lado, transformando positivamente los resultados y transformando la relación que tenemos con el dinero de una manera más positiva y saludable

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Promoción especial Julio -20%  ¡Anótese ahora y reserve su vacante a precio especial! Comienza lunes 3 de Julio, últimos lugares con descuento exclusivo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la instripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *