Mitos financieros.

mitos financieros
Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.Existen en el inconsciente colectivo (o memoria episódica, como lo llaman los especialistas en finanzas del comportamiento) ciertos traumas financieros que quedan arraigados y definen comportamientos e ideas que luego se contagian rápidamente al resto y se instalan como una “verdad absoluta”.

Ante acontecimientos económicos de mucho estrés como fueron el Rodrigazo, la tablita de Martinez de Hoz, la hiperinflación en los 80 o el corralito y la salida de la convertibilidad, es normal que surjan fantasmas que derivan en creencias que no tienen fundamentos más que el miedo de que esa “pesadilla” se repita.

IDEAS Y CREENCIAS

¿De qué ideas y creencias estamos hablando? La primera tiene que ver con una fuerte obsesión por el dólar muy característica entre los argentinos, mientras que la segunda está relacionada con la falsa idea de la inversión en bolsa como una “timba” o algo relacionado puramente con el azar.

Dado que pareciera, según la creencia popular, que el dólar es la inversión más segura (porque, como se suele decir, en el largo plazo siempre se gana) y la bolsa un juego azaroso, cabría esperar que los números respalden esta postura cuando se toma un período de tiempo considerado de largo plazo, como por ejemplo los años transcurridos desde la salida de la convertibilidad hasta el 31 de diciembre de 2014.

Del famoso 1 a 1 (un peso igual un dólar) hasta los 13,60 que vale hoy en el mercado informal, la apreciación ha sido de 1260%.

A priori, parece un número muy alto, pero hay que tener en cuenta que la inflación real de la economía desde ese entonces es muy probable que se encuentre en cifras similares, si tenemos en cuenta las fuertes subas de precios que se registraron más que nada en 2002 (41%) y a partir de 2010 (promedio 25% anual).

Con estos números sobre la mesa, se puede decir que la compra de dólares no fue una inversión redituable, aunque sí puede haber servido para al menos mantener el poder adquisitivo del dinero.

¿Pero que sucedió con la Bolsa, que agrupa a las acciones emitidas por las empresas líderes del país? Los números son sorprendentes: desde los 307,26 puntos que ostentaba hacía fines de diciembre de 2001 hasta los 8579,02 de cierre el último mes de 2014,la Bolsa se ha apreciado 2.692,10% , más del doble que el dólar y la inflación.

Para que se entienda: la persona que con 1000 pesos compró dólares en 2001 ahora tiene 13.600 pesos, mientras que aquel que invirtió la misma cantidad en la Bolsa cuenta en la actualidad con 26.920 pesos.

Como lo demuestra este simple análisis cuantitativo, ambas creencias son derribadas de manera rápida y contundente, dejándonos para analizar las razones por las que la mayoría de los inversores prefiere seguir atesorando dólares en cajas de seguridad en vez de invertir parte de sus ahorros en la Bolsa y ver cómo su capital se aprecia mucho más que la inflación con el correr de los años.

Junto con la falsa noción de la Bolsa como un juego azaroso, existen conceptos también erróneos que tienen que ver con la dificultad de invertir en ese mercado. La supuesta complejidad operativa está relacionada con una época lejana en donde no existía el vínculo actual entre bancos y sociedades de Bolsa, que posibilita que la apertura de cuenta para comprar acciones y bonos pueda hacerse incluso desde la homebanking. Por otro lado, hay una suposición acerca de la dificultad que implica, como algo muy difícil de entender, en donde los fundamentos de inversión tienen que estar basados siempre en elementos matemáticos y econométricos que son “chino básico” para el ciudadano común.

RAZONAMIENTO SIMPLE

Al respecto, me parece útil recordar una anécdota que tuvo lugar cuando un periodista le preguntó a Warren Buffet, el segundo hombre más rico del mundo y el único del top ten que ganó toda su fortuna en la bolsa, los fundamentos que lo llevaron a ganar millones de dólares con su inversión: “Invertí en Gillette luego de razonar que, por más crisis económicas que haya, billones de personas alrededor del mundo seguirán afeitándose todas las mañanas al levantarse”.

Como se ve, se puede ganar dinero razonando de manera simple y actuando en consecuencia.

Esto adaptado a nuestro mercado tendría que ver con la noción de que las acciones bursátiles son un activo más de la economía doméstica que, como los alimentos o los servicios, seguirá aumentando de valor mientras la inflación y la suba del dólar se mantenga, pero, como lo demuestra la historia reciente, más que proporcionalmente que estas dos variables tan seguidas por todos los argentinos.

CONCLUSIÓN

La Bolsa tiene la “desventaja” de ser un mercado transparente y dinámico que una persona puede consultar todos los días para medir los resultados de su inversión. Esto, mal utilizado, lleva a una ansiedad cortoplacista que deriva en la toma de decisiones equivocadas para quienes no pueden manejar su ansiedad y emociones.

Por ejemplo: supongamos que un propietario de un departamento tuviese acceso total a todas las transacciones de propiedades similares a la suya que se hacen en el país. Si este fuese el caso, le llegarían reportes de ventas que se hicieron en valores muy inferiores al precio de mercado que piensa vale su propiedad, por parte de personas que se encuentran endeudadas y salen a vender a cualquier precio, lo que podría causar también la sensación de pérdida de dinero.

Pero eso no sucede en lo que se refiere a los “ladrillos” y por ello la gente lo considera como una inversión “segura” y que no fluctúa demasiado.

De lo expuesto se puede concluir que cuestionar las “máximas” establecidas en términos de economía y finanzas personales es un ejercicio que puede redituar muy buenos dividendos para aquel que esté dispuesto a llevarlo a cabo

Suscríbase a la lista de correo:

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Aproveche la pre-venta para nuestros whorkshops online de Mayo con descuento -30% off, ¡Comienzan el 8 de Mayo y aún está a tiempo!. Últimos lugares. Anótese y comience a cursar ahora mismo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano y reserve ahora su vacante:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *