Cómo aumentarte el sueldo a vos mismo, en tres pasos

como aumentarte sueldo vos mismos en tres pasos

Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.

Entrando en el período del año en donde comienza la negociación de paritarias y luego de un fuerte aumento de precios producido en los últimos meses, el tema de la suba de salario es algo que preocupa a la mayoría de los argentinos.

Frente a esta situación, podemos tomar dos caminos distintos: sentarnos a esperar que el gremio que nos representa o que debería representarnos negocie por nosotros de la mejor manera posible con la patronal, o podemos tomar una actitud más asertiva y gestionar nosotros mismos un aumento de ingresos a través de la generación de ingresos pasivos provenientes de la inversión, equivalente a un aumento de salario pero generado por fuera del circuito tradicional.

En la columna de hoy veremos cómo aumentarte el sueldo vos mismo en tres pasos, de manera tal de comenzar a tomar las riendas de tu destino de manera simple y concreta.

Primer paso: Generación del excedente

El primer paso es la piedra angular de este proceso de tres instancias y consiste en la generación de un excedente de dinero por sobre nuestros ingresos una vez deducidos los gastos.

El poder llevar a cabo esto ocasiona un doble beneficio: por un lado, nos obliga a adquirir los sanos hábitos del ahorro, mientras que por el otro le otorga un nuevo sentido a nuestras finanzas personales y la propia concepción del dinero.

Para poder llevar esto a la práctica es necesario afianzar nuestros esfuerzos en tres pilares importantes:

1) Eliminación de los gastos en cuotas: La compra de un producto en cómodas cuotas financiadas por tarjetas de crédito presenta una tentación muy difícil de eludir para gran parte los argentinos. Y es que el mecanismo que disocia en tiempo el goce de un bien o servicio y la erogación monetaria producto de su compra hace que muchos vean aquí la oportunidad de acceder a un estilo de vida que de otra manera quizá no podrían.

La generación de un excedente monetario mensual es incompatible con el micro-endeudamiento constante que produce la compra en cuotas. Es decir, son dos caminos opuestos que no pueden ser transitados al mismo tiempo.

Comprando en cuotas y recorriendo el camino del micro-endeudamiento y el consumo, las chances de que nuestro sueldo aumente se reducen exponencialmente.

2) Eliminación de los gastos hormiga: Se define como gastos hormiga a aquellas compras pequeñas que se realizan en el día a día: bebidas y comidas “al paso”, golosinas y otros “gustitos” callejeros, taxis de apuro, cigarrillos y otras erogaciones de dinero que suelen pasar inadvertidas.

En muchos casos se trata de “gustitos” superfluos, compras compulsivas y caprichos consumistas que van sumando silenciosamente y terminan dañando fuertemente el bolsillo a fin de mes.

3) Cambiar el orden de prioridades: Tradicionalmente se cobra el sueldo, se gasta y luego se ahorra lo que sobre. Pero los nuevos enfoques de la finanzas personales proponen cambiar este orden de prioridades, jerarquizando el ahorro por sobre todas las demás cosas. De esta manera, lo primero que debe hacerse una vez que se cobre el sueldo es separar lo que se va a ahorrar y colocarlo en algún tipo de inversión como las que veremos más adelante en donde no podamos tener acceso fácil.

Resumiendo: cobramos el sueldo, separamos una parte para el ahorro primero y después recién afrontamos los gastos.

Supongamos que una persona tiene un sueldo de 16.000 pesos mensuales y que luego de haber eliminado los consumos en cuotas y gran parte de los gastos hormiga separa 3000 pesos por mes para ahorrar, lo cual representa un poco menos del 20% de su salario.

Con estos números en la cabeza, veremos ahora los dos pasos siguientes que nos llevarán a aumentarnos el sueldo por nosotros mismos.

Segundo paso: Investigación

Una vez realizado el primer paso para la generación del excedente que incluía el esfuerzo derivado de la eliminación de los consumos en cuotas y los gastos hormiga, sería lógico sentirse un poco cansado y pensar que ahora viene la parte más fácil. Incluso uno podría sentirse tentado a delegar, como lo hace erróneamente la gran mayoría de la gente, el paso de la investigación en otra persona.

Sin embargo, es necesario realizar un esfuerzo más, que tiene que ver con la investigación referente a las mejores opciones posibles para colocar el dinero ahorrado (los 3000 pesos mensuales del ejemplo anterior).

Pero hay que pensarlo de esta manera: es un trabajo que nos llevará algunos días, pero que nos otorgará un beneficio que disfrutaremos por varios años.

De mi parte, puedo colaborar en este proceso dando un primer empujoncito al compartir mi opinión sobre por donde debería encaminarse la búsqueda.

Gracias a la batalla que el gobierno viene librando contra la suba del dólar, las tasas de interés en pesos actuales presentan una oportunidad única para poner en marcha los conceptos vertidos en esta nota. Es así como actualmente puede invertirse en plazos fijos de bancos y cooperativas, fondos comunes de inversión y bonos del gobierno o del sector privado con tasas que van entre el 27 y el 40% en pesos.

Interiorizarse sobre estas otras opciones existentes y buscar la que mejor se adecua a nuestro grado de aversión al riesgo y expectativas es una tarea personal.

Volviendo al ejemplo que nos sirve de modo ilustrativo, esos 3000 pesos mensuales que se ahorran, luego de un año serán algo más que 36.000 pesos, listos para comenzar a invertirlos inmediatamente a las tasas de interés descriptas anteriormente.

Tercer paso: Inversión, monitoreo y reinversión

Invirtiendo esos 36.000 pesos a una tasa promedio del 33% anual, obtendremos casi 12.000 pesos por año, equivalentes a 1000 pesos mensuales. Es decir, que habiendo ahorrado 3000 pesos por mes, estamos aumentándonos el sueldo en 1000 pesos mensuales. Esta cuenta puede escalarse: ahorrando 6000 pesos mensuales nos estaremos aumentando el sueldo en aproximadamente 2000 pesos mensuales. Y así sucesivamente.

Este tercer y último paso, referido a la inversión, monitoreo y reinversión de los fondos, es de por sí mucho menos trabajoso y sacrificado que los anteriores.

Lo que debemos hacer es realizar los trámites pertinentes, como las aperturas de cuenta, transferencias bancarias de dinero, chequeo y monitoreo de los resúmenes de cuenta e intereses acreditados y la actualización de las tasas y oportunidades existentes.

La recomendación principal aquí pasaría por crear una estructura diversificada que nos permita no depender exclusivamente de una sola inversión. Esto es, buscar invertir dentro las distintas opciones como las presentadas, diversificando y promediando las tasas que se originan en cada una de ellas.

Para el final dejamos otro aspecto beneficioso interesante de todo esto: la magia del interés compuesto hace que el hecho de adquirir estos hábitos y repetirlos en los años posteriores nos permita que el aumento de sueldo realizado por nosotros mismos no sea lineal sino exponencial.

Esto se da porque en el segundo año y sin tener en cuenta los aumentos de sueldo por vías tradicionales, en el caso del ejemplo de esta nota el ingreso será de 17.000 pesos (sumado los 1000 pesos que nos auto-aumentamos), y la generación de un excedente mensual del 20% sobre el mismo ahora equivale a 3500 pesos, lo cual originará una ahorro anual de 42.000 pesos, que al invertirse derivarán en 1.155 pesos que se sumarán a los 1.000 pesos anteriores, con lo cual el aumento de sueldo total será de 2155 pesos.

Conclusión

Dejemos que los gremios negocien nuestro aumento de sueldo, dejemos que el ejecutivo de cuenta del banco decida donde invertir nuestro dinero…pero después no nos quejemos de los resultados que seguramente no colmarán ni las expectativas más conformistas.

La inercia es aquella fuerza que nos lleva a mantenernos de brazos cruzados, soportando las injusticias y las cosas que no nos gustan pero sin poder hacer nada para cambiarlo.

La actitud asertiva propuesta en esta nota elige el camino contrario, frente a todas las críticas, esfuerzo y obstáculos con los cuales seguramente deberán toparse los que elijan seguirla.

Aumentarnos el sueldo nosotros mismos vía los tres pasos aquí propuestos es algo posible para aquellos que deseen eludir los caminos cómodos y confortables que terminan llevándonos a aquellos lugares adonde no nos interesa ir.

Suscríbase a la lista de correo:



QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa con los tips que Nicolás Litvinoff brinda en los cursos online de Estudinero!. 

Promoción pre venta -30%  ¡Anótese ahora y reserve su lugar! Comienza el Lunes 7 de Agosto. Últimos lugares con descuento exclusivo. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

Esta promoción es por tiempo limitado, ¡no se quede afuera! ¡Últimos días!

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

 

6 comentarios

  • Juancho

    Ya que el artículo está dirigido a gente sin conocimientos avanzados en finanzas, la nota debería aclarar que no se ganan 12.000 pesos, si no que ese monto nominal hay que ajustarlo por inflación para conocer cuanto aumentó (o no) realmente nuestro poder adquisitivo.

  • Rodolfo

    Hola Nicolas. Muy buena la nota. Un comentario respecto de ese ingreso sobre un capital en pesos, si uno usara esos intereses para consumo, podría funcionar un tiempo pero ese capital iría perdiendo valor con el tiempo; ideal sería buscar un ingreso en moneda dura o algún ingreso que se vaya ajustando, como un alquiler de una cochera o algo del estilo. Qué opinas?

    • nicolaslitvinoff

      Buenos días, Rodolfo. Claramente, lo que conviene es diversificar entre moneda dura y pesos, siendo la inversión en divisa el resguardo para el retiro y la inversión en pesos el “capital de trabajo”.
      Saludos y gracias por tu comentario.

  • Noelia

    Muy interesante el artículo, lo pondré en práctica.

  • Alejandro Prada

    Buen día Nicolas. El círculo virtuoso cierra si se mantienen por tiempo ilimitado las tasas al 33%. ¿Es posible o sostenible en el tiempo? Gracias.

  • Cristian

    Espectacular, el mundo de las finanzas personales resumido en acción, muy bueno,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *