Tips de finanzas personales para ansiosos y ansiosas.

tips-finanzas-ansiosos

Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.

Las emociones juegan un rol fundamental en el campo de las finanzas personales. Comprender la relación entre lo que sentimos y lo que pensamos a la hora de administrar diariamente nuestro dinero puede ser la clave para un futuro exitoso.

La ansiedad es quizás una de las emociones más peligrosas para la generación de ingresos, el ahorro, la inversión y el gasto. En latín, anxietas significa angustia o aflicción. Hace alusión a un estado de alerta de la persona, que busca anticiparse a una situación futura que es esperada con temor e impaciencia.

Cuando esta emoción domina la escena e incide sobre nuestras decisiones financieras, podemos estar seguros de algo: nuestro dinero está en peligro.

Pero a no desesperar: hay tips que nos ayudan a enfrentar la ansiedad. Ya mismo los repasamos.

1) Tip de ahorro: no importa el monto sino el hábito

“¿Cuánto voy a ahorrar? ¿Unos 1.500 pesos por mes? Eso no es nada, prefiero gastarlo y darme los gustos ahora”.

Los ansiosos sienten que si no ahorran un monto importante de dinero no tiene sentido hacerlo, dado que enfocan su deseo en ver los beneficios del ahorro de inmediato.

Pero basta con saber que 100 dólares mensuales invertidos al 7% anual se transforman en 30.154 dólares en 15 años, siempre y cuando se reinviertan religiosamente los intereses que se vayan generando.

El “ahorro paciente” es la base del éxito financiero y quienes no ahorran porque quieren ver los resultados de su esfuerzo ya mismo están perdiendo una gran oportunidad de cosechar un buen capital para resguardarse durante los “días lluviosos”.

2) Tip de gasto: el gasto inteligente es el que se posterga hasta el momento oportuno, no la oferta del momento

“Pasaba por el shopping y vi estas zapatillas geniales con una oferta increíble. Me enamoré y no dudé: las compré con descuento. ¡Qué buen ahorro!”

Aquel que pasa por delante de una vidriera y ve por primera vez un par de zapatillas que le gustan con 30% de descuento no está realizando un gasto inteligente sino impulsivo. Se deja ganar por la ansiedad y no queda lugar para la reflexión. El tiempo desaparece de su vida y entre la aparición del deseo y su concreción apenas pasan segundos o minutos.

Que el producto esté 30% más barato que el día anterior no significa que al comprarlo estemos ahorrando dinero porque la intención firme de adquirirlo no existía antes de verlo. La ansiedad genera el miedo de perderlo, pues es posible que otro compre las zapatillas y ya no las consigamos a ese precio. La ansiedad también nos nubla la vista y no nos permite comprender que probablemente no tengamos necesidad de comprar ese par en ese momento.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Pausa publicitaria: En el curso de Finanzas Personales para Principiantes y en el de Primeros Pasos en el Mercado (Bolsa) online que dicta Nicolás Litvinoff en Estudinero! podrás aprender y profundizar sobre cada uno de los puntos de esta nota y muchos otros aspectos importantes.
Los cursos online de Estudinero tienen un garantía de calidad de 110%: si no estás conforme con el contenido, te devolvemos lo abonado más 10% por el tiempo empleado.
Más información aquí: cursos online más información.
Consultas dirigidas a Sebastián Vazquez al mail cursos@estudinero.net

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

El gasto inteligente aparece cuando tenemos “marcado” un producto y esperamos hasta el momento oportuno donde su precio baja sensiblemente, ya sea por promociones del comercio o de las tarjetas. Y la paciencia nos lleva a entender que si nunca baja de precio y finalmente no lo compramos, lo más probable es que terminemos encontrando otro que nos satisfaga de igual manera o, incluso, más.

Como se ve, la ansiedad en el gasto nos lleva a tomar malas decisiones que luego hacen que no podamos aprovechar las verdaderas oportunidades.

3) Tip de ingresos: buscá la certidumbre positiva y no la certidumbre social

“Más vale pájaro en mano que cien volando: saber que me depositarán el sueldo todos los meses me permite planificar mejor mis finanzas”.

Uno de los principales factores que alimentan la ansiedad es la incertidumbre: no saber cuándo ni cuánto voy cobrar puede generar angustia, impaciencia y estrés.

Por ejemplo, si decido trabajar una vez que termine el secundario seguramente ostentaré más ingresos en ese momento que otras personas de mi edad que eligen estudiar una carrera universitaria, pero dentro de 10 años es muy probable que la relación se invierta y mi ingreso sea claramente inferior al de esas personas.

De la misma forma, si comienzo a trabajar en una empresa ni bien finalizada la universidad, obtendré ingresos más altos que quienes se gradúen conmigo y decidan emprender un proyecto por su cuenta, pero dentro de unos pocos años es posible que algunos de estos ex compañeros estén ganando varias veces mi sueldo.

El camino más sencillo pero también más pernicioso para calmar la ansiedad por generar ingresos consiste en someterse a lo que llamo certidumbre social: trabajar en una empresa que nos pague el sueldo del 1 al 5 de cada mes, que nos ofrezca aguinaldo, bono de fin de año, obra social y algunos días de vacaciones.

Difícilmente estemos felices con lo que hacemos, pero a medida que pase el tiempo irá creciendo el temor a ser despedidos debido a que nos creeremos incapaces de hacer otra cosa. En consecuencia, decidiremos agachar la cabeza y continuar para no salirnos del camino de la certidumbre social.

Sin embargo, hay quienes tarde o temprano se animan a buscar un ingreso autogenerado: trabajar para nosotros mismos puede resultar más arduo en un principio, pero cuando nos informamos acerca de las distintas maneras de generar ingresos pasivos y nos lanzamos a la aventura de trabajar de lo que nos gusta, la probabilidad de lograr una certidumbre realmente positiva se vuelve más alta. Además de alcanzar cierto grado de felicidad con lo que hacemos, reducimos a la mínima expresión el riesgo de quedarnos sin ingresos: ser despedidos ya no es una posibilidad en nuestra vida laboral.

4) Tip de inversiones: la búsqueda del dinero fácil te lleva a una vida difícil

“Una vez invertí en la Bolsa y a los dos meses mis acciones habían bajado un 20%. Vendí todo. Esto no es para mí.”

Este bien podría ser el testimonio de una persona ansiosa que no comprende que el éxito en las inversiones se da en el largo plazo y no en poco tiempo.

El Merval (índice que nuclea las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires) ha tenido un rendimiento promedio del 60% anual en pesos desde la salida de la convertibilidad. En 2016, pese a la contracción de la economía, acumula una suba superior al 40%, lo que no significa que el año próximo repita la experiencia positiva.

El ansioso buscará determinar el éxito o fracaso de su inversión cuanto antes: cree que una inversión de corto plazo lo salvará y que el dinero se hace fácil o no se hace. El inversor paciente, en cambio, destinará su dinero a las acciones de empresas con sólidos argumentos para subir de precio y aguardará lo que tenga que aguardar, sabiendo que el tiempo es su aliado y que, a la larga, si la elección es buena, la inversión le brindará una gran recompensa.

La paciencia es condición sine qua non para multiplicar ahorros y evitar decisiones apresuradas que pueden resultar muy perniciosas para nuestras finanzas.

Conclusión

Si pertenecés al grupo de los ansiosos que leen el final de la nota antes que el nudo, te recomiendo respirar hondo, pensar en tu bienestar y leerla completa.

Los cuatro tips desarrollados más arriba apuntan a fortalecer la idea de que el control de las finanzas personales no consiste en lograr un ingreso y un gasto predecibles sino en dominar la ansiedad que lleva a la toma de decisiones apresuradas y probablemente erróneas en el corto o largo plazo.

La paciencia es el mejor antídoto contra la ansiedad y producirá un salto cualitativo y cuantitativo en tu relación con el dinero. Te sentirás más cómodo jugando con la razón de tu lado y verás cómo tu capital aumenta con el paso del tiempo.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre-venta exclusiva Septiembre, comienzo lunes 4. Descuento vigente -30% off. Anótese ya mismo y comience a ahorrar dinero. ¡Últimos días!. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *