Acciones vs. Criptomonedas: ¿Cuáles son las diferencias más importantes?

Especial de Nicolás Litvinoff para el Diario La Nación

Uno de los errores más comunes que veo en quienes realizan sus primeras inversiones en criptomonedas es que tratan de replicar en el nuevo mundo las estrategias que les resultaron útiles en el mercado bursátil tradicional.

Y es que, por más que a simple vista no se note, los activos digitales distan de parecerse a lo previamente conocido en el plano financiero, por lo que nos vemos obligados a adoptar otras miradas si queremos comprender de qué se trata el universo cripto.

Tal como indica el título de la columna, hoy analizaremos las diferencias más importantes entre criptomonedas y acciones, a fin de contar con más herramientas para planificar una buena excursión por la industria que revoluciona las finanzas.

¡Comencemos!

1) La volatilidad es mucho más extrema en criptomonedas que en acciones: 

Si bien las acciones -denominadas justamente renta variable- son por naturaleza volátiles y ningún inversor con una base mínima de conocimientos las compra ignorando esta característica, lo cierto es que su volatilidad parece nada al lado de la que presentan las criptomonedas, que pueden subir 200% o más en cuestión de días o semanas y caer 60 o 70% en el mismo lapso y en varias ocasiones a lo largo de un año.

Esta diferencia, que parece cuantitativa, es en realidad cualitativa: cuando las acciones de una empresa caen rápidamente más del 90%, se asume que la compañía está quebrada, como sucedió con las acciones del gigante chino de real estate Evergrande el año pasado. A partir de ese momento, los accionistas saben que muy probablemente los papeles que tienen en sus manos no recuperen jamás el precio de días o semanas atrás.

En el universo cripto, por el contrario, caídas de esa magnitud pueden ser seguidas de violentas recuperaciones de precio. Así lo demuestra la breve historia del Bitcoin y las altcoins. Por este motivo, es fundamental no pensar en ellas como si se estuviese invirtiendo en acciones. De lo contrario, es posible que el terror se apodere de nuestra mente y salgamos a rematar lo poco que nos ha quedado después de una caída abrupta, cuando bien podríamos esperar a que el mercado pegue la vuelta, siempre que hayamos invertido con fundamentos. Si el árbol no se está cayendo y se trata solo de un bamboleo para lanzar los frutos que ya están maduros, ¿para qué soltarnos?

Paradójicamente, en este mundo de lo inmediato, el mercado cripto suele premiar a quienes investigan e invierten con paciencia, muestran templanza y saben reconocer su momento.

2) Las criptomonedas pueden autocustodiarse y generar retornos extra

El inversor bursátil tradicional se debe manejar inevitablemente con un banco o una sociedad o corredor de Bolsa. Solo desde la cuenta que allí posee puede realizar sus operaciones. Con las criptomonedas, en cambio, existe la posibilidad de la autocustodia. Por lo tanto, si los exchanges -algo así como las sociedades de Bolsa del ecosistema cripto- quieren realizar la custodia de las tenencias de los inversores, resulta razonable pedir a cambio un pago en forma de intereses.

Lo cierto es que los inversores suelen dejar sus criptomonedas en los exchanges sin pedir nada a cambio, con lo que renuncian -muchas veces sin saberlo- a la ganancia extra que podrían obtener si invirtieran sus tenencias.

La manera que encuentra el inversor de reclamar ese interés es colocar los criptoactivos que se encuentran en el exchange en operaciones de staking o de depósito a tasa. En caso de que esa posibilidad no sea viable o no resulte lo suficientemente rentable en el exchange de turno, el criptoinversor puede retirar de ahí sus posiciones y colocarlas desde una wallet propia en protocolos DeFi.

 3) El análisis técnico (AT) es mucho más efectivo en acciones que en criptomonedas

El AT como el efectuado en esta nota es una de las herramientas más utilizadas por los inversores bursátiles para buscar ganancias de corto y mediano plazo. El problema es que, a la hora de extrapolar conocimientos al criptomercado, este mecanismo de toma de decisiones pierde eficacia. Vamos con un ejemplo: desde el AT se dice que si las acciones de una empresa caen más de 10% desde su máximo anual pueden estar iniciando una tendencia bajista, mientras que si rebotan más del 20% desde sus mínimos puede que hayan ingresado en el proceso de recuperación y es posible afirmar que “lo peor ya pasó”.
Lo cierto es que, con las criptomonedas, estas dos condiciones pueden darse en un mismo día a raíz de la volatilidad extrema que suelen experimentar
, generando confusión y pérdidas cuantiosas en los traders que buscan rentabilidades de corto plazo.

Conclusión

Como se puede observar, las diferencias entre ambos activos son muy importantes y pueden incidir en el éxito o fracaso de una inversión.

Siempre digo que, para lograr rentabilidades con los nuevos activos digitales, primero debemos despojarnos de las premisas con las que nos manejamos en el mercado bursátil tradicional para hacer lugar a nuevas enseñanzas y así generar nuevos conocimientos.

Quienes no deseen seguir este procedimiento, pueden aplicar lo que ya utilizaron en otros mercados para tener su propia experiencia, aunque la mía me indica que no funcionará.

Quienes estén dispuestos a resetear sus mentes inversoras y se decidan a construir un nuevo edificio de conocimientos aprovechando las experiencias pasadas, pero abandonando leyes y principios que no funcionarán, tendrán un camino muy enriquecedor en el criptomercado. Más allá de los triunfos y las derrotas momentáneas, sabrán disfrutarlo y, probablemente, se vuelva un mundo también muy lucrativo.


¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero! ¡Reserve su vacante!
Descuento activo: -20% off*

¡Anótese ahora y comience de inmediato!
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:


Finanzas PersonalesbolsaWarren BuffettBitcoin y Criptoactivos


Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.org

“Le enseñamos a generar sus propios VAIs (Vehículos Automatizados de Ingresos).”