El secreto de los vendedores de expectativas.

Businessman Giving out Card

Todos somos vendedores, seamos conscientes de ello o no.

El que busca trabajo es un vendedor: está vendiendo su perfil como el ideal para un puesto determinado dentro de una estructura armada.

El que tiene trabajo es un vendedor: está vendiendo horas de su vida y habilidades a cambio de dinero.

El empresario o dueño de una empresa es un vendedor: vende sus productos o servicios a clientes que pagan por ellos.

Digo esto porque mucha gente tiene el concepto erróneo de lo que significa ser un vendedor: piensan que es una persona de traje y corbata que va puerta en puerta ofreciendo sus productos o que espera en una agencia de autos sentado en su silla giratoria esperando que entre un nuevo interesado.
Piensan que como trabajan en el departamento contable, en el área de producción, logística o son maestros, taxistas, psicólogos o cualquier otra actividad, no son vendedores. Pero se equivocan.
Claro que el hecho de que todos seamos vendedores no quiere decir que todos debamos cobrar lo mismo: dependiendo de la habilidad con la que cada uno se desempeñe para vender su tiempo, capacidad o servicios, la retribución económica será muy distinta.

Dos tipos de vendedores.

El universo de vendedores se puede separar a grandes rasgos en dos grupos; todos pertenecemos a uno u otro. El tema es que son pocos los que saben de esta importante distinción.
Se puede ser 1) vendedor de tiempo o 2) vendedor de expectativas.

1) El vendedor de tiempo es aquel trabajador en relación de dependencia que trabaja x cantidad de horas por semana, y a cambio recibe un salario mensual como pago por ello. Es decir, la gran mayoría de la población global.
Dentro de los vendedores del tiempo, a su vez tenemos dos grupos distintos. Por un lado están los vendedores de tiempo “mecanizados” y por otro los “entusiastas pero dormidos”.
Los vendedores de tiempo mecanizados son aquellos que optaron por el camino más fácil: dejar que el jefe trabaje “duro” mientras ellos trabajan “mucho”. Un vendedor de tiempo mecanizado repite las mismas frases 50 veces al día sin detenerse nunca a pensar en su significado, solo porque así lo especifica el manual de procedimientos. Trabaja de sol a sol ansiando los fines de semana y las vacaciones, que luego se le pasan en un abrir y un cerrar de ojos. Se abraza a su falsa seguridad con uñas y dientes y no deja que nadie “le serruche el piso”. Alquila un ingreso (en forma de sueldo) para comprar una casa. Las universidades en la actualidad “fabrican” cientos de miles de vendedores de tiempo mecanizados cada año, simplemente porque es más fácil que ayudarlos a pensar.

El vendedor de tiempo entusiasta pero dormido es aquel que tiene características similares al vendedor mecanizado, pero que sabe en su fuero más íntimo que su situación es solo temporaria y que muy pronto podrá hacer lo que realmente le entusiasma, y conseguir que la gente le pague por ello. Este tipo de vendedor puede “mecanizarse” por horarios, pero no deja pasar un día de su vida sin pensar, aunque sea unos minutos, en cómo se las ingeniará para dejar de vender su tiempo y desarrollar una vida profesional haciendo aquello que realmente ama y lo entusiasma.

2) El vendedor de expectativas es en cambio aquel que no vende su tiempo sino expectativas de un cambio beneficioso que puede llegar a producir en otras personas.
Por ejemplo, en Estudinero! somos vendedores de expectativas. Vendemos la expectativa de una transformación altamente beneficiosa en las finanzas personales de aquellos que elijan nuestros cursos online sobre el manejo del dinero personal o la inversión en Bolsa. Pero además, esas expectativas tienen una base sólida, ya que al mismo tiempo están garantizadas por la empresa en un 110% gracias a la Garantía Oficial de Estudinero!, que nos habilita a devolverle el 100% del costo del curso más un 10% adicional por el empleo de su tiempo a aquél cliente que sienta que sus expectativas no han sido cumplidas.

En el curso de Finanzas Personales para Principiantes que comenzó ayer, nos concentramos en los vendedores de tiempo entusiastas pero dormidos y en aquellos que están comenzando a vender expectativas, aunque aún no saben bien como llevarlo a la práctica.
No solamente les damos una base de Finanzas Personales para que puedan transformar su relación con el dinero sino que además los llenamos de ideas disparadoras y les enseñamos que la realidad es negociable. Los convencemos, con fuertes argumentos, de que este es el mejor momento de la historia para “monetizar” aquella ocupación que siempre quisieron hacer y nunca se animaron: Internet lo hace posible cada día.

Todos somos vendedores. Tú: ¿Qué clase de vendedor quieres ser?

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Pre venta cursos Octubre -30% off (hasta el 25 de Septiembre) ¡aún está a tiempo!. Descuento activo -30% off. Anótese ahora! Últimos días. Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe que curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *