Así se ahorra en épocas de inflación.

asi se ahorra con inflacion.apertura.estudinero.blog

Con un aumento generalizado de precios que no se detiene, separar ingresos y hacerlos durar puede parecer una misión imposible. Diez consejos para hacerlo realidad.

 Fuente: Revista Apertura.

1. Separar todos los meses una parte.

Y, cuando no puede hacerlo, compensar luego el otro mes. Es preferible tener el auto importado después de los 50 y no a los 40, remarcan los analistas.

2. Hay que corregir un sesgo de pensamiento de que no hay tiempo de ocuparse de las finanzas personales. 

“Pero para ello, no es la mejor opción ir a lo seguro, como los ladrillos o un plazo fijo”, dispara Nicolás Litvinoff, director de estudinero.net y experto en finanzas personales.
Para el economista, un profesional no sólo debe pensar en su trabajo en relación de dependencia como fuente de ingresos, sino también en sus propias finanzas. Si invierto mal el dinero que gano, pierde sentido el propio trabajo”, razona.

3. Limitar el uso de la tarjeta de crédito. 

“Los ejecutivos de buen ingreso tienen facilidades crediticias y límites altos de tarjetas. Es peligroso: se tiende a comprar en cuotas para ganarle a la inflación”, sostiene. “Si el límite crediticio llega al extremo, luego gran parte del salario se va en pagar los saldos. La situación se potencia cuando tienen varias tarjetas y juegan con los vencimientos”, complementa Litvinoff.

4. No endeudarse, o sólo hacerlo a tasa subsidiada (un préstamo para vivienda) o para invertir en un negocio con mucha capacidad de generar rentabilidad. 

Cortar aquellos gastos superfluos que impiden generar un excedente. Y no caer en el círculo vicioso de gastar más de lo que se gana. “Ahí es cuando muchos terminan trabajando para pagar sus deudas. Venden su tiempo para cumplir”, sentencia Litvinoff.

5. Antes que financiarse con la tarjeta de crédito es preferible hacerlo con un préstamo personal. 

“Las tasas son menores”, refuerza Fernando Bearzi, titular de la consultora en finanzas Bearzi & Asociados, quien insiste en que no hay que dejar saldos sin pagar. Según los nuevos límites que fijó en junio último el Banco Central, los bancos no pueden cobrar más de un 46 por ciento anual por créditos personales y más de un 58 por ciento anual por el financiamiento de saldos de tarjeta de crédito. Hay que prestarle atención a esos valores y analizar la conveniencia de cada movimiento.

6. Existe una falsa idea de que se ahorra pagando una hipoteca. 

La casa no tiene que ser considerada como un activo, sino como un pasivo, a menos que se la alquile. Y, aun así, es una inversión peor que la de un plazo fijo. La rentabilidad de un alquiler, con muchos supuestos a favor, es del 5 por ciento en dólares. Como contrapartida a plazos fijos y ladrillos, sostiene Miguel Ángel Boggiano, CEO de Carta Financiera y profesor de Finanzas de la Universidad de San Andrés (UdeSA), se debería pensar en acciones, siempre con la mirada puesta en el mediano y largo plazo. Seguir un índice, local o del exterior, para no equivocarse y quedar expuesto al resultado de un solo papel.
No endeudarse, o sólo hacerlo a tasa subsidiada (un préstamo para vivienda) o para invertir en un negocio con mucha capacidad de generar rentabilidad.

7. Buscar ingresos adicionales al salarial. 

“Lo ideal sería ahorrar para invertir y generar ingresos pasivos, que se suman al trabajo. La gente piensa en su fuente de ingresos como una forma unidireccional, sólo por la relación de dependencia”, apunta. Ejemplifica: de un monto ahorrado de $ 200.000 (unos US$ 22.000 actuales), se puede obtener una renta adicional de $ 4000 mensuales, con un rendimiento del 40 por ciento anual, si el ejecutivo está dispuesto a buscar para ese dinero inversiones no tradicionales, como las finanzas colaborativas (sitios que intermedian entre ahorristas y tomadores de crédito, eludiendo a los bancos).

8. Fondo de emergencia.

Una correcta estrategia de ahorro debería incluir también un fondo de emergencia, que cubra necesidades esenciales (unos seis meses de gastos fijos, según describen los especialistas). Debe ser de fácil acceso y puede estar colocado en dólares para preservar su valor.

9. Definir el perfil de riesgo.

“Además de definir adecuadamente el perfil de riesgo y retorno, se deben evitar las decisiones extremas en momentos de alta incertidumbre o los posicionamientos en activos de baja contribución al objetivo preestablecido”, aconseja Néstor De Cesare, presidente de Allaria Ledesma Fondos, sobre la necesidad de recurrir a un especialista.

10. El inversor debe entender que se va a equivocar. 

La clave del éxito es hacerlo lo menos posible. Las finanzas personales son como el tenis: gana el que menos se equivoca. Hay errores que son necesarios para aprender, y por eso hay que empezar a practicar cuanto antes.

Suscríbase a la lista de correo:


 

QUE-CURSO-TOMAR-300

¿Quiere que el dinero se transforme en una fuente de satisfacción en vez de una fuente de preocupación en su vida?

Aprenda a salir de deudas, generar ingresos pasivos en su economía doméstica e invertir con éxito en la Bolsa de la mano de Nicolás Litvinoff en los cursos online de Estudinero!. 

Descuento cursos Noviembre -30 off (válido hasta el 30 de Octubre o hasta que se agoten las vacantes asignadas, lo que ocurra primero). Comienzo lunes 6 de Noviembre
Ingrese al siguiente link con su tarjeta de crédito a mano para completar la inscripción:

RESERVAR-VACANTE-FPPP-20RESERVAR-VACANTE-PPM-20

¿No sabe cuál curso es el indicado para usted? Se lo decimos nosotros en este test gratuito: click aquí.

Por dudas y consultas, escribir a cursos@estudinero.net

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *